martes, 10 de enero de 2017

Reto de lectura para 2017

Después de un mal año de lecturas, me tengo que redimir. En 2015 había hecho un reto de lo más fructífero, y este llevaba yo una temporada barruntando hacer algo similar, cuando me topé con el Reto de Librópatas. No es muy ambicioso en cuanto a cantidad (24 es un número muy asumible) y tiene unas cuantos requsitos que puede ser muy interesante cumplir. Así que voy a por él: 

Estos son los 24 puntos que hay que cumplir:
  1. Un libro que haya sido premiado en 2016.
  2. Una biografía o autobiografía.
  3. Un libro de una escritora de los años 20.
  4. Un libro de un autor contemporáneo que escriba en castellano, pero que sea de un país diferente al tuyo.
  5. Un libro que haya estado prohibido.
  6. Una novela de aventuras.
  7. Un libro ambientado en el último país al que viajaste.
  8. Un cómic de un autor asiático.
  9. Un libro cuyo autor te caiga mal.
  10. Una novela basada en hechos reales.
  11. Un libro de la literatura nórdica (pero que no sea una novela negra).
  12. Un libro escrito en una lengua con otro alfabeto.
  13. Un libro de un autor que murió el año que tú naciste (y si puede ser año y mes, aún mejor).
  14. Un clásico del siglo XIX.
  15. Un libro protagonizado por alguien de la tercera edad.
  16. Una novela de formación (o bildungsroman).
  17. Un one hit wonder (es decir libros de gran éxito, pero cuyo autor no escribió nada más, o el resto de obras apenas se conocen).
  18. Un libro publicado por una editorial de tu región.
  19. Un libro que haya sido llevado a serie.
  20. Un libro ambientado en la edad media.
  21. Una novela feel good.
  22. Un libro escrito por un autor con pseudónimo de otro sexo.
  23. Un libro  de un autor africano publicado en los últimos 10 años.
  24. Un libro protagonizado por un escritor.

En estas estaba yo cuando, por casualidad, me topé en Facebook con este reto de Elena y Leticia: 

"El año pasado hicimos el reto "12 meses, 12 libros". Este año lo volvemos a hacer, pero es nuestro propio reto (más sencillito). Invitamos a todos a participar porque, ¿qué son 12 libros en un año?"

Un libro...
Enero: Recomendado por un amigo
Febrero: de fantasía
Marzo: escrito por un autor/a español/a
Abril: que sea un bestseller
Mayo: con un nombre (o apellido) en el título
Junio: de 300 páginas o menos
Julio: ambientado en el futuro
Agosto: ambientado en España
Septiembre: que ya hayas leído
Octubre: histórico
Noviembre: de amor
Diciembre: de tu infancia

Y... me pareció tan interesante que pensé... Bueno, 12 no son nada. Incluso lo puedo combinar con el otro, ¿no? Porque 36 tampoco es tanto, si me organizo medio bien...
Pero como no me vale una cosa sencillita, lo voy a aderezar un poco, porque hace tiempo que barrunto celebrar... 

El año de los tochos. 
Sí, porque yo lo valgo. Intentar leer todos los tochos posibles, así, a degüello. No pensaba un número mínimo de páginas, más bien era una idea de golpe de vista, de ir a la estantería y coger al más curvy, al que destacara por su anchura de lomo y espléndido peso. 

Así pues... Este año 2017 hago triple reto con tirabuzón. Mi idea inicial es cubrir todos los puntos de los dos retos, cuidando de que un porcentaje significativo de esos 36 libros sean tochos. 

Me reservo el derecho a hacer estas dos posibles modificaciones: 
a) Convertirme en una jefaza auténtica y leerme los 36 de los dos retos más unos cuántos tochos para aderezar 
ó
b) aprovechar algún volumen como requisito para los dos retos si la cosa se pone cruda (por ejemplo, un libro que haya sido llevado a serie y de menos de 300 páginas....) Obviamente esta opción b es mucho más probable, dónde vamos a parar.

Así que, nada, aquí me tenéis, echada a la calle.... ¡A leer!

domingo, 1 de enero de 2017

Los libros de 2016

2016 ha sido un año duro para muchas cosas, y una de ellas ha sido la lectura. Desde que llevo un registro ordenado de lo que voy leyendo, no había tenido un año tan poco fructífero. No sólo he leído poco, he leído poco que me llene. Mi premisa para 2016 era leer sólo cosas que me apetecieran mucho, y no pude cumplirlo en todos los casos. Y tampoco acerté cuando lo hice... Mi pobre bagaje literario anual se reduce a esto:

1. "Cómo ser marido", de Tim Dowling. 
Quizá la culpa sea mía porque automáticamente me esperaba una versión masculina de "Cómo ser mujer". No lo es. Ni es igual de divertido, ni igual de lúcido (a mi ver) ni de profundo. Un par de anécdotas curiosas, un par de pensamientos interesantes y lo demás muy descartable. 
2. "El baile", de Irene Nemirovsky 
Tan breve que se esfuma como nada. Quizás hubiera sido mejor que perteneciera a una recopilación, porque se queda una con ganas de más. 
3. "Regreso a tu piel", de Luz Gabás 
Este no estaba deseando leerlo, me lo prestaron y... Para mí ha sido un horror. Insalvabale. Nefasto. Vamos, que no. Muy mal. Fatal. Infumable...¿sigo?

4. "Una moneda por tu suerte", de Sara Stockbridge. 
Entretenidísimo, bien tejido, con un punto apasionante y cargado de personajes con carisma. No sé si me hace querer más a la musa de Vivienne Westwood u odiarla; la jodía todo lo hace bien. No, lo tengo claro: la quiero aún más.
5. "El club de lectura de Jane Austen", de Karen Joy Fowler. 
Porque nunca tenemos bastante de Austen... Me encanta cómo cada capítulo, que correlaciona con  un mes cronológico y una novela, hace ese paralelismo magistral con las tramas de la autora y a la vez te trae miles de cosas de otros mundos. Desde ciencia ficción a perros de competición, de problemas matrimoniales a literarios... Al final del libro sigo sin saber quién es el narrador (detalle encantador), y además te deja una guía para debatir y reflexionar de lo más divertida. Menos mal que a veces sí acierto.
6. "Sunset Park", de Paul Auster 
Me estaba encantando. Lo idolatraba. A veces tenía que parar para que no me desconcertara tanto amor por cada párrafo. Pero llegó el final, y me lo echó todo por tierra. ¿Por qué, Zeus mío, por qué?¿ En qué estaba pensando este hombre?

7. "Si tú me dices ven lo dejo todo, pero dime ven", de Albert Espinosa 
Bueno, pues como todo lo de Espinosa. Trama pillada por los pelos, pero escrita con tanta dulzura y tantísimo amor por la vida que hay que tener el corazón de piedra para que no te llegue al menos un poquito. Después del trago amargo que me supuso acabar con Auster fue una buena medicina. 

8. "La venus de las pieles" de Leopold von Sacher-Masoch 
Un clásico que no me perdonaba no haber leído aún. De paso me vi toda la flimografía al respecto, incluída la versión cinematográfica de la obra de teatro de David Ives que hizo Polanski, y que como vuelta de tuerca le da mil patadas a Masoch (cosa, que, creo, le congratularía sobremanera). Aún con todo y con eso... me sigo quedando con la canción de la Velvet.
9. "Sanguinarius", de varios autores
Cuando una ya no sabe qué hacer. va a lo seguro: recopilatorio de vampiros clásicos. Lo de siempre, muchos relatos son relecturas, pero los colmillos siempre aportan placer al crujir de las páginas. Buena compilación, sin duda.
 
10. "Edenbrooke", de Julianne Donaldson.
Sencillo, naïf, y desastre como ambientación histórica por los cuatro costados, pero fluido y amable. Bien, sin más.
11."Las catacumbas de Salem" (comic), varios autores.
Distintos autores unen sus fuerazs sobre un mismo tema. Buen dibujo siempre, pero el guión es bastante irregular. Aún así, me quedo satisfecha de ver cómo se hacen cosas tan interesantes con el talento local.
12. "La Constelación del Perro", de Peter Heller. 
Una joya. Lo difícil es explicaros lo mucho que me gustó, y por qué, sin contaros demasiado. Sólo decir que si dudáis si leerlo o no, tenéis que dar el salto. Ya. Ahora.
13. "Tres mujeres", de Sylvia Plath
No sólo es la poesía de Sylvia, es la edición. Biligüe, preciosa, con unas ilustraciones inmejorables. El mejor libro del año. La mejor compra del año. Puro amor, pura vida, puro sentimiento.Un 10. 
 
14. "Una vacante imprevista", de J. K. Rowling. 
Pues como Rowling hizo un bien mayor enseñando a toda una generación a leer debía sentirse en deuda con el karma o algo y trae este tocho que te mata lentamente hachazo tras hachazo. Ahorraros el tiempo y las energías: no compensa. Un auténtico dolor.
15. "Cosas raras que se oyen en las librerías", de Jen Campbell 
Un saldo del cajón de segunda mano del Celsius para hacer de cortante. Divertido, ligero y sin pretensiones. el equivalente literario a un sorbete de cava, sin más.
16. "La nueva vida de Miss Bennet", de Colleen McCullough 
No, no todo lo que tenga que ver con Jane Austen vale la pena. Una visita al futuro de la familia de Longbourn. Un pastiche sin orden ni concierto, con personajes inconsistentes que cambian mágicamente de un capítulo a otro para sostener una trama nada creíble. Poco tiene que salvar.  
 
17. "Noche de relatos", de varios autores
Era verano y quería algo sin mucha complicación para la playa. Lástima que ningún relato se salvaba. Totalmente insustancial.
18. "Con pecado concebido", de Sergi Escolano 
Ahora sí, algo sin complicación que al menos tenía gracia. Humor sencillo, sin más. Eso sí, el autor es más majo que las pesetas, y no me arrepiento de habérselo comprado en persona. Gracias por la firma, Sergi.
19. "Cosecha", de Jim Crace.
Le había echado el ojo hacía meses, y al final la compré. Me la recomendó el propio editor, y todo lo que dijo es verdad: es hermosa, lírica y terrible. Una auténtica maravilla.
20. "Vampiros", de John Steakley. 
Quería un viaje con chupa de cuero con Jack Crow, y lo tuve. La única pega es haber visto antes la peli y no conseguir salirme de la imagen de James Woods. Una road movie hecha novela, con arena del desierto, sangre y rock and roll. 
21. "Sarah's scribbles", de Sarah Anderson. 
Mi regalo de cumple. Sigo a Sarah porque parece que dibuja para mí. Darme el atracón ha sido una gozada. Lo único, que mi tira favorita no está. Esperaré ansiosa al segundo volumen. (esperando que no sea el p.. efecto Everdream)
22. "El gran libro de las criaturas de Harry Potter", por Jody Revenson.
Otro regalo de cumple. Una edición de lujo, preciosa, cargada de fotos y con mucha información interesante sobre la imaginería de la película. Precioso.
23. "La muerte no es un juego de niños". de Alan Bradley. 
Como heroína Flavia es un auténtico dulce. Su humor, sus reflexiones y observaciones, todo su mundo es una pasada. Y de nuevo la trama trae un misterio jugoso, bien planteado, con un final satisfactorio. Más horas en el laboratorio con Flavia, por favor.
24. "A mi no me parece", de Eva Rodriguez-Alegría, Felix Ruiz y Jose Luis Perez. 
Libro "técnico", un buen manual sobre altas capacidades. Muy ameno y bien escrito incluso para profanos, aunque hay un capítulo que creo que les ha quedado farragoso. Aún así, muy recomendable para una buena panorámica. 

25. "Yo, bruja" de Isidora Chacón.
Sólo una cosa. No te fíes de la gente que cree que sabe lo que te gusta por ver cuatro reseñas que has hecho una web. Es como hacerle caso a las recomendaciones de youtube, aciertan menos que Carrie Bradshow en Masterchef.
26. "El Proyecto Esposa", de Graeme Simsion.
Me recordó enormemente a "El misterioso incidente del perro a medianoche". Adoro a esos autores que son capaces de meterte en la mente de una persona poco convencional y conseguir que en la vuelta a tu mundo los eches tanto de menos. Divertido, inteligente y entrañable.
27. "La cuarta señal", de Jose Carlos Somoza.
No es sólo ciencia-ficción, es esa capacidad de hacerte reflexionar sobre la sociedad, sobre el mundo virtual, la tecnología, la música y el amor. Es un Big Bach. La explosión de un nuevo mundo con una banda sonora inmejorable.
28. "Frankenstein educador", de Philippe Meirieu.
Tiene dos partes muy diferenciadas: la primera es una reflexión casi literaria sobre grandes obras de la literatura que plantean una forma de evolucionar un personaje en el mundo. Totalmente fascinante y deliciosa.  La segunda es una reflexión sobre la educación. Podría resumirse (de hecho debería ser así) en un par de páginas. Paja y más paja que la hace farragosa. Y, aunque suena fatal, tengo una crítica clarísima que hacerle: es demasiado francés.

29. "El gran libro de los enigmas", de Fabrice Mazza
Una edición muy bonita de una recopilación de acertijos, anagramas y puzzles varios. Cumple su función, entretiene y te hace pensar. Como todas estas cosas, a los cinco minutos, lo has olvidado todo.
30. "Las Brigadas Fantasma", de John Scalzi.
Una muy buena manera de terminar el año. Ácida, reflexiva, trepidante, con su parte bélica y su parte filosófica, un novelón de sci-fi de los buenos. Lo tiene todo. (Hasta un shortcut fugaz: Frankenstein meets Scalzi. Tiene su parte de reflexión sobre Frankenstein, Hal de 2001, y otros personajes que analizaba Meirieu. La educación y las razas alienígenas se dan la mano. Mira qué bonico, oye)
 
 
Y ahora...
Empiezo 2017 con un enfoque diferente y muchas ganas de leer. 
¡Deseadme suerte!

domingo, 21 de agosto de 2016

50 de más de 50 (y fin)

Los 10 primeros de más de 50 (y de qué va esto)


Se me han ido pasando los meses y me han quedado flecos... ya hasta de otros años. Quería haber terminado con mis cincuentones en 2014 (más que nada porque cada año aparecen nuevos cincuentones, por la mala costumbre que tenemos de cumplir años cada 365 días) para no entrar en el bucle infinito de publicar wenorros llegando al medio siglo. 

Así que de una tacada os dejo con los 20 que me faltaban y cierro mi vena asalta-asilos por el momento.

Keanu Reeves
 photo keanu-reeves_zps9itpxjx8.jpg

Os reconozco que es uno de los hombres más inexpresivos de la tierra, pero la de pelis bazofia que me tragué una y otra vez en mi adolescencia por poder mirarlo y remirarlo... Además, igual no lo sabéis, pero tiene una cicatriz de las que me gustan...  ¡Estigmatofilia al poder! Nacido en el 64

Richard Gere
 photo GERE-600_zps2nds2vro.jpg

Se quedó canosito ya muy joven y sólo con eso nos hacía suspirar. Desde Oficial y Caballero le sigo la pista, y me sigue encandilando esa mirada de persiana a medio bajar. Nacido, ojito, en el 49.


Harrison Ford
 photo f620x0-197346_197364_7_zpscz7vickq.jpg

Me da igual que esté muy de moda ahora. Como cincuentón ha sido un pasote. No hay más que compararlo en Seis días y siete noches y en Fuerza 10 de Navarone, que no hay color... Nacido en el 42. 

Tim Daly
 photo 452339470-jpg_zpsje7rmhfe.jpg

Igual era el morbillo de verlo siempre escapándose, pero me gusta desde los tiempos en que echaban El Fugitivo a horas intempestivas. Nacido en el 56. 

Robert Downey Jr.
 photo 2812EE2D00000578-0-image-m-40_1430329130580_zpsoznc3ogu.jpg

No he sido una incondicional, hemos tenido nuestros más y nuestros menos... Pero si conseguí perdonarle lo de Sarah J. Parker, es por algo... Nacido en el 65

Sean Bean
 photo PANews BT_P-d483855f-d9cf-4c75-9217-027004d2e933_I1_zpsjrit4efl.jpg

Otro claro ejemplo del poder que tiene una gran sonrisa. Mira que tiene cara de cab... cuando se pone, pero entonces sonríe y... Magia. Nacido en el 59.

Rupert Everett
 photo RupertEverett-FR-1024x576-670x376_zpskc05hion.jpg

 Elegante a más no poder. Todo el glamour del mundo, aunque nunca me haría ni pajolero caso (como si los demás sí...) Nacido en el 59, que parece ser otra gran cosecha. 

Liam Neeson
 photo liam-neeson-at-event-of-taken-3-2014_zps0i8hst6m.jpg

Supongo que es el atractivo que le da esa cara de buenazo, pero me ha encantado desde siempre. Nacido en el 52. 


Garret Dillahunt
 photo Screen-Shot-2015-04-22-at-1.28.48-PM_zps9ivpso7t.png

Un caso bastante curioso, empezó a gustarme porque me recordaba a Peter Krause. Así como unos cuántos de arriba ya son un poco reliquias... ¿este os parece que tenga pinta de cincuentón? De la maravillosa añada del 64.

Blaire Underwood
 photo agents-shield-blair-underwood_zps9vrhblca.jpg

El tono de piel más bonito que he visto nunca, una boca preciosa y el don de la Eterna Juventud. También del 64. 

Greg Kinnear
 photo greg_kinnear_zpszgrl99no.jpg

Pues no es que sea un maromazo, pero tiene un algo que... pa la lista se viene. Nacido en el 63

Cary Elwes
 photo CaryElwesConjuringPremieresLAPart2FpyI21gi7psl_zpsogfw2jhq.jpg

Si queréis podéis pensar que está aquí solo por el... "síndrome de Westley", me da igual. Con los años ha perfeccionado tanto lo de poner cara de canalla que se le perdona toda. Nacido en el 62.

Jason Isaacs
 photo jason-isaacs-2014-bafta-la-awards-season-tea-party-01_zpssyupvzep.jpg

Puede que os parezca controvertido que incluya un Malfoy... pero es que yo ya le tenía echado el ojo bastante antes. Como Garfio fue un icono impepinable para mí. Nacido en el 63. 

Ralph Macchio
 photo 2d274907934188-ralph-macchio-today-150304-01_12f99cd9096e7f631728e35596d1369c_zpsqygmzvsj.jpg

No está aquí por guapo ni por sexy para mi gusto, sino porque.... ¿quién carajo le echaría los años que tiene? ¿¿¿¿¿¿¿QUIÉN?????? Nacido en el 61 (y sigo sin creérmelo)

Sting
 photo 2014Sting_Getty186666324_170414.article_x4_zpsqme7xoat.jpg

Mira que lo mío son las voces graves y la de este me pone toda tonta. Si le unís esa mirada, la sonrisa... Me da igual calvo, o con barba. Me encanta este hombre. Nacido en el 51.


Rob Lowe
 photo rob-lowe_zpseouegcij.jpg

Como ídolo de jovencitas me parecía empalagoso de más, pero creo que los años le sientan realmente bien. Otro fichaje del 64. 


Mark Hengst
 photo 1936317_25_zpshi1ot7nt.jpeg

Pues... Quiero saber qué tenía de especial el agua en 1964 porque este conjunto de mirada-sonrisa-ains-omá también nació por aquel entonces. 

Michael Laudrup
 photo Michael-Laudrup_zpssb9c7pkn.jpg

Esto... Ya, ya sé que un futbolista aquí pega poco. Pero desde niña me parecía un hombre guapísimo. Y creo que lo sigue siendo. También del 64. 


Kevin Costner 
 photo kevin-costner-macfarland_zpswtgvzmvu.jpg

Ya antes de El guardaespaldas quería yo tenerlo muy cerca. Aunque parece que se le pasó el boom de conquistador y no siempre acierta ni en sus papeles ni dirigiendo... Le reservo su hueco. Nacido en el 55


Sean Connery  
 photo sean-connery3A-min_zpsl7ohmdwf.jpg

Vale, vale, éste ya es todo un abuelete, pero es que estaba mucho mejor a los 60 que cuando era jovencito. Un poco de manga ancha, que nació en 1930

BONUS. Paul Newman
 photo NewmanPaul_zpsekclajyo.jpg

Es que no me puedo resistir... El único hombre que he visto en mi vida que era guapo a rabiar hasta el puñetero día de su muerte, era éste. Os lo dejo con sus 50 tacos.

Y...al fin... FIN.

domingo, 14 de febrero de 2016

Reflexiones carnavaleras de Medusa

- En el chino hay de tó, menos lo que buscas urgentemente para algo muy concreto
- Hasta que no te recorres unos cuantos, no te das cuenta de que hay millones de chinos en tu ciudad y que abarcarlos todos llevaría días
- El Tiger para algunas cosas no es la salvación, aunque pueda ayudar
- Da igual que quieras ir de misteriosa con el disfraz, si lanzas una mínima pista, llega Bonoeloy y te caza a la primera
- Si la temática de Antroxu en Avilés es grecorromana, en Gijón va a haber poca cosa sobre el tema: documéntante antes, listilla
- La banda sonora para ir gorgonizándote no es otra que el "Hydra" de Within Temptation (sí, yo también pensaba que tenía que ser algo mucho más cañero, pero no)

 photo gorgo1_zps62ri7axm.jpg
Detalle del moño de Medusa, realizado con dos diademas, 
serpientes de goma en distintos tamaños y horquillas, 100% casero


- Las pinturas al pastel de hace mil años siguen sirviendo para teñir el pelo, pero se parten antes (yo que pensé que sería al revés)
- Para teñir todo el moño el pastel va a aburrirte, la próxima vez, usa spray
- Pero de todo se aprende: con teñir solo las raíces ya da sensación de pelo verde y no vas tan estropajo 
- Medusa lleva "Poison" de Christian Dior, sin piedad ni disimulo, a dolor y con inquina
- Ante la duda de si llevar o no mangas, la solución siempre es la misma: unas medias agujereadas. Porque los clásicos góticos no pasan de moda.
- Hay al menos cuatro maneras de simular escamas: todas necesitan medias de rejilla, sin excepción
- La caña es cuestión de actitud: escoge botas, cinturón de vinilo, medias rotas, maquillaje cargado  y pendientes chungos: nadie se dará cuenta de que en realidad vas de blanco

 photo IMG_20160213_205009_zpspbnk14r8.jpg
  

"He aquí la temible Medusa" o"las pimtas que llevaba 
servidora para irse de fiesta"
El disfraz consta de una túnica romana comprada en bazar, 
cinturón de vinilo con culebras enroscadas, también todo de bazar, 
medias negras rotas actuando como mangas, media plata 
y de rejilla superpuesta y botas negras.
Accesorios: collar Devil Heart de Alchemy 
y pendientes Ala de Dragón de Miss Nebel 
Por la calle con el abrigo encima, un cúmulo de glamour absoluto.
Sacada con prisas antes de salir: mala luz, mala ubicación 
y la pose no sé de dónde la saqué. 
Pa lo poco que me prodigo en fotos, no quiero quejas.






- Esperar a que se seque el latex liquido es la eternidad en una caja
- El concepto depellejar ha cogido una nueva dimensión, qué divertido es el látex líquido
- Mi vena víbora ha sido sorprendentemente fácil de sacar. Igual tengo que hacérmelo mirar.
-  Un cinturón ancho bajo el pecho queda muy mono pero te dura cero segundos cuando te sientas a cenar, sobre todo si Neptuno te da su postre, como siempre, para que repitas 
- Una profesional de la estética y una de las artes escénicas apreciarán y se interesarán por tu trabajo de horas de planificación, producción, vestuario, maquillaje y peluquería. Un constructor de iglús te mirará de lado y preguntará de qué vas
 photo IMG_20160213_204745d_zpsocr8p0hb.jpg




 Detalle: se puede apreciar el pelo verde, 
la diadema de culebras y la piel despellejada. 
La mala iluminación no deja que se aprecie la piel 
de serpiente, mezcla de lápiz de ojos y 
varias sombras, con efecto brillante de escamas. 
Sí, los labios van en verde. 
El tutorial en el que me basé para el 
efecto víbora es de Cool Brush






 
- Incluso en el contexto de las artes hay una incultura que mete miedo sobre mitología en general. Eso sí, todos vamos de sobrados sobre nuestro propio disfraz, como si tuviéramos una tesis
- Ni dios sabe que Medusa también llevaba alas
- Aún a día de hoy, la gente sigue infravalorando la gran ayuda que es youtube para aprender a hacer cualquier cosa
-.Da igual lo mucho que te lo hayas currado, siempre llega alguien a preguntarte por qué no llevas lentillas de serpiente. La intolerancia a las lentes de contacto sigue siendo pena capital. 
- La poca tolerancia femenina a las culebras sigue siendo enorme. Gorgonizarte te libra de  un montón de diálogos de besugos y conversaciones incómodas.
- Los dioses y monstruos no bailan swing, o si lo intentan les va fatal. El Sing Sing Sing, para otro día.
- El vals queda de puta madre con toga 
- Pa una vez en tu vida que llevas una falda con raja a un lado y te pones a bailar tango, hubiera quedado más lucido enseñar la otra puñetera pierna.
- Llevar dos medias superpuestas, faja y culotte es muy cómodo para moverse y bailar, pero cuando llega la hora de hacer pipí te cagas en todas las fibras de lycra una por una. 
- Si ya es un porculio tener que desmaquillarte cuando llegas de farra, ponte a quitarte dos diademas, doce culebras y treinta seis orquillas a las cinco de la mañana. 
- Llegar a casa a las 5:00 a. m. requiere práctica. Levantarte a las 13:00 p.m requiere una grúa
- El látex líquido se desmaquilla mejor que el rimmel. Que tarde en secar lo que le salga de la chirla, el látex líquido es Dios. 
- Y... la mejor... Ni siendo una puñetera serpiente te libras de tener la puta regla en un día señalado.

miércoles, 27 de enero de 2016

...I am tired, I am weary ...

Siemrpre acabo volviendo a ella, o quizás sea ella la que vuelve a mí.
Viene de puntillas, y se queda una temporada.
Cuando ya hace tiempo que no me trenzo el pelo, y me releo los últimos tomos de Sandman, cuando no me visto de negro un par de días y parece que no para de llover, cuando las noches no son como las esperaba y las mañanas se llenan de desidia, cuando los libros se acumulan sobre mi mesita y nadie les pasa las páginas, cuando reinan en mi vida esas dos palabras que odio con toda mi alma (stand-by, vaya invento), cuando noto que ya no sé pensar con claridad...
Un día, caminando por la calle,  se me aparece en los labios. Y mis pasos cogen otra cadencia.
Nunca entenderé por qué me hace tanta compañía, por qué me consuela tanto, pero lo hace.
Si un día aprendiera a cantar, sólo la ensayaría a ella, una vez, y otra, y otra, y otra más... hasta que le hiciera justicia.
Señoras y señores... con todos ustedes... Venus in furs