lunes, 29 de diciembre de 2008

Uuuuuuun-dos-tres

Hace años que quería aprender a bailar. Es de esas cosas que tienes en la lista de "hacer antes de morirme", como lo de inhalar helio y ponerse a cantar (tachado, jejejeje) o salir del continente (eso sigue quedándome pendiente).
Este año he más o menos arrastrado a Amó a una academia. Bueno, realmente ha ido encantado, se le da mejor que bien y echaba de menos (ya lo ha confesado) la disciplina del baile. A donde le he arrastrado un poco más es al Vals de Fin de Año.
Han sido unas cuantas horas de ensayo para unos principiantes como nosotros, que apenas salimos del paso básico, pero ha merecido la pena.
Tras tantos unnnnn-dos-tres... abrir a la derecha... vuelta.... quietos... uuuuuunn-dos-tres, uuuuun-dos-tres... ha sido bastante bonito vernos a todos, tan guapos y tan engalanados, tan elegantes y tan decimonónicos, con los pequeños cosquilleos en el estómago del debutante. Y al final, ese sonido que resulta atronador, que hacía ya taanto tiempo (madre mía, desde el grupo de teatro del instituto... espera, no, en una charla el año pasado, quizás...) que no escuchaba: los aplausos.
Tengo ganas de más. Quiero aprender más y poder bailar con soltura, y hacer un baile cada año...
Creo que ya he encontrado el ritmo de mi vida, y es este: uuuun-dos-tres, uuuun-dos-tres, uuuun-dos-tres...



1 VALIENTE:

u2astur dijo...

ose veo en el programa ese de la primera, mira quien baila, a ti con Julio Salinas y a Pablo con la Obregón.Un beso a los dos,sois grandes.