miércoles, 23 de diciembre de 2009

jueves, 10 de diciembre de 2009

Sire-2

El segundo intento ha sido este:


La peque era el abuelito de barriguitas (de las de antes, no de las nuevas cabezonas, ññññ). Sus piernecitas fueron cortadas para esculpirle la cola, al igual que las conchitas del bikini.
Su pelo original fue reemplazado por los rizos multicolor y el sombrerito cosido a mano.
La cara fue borrada y sustituída por una nueva, y también le hice la manicura.
Aunque no se aprecia bien, va con pollete incluído: una roca con conchitas naturales para que se pueda sentar.
La próxima, un vampirillo. Ya va tocando.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Luna de miel en cinco partes: IV

Llegas al hotel, rodeado de verde. Dejas las cosas en la habitación y te vas a la zona de spa. Mientras las burbujas rodean tu piel miras al exterior a través de la cristalera. Te relajas inmerso en agua con esencia de mandarina. Cierras los ojos. Tus músculos descansan.
Tras una ducha llega la cena . Tres primeros, tres segundo y tres postres a elegir. Te deleitas cenando en una antigua capilla restaurada.
Al llegar a la cama, el sueño es absolutamente reparador. Te das una cucha utilizando el gracioso jabón con forma de pelota de golf. Te tomas con calma el bufet del desayuno. Y para rematar el fin de semana, vas al cine a disfrutar de la compañía de Lisbeth Salander.
¿Qué dónde está la pega? Es obvio: en no poder hacerlo todos los fines de semana.


Photobucket

lunes, 2 de noviembre de 2009

La mecánica del corazón

Hasta hoy no tenía ni idea de quién era Mathias Malzieu. Sólo había visto un librito en varias tiendas. Me gustó la portada, tan burtoniana, y me llamó la atención el texto de la contraportada.
Fue uno de los regalos de Amó por mi cumple. Y una de esas lecturas que me duran un suspiro.
No sé muy bien qué deciros. Desde luego, me encanta la forma de escribir, lo deliciosamente que están escogidas las metáforas.
La visión mágica del amor, y de la vida... me parece todo muy francés. No os voy a decir que sea original. Huele mucho a Tim Burton, a Jean Pierre Jeunet y todo el universo oscuro del que bebe servidora.
Y aunque la historia sí que me ha gustado, también os digo que no es Stardust de Neil Gaiman, ni Eduardo Manostijeras.
Ahora bien, si lo miramos como un conjunto, como la futura película que nos traerá Luc Besson en un par de añitos, o como el sexto disco de Dionysos, donde canta Mathias y en el que participa Rossi de Palma... Creo que el universo global enriquece al libro, que por sí mismo, tampoco está nada mal.
Os dejo el videoclip para que veáis por dónde van los tiros...


Bon apetit

jueves, 15 de octubre de 2009

El semáforo

Salgo del fisio. Mis hombros y mi cuello lo habían absorvido todo: las imágenes, las lágrimas, los temblores, la rabia, la indignación, la pena, las prisas, el cansancio... hasta el pelo que se le está cayendo a Amó. Por suerte unas manos expertas pueden solucionar eso y mucho más.
Salgo del fisio y, aunque tengo cerca la parada del bus, voy caminando para disfrutar de la nueva sensación. Hasta que me canse.
Me encuentro con predicadores callejeros. Los despacho con elegancia. Paso por la farmacia. Compro vitamina C.

Photobucket

Paso por delante de un cole de infantil. Me cruzo con gente en la acera, todos sonríen y miran a los niños que han salido al recreo. Me voy fijando en sus babis, en sus juegos, en las que ya apuntan maneras de ser las presumidas de la clase, en el que se acaba de caer y se mira las manos con cara de dolor, en la que pega patadas a un balón y deja boquiabiertos a los chicos.
Hay uno que está solo mirando hacia afuera. Un crío guapo, de pelo oscuro, vestido de verde.
Hola me dice.
Hola le digo.
¿Vas hacia allí?
No cruces, ¿eh? que está en rojo
No, tranquilo
Me explica que tengo que mirar al semáforo de los coches, y que cuando se ponga rojo el otro estará verde y podré pasar. Me insiste mucho en que no cruce, supongo que porque ve que no pasa ningún coche y sabe que los adultos nos saltamos las normas.
Cuando se pone en verde, nos decimos adiós. Yo me voy sonriendo, feliz.
Quizás sea una tontería, pero estos pequeños momentos me alegran la vida
Éso, para mí, es la magia.

jueves, 1 de octubre de 2009

No puedo decir más...

Al final, Neil Gaiman no podía estar equivocado en todo...

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Hobbies y aficiones

Amó se queja muchas veces de que soy una inconstante. Y la verdad es que es cierto, al menos para algunas cosas.
Pero lo que más le sorprende es que no sólo me cueste la constancia en cosas que conlleven un esfuerzo o sacrificio, sino que salto de un tema a otro en lo que también me entretiene, o me apasiona.
Yo más que verme inconstante, me veo compulsiva. En mi ocio me lanzo por las cosas que me apasionan y les aplico todo mi ardor... hasta que se acaba.
Cuando un libro me encanta lo leo rapidísimo, absorvida, deseando volver a cogerlo. Muchas veces incluso sueño con él. Es raro que si una novela me gusta me dure más de una semana. si no me apasiona... la relego para leer en el autobús. Dale un mes un medio.
La última temporada no he parado de leer, y como he dado con unas cuentas novelas buenas (para mi muy personal gusto) no hacía otra cosa.
Ahora me he vuelto a enganchar a la DS. He dado por un fin con un juego en el que no me atasco y le he cogido el vicio otra vez.
Amó se echa las manos a la cabeza, sabe que dentro de poco me entrará el mono de pintar camisetas, o de hacer otra ooak, o volveré a los inicios del punto de cruz.
O me cansaré, y correré a comprar fieltro y me pasaré un mes sin parar de hacer broches. O coseré carteras hasta que vuelva a tener callos en los dedos.
Lo que yo he observado, y no deja de ser curioso, es que estos cambios radicales siempre me dan en el cambio de estación, como si fuera algo biológico dictado por mi cerebro animal.
Y lo que también veo es que cuando me falta "algo", aunque no sepa qué es, es cuando empiezo a buscar algo nuevo para que me llene, un desafío, una novedad, un cambio que me cargue de endorfinas, me ayude a pasar el bache.
Espero de verdad que esta etapa se pase pronto, o ya me veo apuntándome a clases de macramé.
Mientras tanto, me veo haciendo una tesis sobre el craving en el ocio y tiempo libre. Igual de ésta me dan el Nobel. Aunque sólo sea una cajetilla.


martes, 8 de septiembre de 2009

Teardrop

De vez en cuando me pasa, es como que me quedo trabada en una canción y se me viene a la cabeza y a los oídos en cuanto me descuido.
Esta joyita del 98 me ha estado rondando los últimos días.
Dejo el vídeo, que me parece inmejorable, aunque tendréis que darle al link por culpa de los derechos de emisión.
A deleitarse con la voz de Elizabeth Fraser.

http://www.youtube.com/watch?v=u7K72X4eo_s

jueves, 3 de septiembre de 2009

Enredada

Me gustaría poder pararme un rato a vomitar todas esas palabras. Quiero sentarme a reflexionar, a recomponerme, dar la cara por un momento y enfrentarme a todo.
Pero, no sé si es conscientemente o no, no lo hago.
Me giro en cualquier otra dirección, doy la espalda, me entretengo en imposibles, me cuento excusas interminables encadenando unas con otras, me escapo por las esquinas, me cuelo por las ranuras, me pongo decenas de escudos que a veces son de papel.
Me voy adentrando entre las zarzas, me dejo absorver por la maraña, y quiero que se cierre a mi paso, que me absorva y quedarme allí dentro, lejos de todo, con una falsa y necesaria sensación de seguridad.
Mientras tanto, busco las fuerzas para poder arrastrarme y gritar, y así salvarme.
Y al final, lo único que tengo claro, es que espero que sea ella. Y que elija un buen momento para venir.

Photobucket

martes, 1 de septiembre de 2009

Mi primera OOAK

Hace ya más de un año que supe de la existencia de las ooak. Hay verdaderos y verdaderas (sobre todo son mujeres) artistas que se dedican a crear muñecas como piezas única, bien desde cero o bien modificando muñecas compradas.
Mi ídolo en este campo es sin duda Dievalkyrie. Si dentro de unos años llegara a tener la mitad de un cuarto de cacho de trozo de su talento y dedicación, me daría con un canto en los dientes.
Gracias a sus tutoriales, y a los de muchos otros artistas, tras semanas de trabajo, pude dar a luz a mi primer intento: Mar Ian.

Esta pequeña ha sido mutilada, esculpida su cola, horneado todo su cuerpo, barnizada y pintada, su bikini, pulsera y collar han sido cosidos artesanalmente, abalorio a abalorio y concha a concha, su pelo ha sido moldeado y reinjertado, su cara completamente borrada y repintada de nuevo.
Ahora vive feliz en casa de su mami sirena. ¡Por muchos años!


miércoles, 26 de agosto de 2009

Luna de miel en cinco partes: III

Pues ya ha pasado un día completito desde que llegamos, o más bien casi dos días, y aún me estoy recuperando.
Me gustaría poder contarlo todo en un post, pero es imposible.
Aún llevo encima la emoción del viaje, la primera impresión a lo Bollywood, el apoyabrazos del autobús, Rúcula, la primera cena, el madrugón del Capitol, Ovidio y Ocasette, Gigi L'amoroso, las cruces en la llanura de Valaquia, el mercadillo, los monasterios del Parchís, los puestos de souvenires, las noches con y sin spa, el sorteo y el masaje, las telegóndolas y el teleférico, el mosquito que me chupó la sangre, los líos con los cambios de los lei, las sopas, los leuros, los pasteles, el grupo, el castillo y la ciudadela, los cosmopolitan, el pasaje del terror, las compras, las fotos, los horarios, las sincronizaciones, la literatura, los bombones y el vino, el descendiente del Dragón, las despedidas y la vuelta al hogar.
Han sido demasiados paisajes, demasiadas anécdotas, demasiadas (¿seguro?) fotos y una sensación inexplicable de felicidad.
Espero cumplir mis propósitos de hacer una pequeña bitácora y de paso colgar aquí alguna imágen con anécdota. De momento he de ir con Amó a poner orden en el maremagnum fotográfico de los 9 días.

Arrivederci Roma-nia

viernes, 14 de agosto de 2009

Shortcuts: Poppy Z. Brite meets Smashing Pumpkins

En 1992, Poppy Z. Brite publicó "Lost Souls". Yo por aquel entonces estaba muy ocupada, leyendo "Drácula" de Stocker por segunda vez.
En 1996, en noviembre, los Smashing Pumpkins sacaron a la luz el vídeo de "Bullet With Butterfly Wings". Mentiría si os dijera que me había comprado el disco, pero me pasé meses canturreando sobre todo aquella primera frase. "The world is a vampire..."
Miles de años después, hoy, estoy leyéndome "El alma del vampiro" (traducción libre del título de Lost Souls). Y me he puesto unos vídeos de los Smashing Pumpkins (siempre empiezo por Tonight, Tonight). Y mira tú por donde, Poppy y Billy Corgan se dan la mano. Y si no, mirad:


"Pero a estas alturas Laine ya tendría que haber descubierto la triste verdad de que cuando tienes demasiada fé en alguien o en algo, sea quien sea y sea lo que sea, acabará dejándote seco hasta la médula, y en ese aspecto se puede decir que el mundo es un vampiro"

Lost Souls

Ahora sólo falta que hoy pongan el capítulo de Los Simpson

jueves, 13 de agosto de 2009

¿Pa qué coño está Internet?

Vale, vale, es una pregunta gilipopéllica. Está claro que para el 90 % de la población internet está para ver precisamente c... O dicho de una manera más fisna y diplomática, para ver porno y ligar. Lo de las descargas de música y pelis es algo accesorio que aprovechan ya que viene con el pack.
Pero para lo demás no se usa. Que no, que no me convencéis.
Igual yo soy demasiado friki y sustituí la enciclopedia por la web demasiado rápido, pero teniéndolo como lo tenemos todos a nuestro alcance, me flipa que la gente no lo use como herramienta de trabajo o como ayuda a culturizarse un poquitín.
Ya sé que el trabajo de traductor es duro. Ya sé que uno a veces no sabe a qué se refiere la persona a traducir, pero a día de hoy, con la web al alcance de un clic creo que hay fallos garrafales que se podrían solventar muy facilmente.
Primer ejemplo. Estoy viendo Blood Ties. Aún no sé por qué se les ocurrió lo de Hijos de La Noche, pero voy a pensar que es un tema de marketing y no de "yo lo llamo como me sale de los güevos". La cosa es que es un capítulo tirando a mediocre en el que actúa un ser sobrenatural de la venganza. Y dicen tan campantes que es "Mégara". Ains. Pa empezar: que yo sepa, es Megara. Llana. Con acento en la penúltima sílaba. Me-gaaaaaaa-ra. Pero bueno, como viene del griego, pos vete tú a saber si no está mal escrito en los libros de mitología.
Pa seguir, ya sé que la mayoría no sabías quién era Megara hasta que los de Disney la medio-liaron con Hércules (por cierto, sería Heracles, si hablamos de versión griega y Hércules si hablamos de romana, pero eso ya daba pa otro post...) y la llamaran Meg. Y bueno, lo de la violación de Disney a la mitología ya ni os cuento, pero entiendo que tanto sexo, muerte y sangre no es para niños, y algo había que hacer.
El caso es que Megara, la señora de Heracles, no tenía nada que ver con la venganza, o no en ese sentido. Se trataba de Megera, una de Las Furias. La "celosa" que se quería vengar de todo bicho viviente que pusiera los cuennos a su pareja. Sobra decir lo identificada que me siento con semejante enjendro vengativo.
A lo que voy. Si en la version original la palabra sonaba vete tú a saber cómo y no sabíamos muy bien como traducirla, vale. O si la vemos escrita de una manera y en inglés suena de otra y en castellano no sabemos si leerla así o asá, vale. Pero si lo hubieran consultado en internet, en un momento sabrían lo que estaban diciendo.
De acuerdo, soy consciente de que poca gente tiene como hobby la mitología griega, que casi nadie sabe el nombre de Las Furias y que probablemente nadie, salvo servidora y algún profe de cultura clásica (me pregunto cuántos han visto Blood Ties) se daría cuenta del error. Vale que tampoco es tan grave, es una serie chorras de entretenimiento con vampiros detectives de por medio. Pero no sé, yo creo que lo bien hecho, bien parece. Y que un error, siempre es un error.
Ejemplo segundo. He estado leyendo El Ansia, de Whitley Strieber. No he marcado el párrafo para poder copiarlo aquí, así que no sé escribirlo literal, pero hay un momento en que Miriam entra en casa de Sarah y se habla de que "pisa la carpeta" o "siente la carpeta en sus pies descalzos" o algo así. A ver, ¿no os suena raro? Yo no sé mucho inglés, pero en el cole aprendí lo que era un false friend, y que carpet significa alfombra. Y en el puñetero párrafo era de lógica aplastante. ¿Y a un tío, o tía, o varios, me da igual, le han pagado para que tradujera la novela?
Pues con lo que se saca se podría pagar una tarifa plana y una conexión a babylon...
Está claro, en mi próxima vida, me hago traductora

martes, 11 de agosto de 2009

La susurradora de aves

Situación 1: Iba camino del trabajo. En vez de ir por la acera, me metí por el medio de una urbanización con jardines. Hacía sol. Según iba caminando, apareció volando un mirlo. Se posó en un postecito bajo, a mi lado. Se puso a cantar, abriendo su pico anaranjado. Sólo estaba yo. Le sonreí, me di la vuelta para poder alejarme mirándole, de espaldas a mi destino. Me fui feliz, reconciliada con la vida. Un pedacito de cielo. Un trocito de novela colado en mi vida diaria. La realidad superando la ficción.


Situación 2: Unas semanas después, en mi primera Luna de Miel, Amó y yo paseamos por "El Parque de los Patos". Me encanta pasarme por allí porque hay varios cisnes negros. Había uno en la laguna y dos fuera, acicalándose. Me quiero acercar a hacer una foto al que está nadando, pero está lejos. Le doy la cámara a Amó y le pido al cisne que venga. Se acerca nadando a donde estamos, lentamente, dejando esos hermosos surcos en el agua. Se queda cerca de la orilla, frente a nosotros, girando sobre su eje en el agua, despacio, un buen rato. Luego se aleja despacio, ahuecando las plumas. En todo momento estaba posando, bailando para nosotros.

Si estuviéramos en la Edad Media, yo sería una mujer ya respetable, de mediana edad, llena de canas y con al menos cuatro hijos. Seguramente me habría casado con algún bestia bebedor. Me veo con el herrero, con lo que siempre me han gustado los brutos. El molinero, si llego a tener mucha suerte. Yo haría emplastos de hierbas para rejuvenecer la piel o curar los eccemas. En toda la aldea me conocerían como La Que Habla Con Las Aves.

Pobre de mí si se enterase la Inquisición.

martes, 4 de agosto de 2009

La maldición de los mp3

¿Os acordáis de la muñeca aquella que había en una ventana? Creo que ya sé lo que tenía de diabólico: me ha maldito con los mp3 para el blog.
Cada vez que encuentro una buena manera de ponerle música, a los cuatro días la página desaparece, o deja de ser gratuita o...
Ahora ya paso de todo, le doy al goear. Lo veo un valor más seguro.
Por cierto, la muñeca ha desaparecido: ahora hay un enorme búho blanco. Me pregunto si los dueños del piso serán conscientes de la expectación que crean.

lunes, 3 de agosto de 2009

Luna de Miel en cinco partes: II

El equipo de Royaleconqueso, junto con N nos han hecho un regalo incríble: un fin de semana mágico, un pedazito de cielo.
No creo que las palabras lo puedan describir muy bien, y por desgracia aquí me es imposible poneros la cara que describiría mi estado de ánimo.
Así que echadle imaginación: una casa en un entorno impresionante, rodeado de montañas, y paisaje verde, con el olor de la hierba húmeda y el sonido de los pajarillos.
Subes las escaleras hasta el ático. La habitación tiene los suelos de madera y loza, un pequeño balcón con vistas a la montaña, muebles antiguos de madera maciza. Las sábanas de la enorme cama están bordadas. Al entrar al baño, te das cuenta de que las toallas también. Abres el grifo de la bañera, la dejas llenarse mientras deshaces el equipaje.

Photobucket

Con sólo apretar un botón te das cuenta de que no te has trasladado a otra época: sigues aquí con las comodidades de un estupendo hidromasaje. Enciendes unas velas, y respiras hondo. ¿Éso no es vida?
Unidle los mejores desayunos: con zumo de naranja natural, y tostadas de pan de hogaza, fruta y bizcocho casero. Sumad buenas cenas, variadas y deliciosas. Y de paso unas cuántas excursiones, para conocer nuevos pueblos y paisajes.
¿Se os ocurre algo mejor?
Pues sí, compartirlo con el hombre de tu vida.

domingo, 2 de agosto de 2009

Hacerse mayor

El padre de Dexter lo ha dicho mil veces mejor de lo que yo podría:

Creo que la gente comprende las cosas de manera distinta a medida que envejece. No es que uno se vuelva blando, o vea las cosas en gris en lugar de en blanco y negro. Creo de verdad que entiendo las cosas de manera distinta. Mejor.

Dexter, el oscuro pasajero

martes, 28 de julio de 2009

Harry Potter y el Misterio del Principe

Spoiler seguro: he avisado.
Si no has visto la peli y/o leído el libro, no sigas: te lo voy a joder.

Amó y yo hemos ido a ver La Sexta de Harry Potter con notable expectación.
A ver, sabíamos que el sexto libro era un poco flojo (algo inevitable, teniendo en cuenta cómo iba la progresión, si queríamos que el séptimo fuera, como fue, de infarto) pero la película prometía bastante.
Para ser sincera, la primera mitad me estaba gustando .
Arrugué un poco el morro ante la primera visión de Cissy Malfoy, pero al minuto me conquistó.
Me gustó poco el careto que le pusieron a Fenrir Greyback, pero entiendo que era difícil contratar a JP Leppäluoto, tan ocupado como está con ser el cantante de Charon y uno de los Northern Kings. (Podéis verle el jeto aquí)
Aparte de eso, visualmente me estaba pareciendo perfecta, hasta llegar a la cueva. Que no, que la cueva no era así, aunque la escena transcurriera con un ritmo justo y Michael Gamon siga clavando a Dumbledore, incluso en sus momentos más frágiles.
Gratamente me sorprendió la elegida para ser Lavender Brown, lo capaz que está siendo Tom Felton para presentar a alguien tan difícil como Draco Malfoy o la increíble elegancia y ambigüedad que sabe darle Alan Rickman a mi adorado Severus Snape.
Me gustaba el modo de plasmar todos los líos adolescentes de rolletes y amoríos y sobre todo la bis cómica de la relación Ro-Ro/Lavie.




Pero es que la adaptación es MALA. MALA, MALA, MALA. Sobre todo, la última parte da bastante pena, como versión del libro.
Para empezar, desvela de mano hilos argumentales que deberían pretender sorprender, o al menos tener un mínimo de emoción o de duda hasta acercarse el desenlace. Ya no digo la historia de amor entre Tonks y Lupin, que también, sino por ejemplo el tema del collar embrujado o de los armarios comunicantes, y todo el papel de Draco en el hilo argumental.
Para seguir, se inventa y se saca cosas de la manga que no eran necesarias para la trama, que no explican nada y ni siquiera ayudan a tener más acción.Y luego se come dos grandes escenas que todos estábamos esperando, como era la lucha de los alumnos contra los mortífagos (que en la peli campan a sus anchas sin un poquito siquiera de movimiento) o todo lo contado en el capítulo del Sepulcro Blanco, que seguramente nos hubiera hecho llorar a moco tendido hasta a los más mayorcitos.
Hay otro par de cosas que, ya puestos, cambiaría, aunque se pudieran dejar así: una, el colofón de las historias de Ron y el quidditch, con el A Wisley vamos a coronar, y otra, la verdadera historia del beso y alrededores de Harry Y Ginny, que mancillaron vilmente. Aún así, eso lo habría perdonado si el resto no se lo hubieran pasado por el mismísimo forro del Sombrero Seleccionador.
Resumiendo, para mí una gran decepción, mucho ruido y pocas nueces y una nueva patada de parte del cine a la literatura.


Temblando estoy pensando en lo que vendrá.

domingo, 26 de julio de 2009

Luna de miel en cinco partes: I

Amó y yo tenemos la suerte de poder disfrutar de no una, sino cinco maneras diferentes de viajar, conocer, relajarse y escaparse para celebrar lo que no dejaba de ser la firma de un contrato.
Este fin de semana ha sido la primera: una escapada romántica a un lugar zen.
Una habitación preciosa, con decoración sencilla y moderna, todo lleno de espacios relajantes, al estilo feng-shui.
Por la tarde, un circuito termal con jacuzzi, microburbujas, cascadas, circuito a contracorriente, sauna seca, mixta y de vapor, piscinas de contraste, duchas tropicales y de esencias y sala de relax.


Por la noche, cena menú especial: ensalada con salmón en dos cocciones, crema de verduras con su guarnición, solomillo de cerdo ibérico con diabla de almendras y cabrales, y brownie con sopa de chocolate blanco y helado.
Antes de abandonar la habitación, el desayuno con buffet libre.
Amó y yo hemos llegado a casa levitando. Desde luego, sus compis no podían habernos hecho mejor regalo.
Nosotros lo recomendamos a cualquiera. Con mi política de no hacer publicidad (si algún día hay compensación económica, quizás me lo piense) no voy a deciros nombres, ni ubicación. Pero si sois listos, hoteles zen tampoco hay tantos.

Ooooooommmmmmmmmmm

viernes, 24 de julio de 2009

Cambios

Dejad de poner esa cara...

Sólo he cambiado de estado civil

miércoles, 22 de julio de 2009

Verano...¿no?

Debería estar hiper-feliz, pletórica, exultante, explosiva... pero no lo estoy.
Hace tiempo, hubiera estado todo eso y mucho más: ahora simplemente estoy de vacaciones.
Recuerdo no hace tantos veranos, cuando me tumbaba en la playa con un buen libro, y de vez en cuando cerraba los ojos, con el sol en la cara y pensaba "Estoy aquí porque no tengo nada mejor que hacer". Y escuchaba el mar ir y venir y los chiquillos riendo, y esa sensación, esa paz, esa tranquilidad, era el estado puro de la felicidad. Era un momento perfecto.
Quizás sea que este verano aún no he ido a la playa, propiamente dicha. (No, no cuento las tres veces que he ido por trabajo). Pero más bien pienso que en esto, como en todo, me estoy haciendo mayor.
Antes los veranos eran enormes, eternos. Incluso los años que tuve que estudiar porque me esperaba tarea para septiembre eran lo más. Porque tenía mucho tiempo por delante, y planes, fiestas, viajes, conciertos, y sueños que cumplir.



Y, oye, que todo eso lo sigo teniendo... pero de otra manera.
Ahora llegan las vacaciones y no tengo que ir a trabajar, claro, pero tengo que trabajar en casa. Y durante una buena parte del verano la gente va a la playa mientras yo me encierro a oler el sol desde mi despacho. Y claro que un buen concierto lo disfruto como siempre, pero a veces lo empaña un poco el salir perdiendo el culo de trabajar para llegar justo-justo cuando quedan diez minutos para empezar.
El compartir tu vida con otra persona también tiene algo que ver. Antes las vacaciones eran MIAS. Ahora TUS vacaciones y MIS vacaciones tienen que coincidir para ser NUESTRAS o algo se queda cojo. Y mira que no me puedo quejar, que Amó y yo vamos teniendo suerte dos años seguidos, y esta vez nos vamos a lo grande. (Faltan... ufff... aún queda una eternidad :/).
A lo mejor pasa que hoy me he levantado y el día estaba fresco, y se ha puesto a llover. O que ayer me quedé en casa trabajando en mi proyecto friki ultrasecreto que desvelaré en breves, cuando se pueda. Y eso de quedarse en casa...
Pero empiezo a pensar que en realidad, además de las circunstancias, he cambiado yo. Que ya no estoy tan loca, tan aventada, tan japidelalaif, tan como yo era (¿o estaba?). Que, como dicen, el tiempo aplaca, y reposa, y ya no te tomas las cosas con tanta fuerza. Que todo se empaña de un halo de serenidad que te hace disfrutar de otra manera, más con una sonrisilla plana y un cosquilleo interior, menos con grititos y saltitos y pijadillas varias.
Puestos a elegir, mejor verlo así: me voy haciendo mayor y más tranquila, mejor que pensar que mi vida va apestando un poco más.
Sea como sea, el verano me ha pillado a destiempo, con el pie cambiado, aunque esa sensación la llevo teniendo todo el año (o espera... ¿era toda la vida?). Por suerte, tengo un montón de planes, fiestas, viajes, conciertos y sueños que cumplir...
Y ahora que lo pienso, igual si que me empiezo a sentir un poco eufórica, exultante e hiperfeliz...
Igual simplemente es que aún no me lo creo...

Será cuestión de comprobarlo.

martes, 30 de junio de 2009

Adivina, adivinanza...

Menuda me ha montado M mandándome esto por email. Me he pasado un buen ratazo jugando con el trasto.
Es bien sencillo:

entras aquí: http://es.akinator.com/

y vas respondiendo sus preguntas.

Me ha acertado a James Dean, Tuomas Holopainen, Lisbeth Salander, Cedrid Diggory o George Clooney.
Eso sí, en la ficción se le escapan bastantes personajes, no supo acertar a Kitiara Uth Matar, por poner un ejemplo. Y en la vida diaria también se despista, no sabe acertar al cartero.

Ale, darle a la maquinita, a ver cuánto le ganáis.

lunes, 29 de junio de 2009

Batiburrillo.

Ha sido una semana intensa. Han pasado muchas cosas, muy variadas, y una no sabe por donde empezar.
He visto unas cuantas pelis buenas.
He tenido muchos ensayos. Me he subido a un escenario, después de 12 años.
He ido a un curso interesante que me ha hecho pensar.
He tenido cenas, comidas, reuniones y concentraciones.
He hecho planes, compras, arreglos y remiendos varios.
Y mientras tanto, aquí hemos pasado de las mil visitas. Quizás debiera celebrarlo, pero el único contador que me importa es el de la cuenta atrás para mi viaje a Los Cárpatos.

¡Necesito vacaciones!

miércoles, 24 de junio de 2009

Ahora sí: Los mundos de Coraline

Ya no lo recordaba, pero ni de lejos. Ya sabes:
Haces cola, pagas las entradas, te quejas del dolor de hígado de soltar tanta guita por un ratillo de ná. Subes al piso de arriba, das las entradas y te paseas un rato para ver los carteles de futuros estrenos.
Te cagas en tó, porque no te pegan ni de coña las caras para los personajes de "Corazón de tinta", te ríes al ver que en "Luna Nueva" Bella abraza a Jacob y no a Edward, y te das cuenta de que se nota el fin de la huelga de guionistas, aunque sólo sea para vender ensaladas de tiros y (casi siempre malas) adaptaciones literarias.
Te dan unas gafas armatoste y te sientas para ver la peli.
Recuerdo aquellas gafas 3D de los 80, que eran dos trozos de papel de celofán de colores y que no servían para ná. Después sí que vi un trozo de Harry Potter y La Orden del Fénix en el nuevo 3D y me pareció satisfactorio.


Pero esto es otra cosa. Realmente las cosas sucenden a tu alrededor, y hay una sensación de porfundidad clarísima.
Al margen de todo, Coraline ha resultado aún mejor de lo que esperaba. La banda sonora es sublime, como prometía. Y la historia ya la conocía, pero el enfoque, como siempre, es personal y diferente, y me parece muy adecuado.
No estaba muy segura de la estética, pero al final la personalidad de los personajes se mimetiza con el entorno, de tal forma que ves que no podrían haberlo hecho de otra manera.
Hasta el gato, cuyo aspecto de primeras (ya en el trailer) no me llenaba, se mejora muchísimo con la voz.
Así que... si no habéis ido, ya estáis corriendo a verla.

jueves, 18 de junio de 2009

Masajes y cuidados

Hace ya más de un año, una noche, hablando con los chicos, se emocionaban contando historias de peluquería.
Tampoco me era desconocido, ya otros hombre me habían contado que se cortaban el pelo más a menudo de lo necesario por recibir atenciones de una mujer.
Pero esta vez, las caras eran un poema. Hablaban de un masaje capilar que los había puesto todos tontorrones.
Yo les dije que a mí también me habían hecho esos masajes y que no era para tanto, y la perla de sabiduría en la respuesta fue:

Es diferente. Tú eres mujer.
Pero ya verás como será distinto si alguna vez te lo hace un chico.

Ya véis, he esperado más de un año, y ¡al fin! ayer me hizo un masaje capilar un chico.
Y sólo hay dos opciones:

A) O este tenía poca experiencia en el tema y le he desvirgado
ó
B) es que yo para esto del pelo he resultado ser lesbiana

lunes, 15 de junio de 2009

De vuelta

Mucha gente piensa que las letras de Jarabe de Palo son el colmo del simplismo, pero yo siempre les he visto mucha chicha. Por ejemplo:

De vuelta de todo, de vuelta de nada,
de vuelta y vuelta, tan joven y de vuelta

Pues yo creo que la vida es eso, ir de vuelta en vuelta. Vas a donde sea para luego volver, y lo que vas contando y lo que te cuenta a tí, más que las idas, son las vueltas.
Yo estoy de vuelta, por fin.

De vuelta de la tendinitis que me tuvo un mes sin poder escribir con comodidad. De vuelta de todo lo que me hizo pensar y sentir el simple obstáculo de no poder mover mi brazo derecho. De vuelta de la dependencia total, de las consultas y las batas blancas. De vuelta de mis dolores, aunque no de los de los demás.

De vuelta de los trámites y papeleos (o sólo de la primera fase, aún me queda ir y volver un par de veces), de vuelta de las organizaciones... y en breves, de vuelta de la celebración.

De vuelta de EL VIAJE. De vuelta de los horarios matadores, del dormir poco, de contar cada cinco minutos si estamos todos, de las conversaciones sorprendentes, de la playa y los baños, de la sobredosis de cafés, del echar de menos la tierra, de las confidencias, del pensar a velocidades supersónicas, de las paradojas, del aprendizaje, de los ojos abiertos.

Al final, estoy de vuelta aquí. Y, como diría la Gran Cabeza Pensante, vengo dos centímetros más alta, fortalecida, con las ganas de contar que no tenía hace unas semanas.
Estoy de vuelta, y ésa es mi vida. Está claro que lo mío es volver.

¿qué tal os ha ido a vosotros?

miércoles, 15 de abril de 2009

Semana SAN- grien-TA

Hacía bastante tiempo que no teníamos Amó y yo diez días seguidos los dos juntos sin trabajar, y había que hacer algo: quedarse en casa.
Además de las compras, los recados, los vaivenes, las comidas y cenas familiares, las clases de baile (las vueltas del rock'n'roll, arggg) y cuidar a la pequeña Mo, hemos tenido tiempo para lo que más necesitábamos: descansar. Así que para dejarnos llevar por el apatatamiento, preparamos un maratón de pelis infames de sangre y friquismo. ¿ O acaso no estamos en Semana Santa? Pues ¡ale! más sangre que en una procesión.

Bloodrayne: Cuando lo primero que sabes es que una peli está basada en un videojuego, muchas veces te echas a temblar. Si la temática es vampírica, tienes más razones aún. Y si la prota es la tía wena de Terminator 3, te supones que como mujer espectadora seguro que sales perdiendo. Es un despropósito auténtico, una bazofia de guión y una trama sin chicha ni limoná. Aún no me explico que pintan en ella Geraldinde Chaplin, Michael Madsen, Michelle Rodriguez o incluso Meat Lofe. Aún intento entender cómo es posible que Ben Kingsley haya hecho algo tan infame. Ni por amor a los vampiros ni por tías wenas... no se la recomiendo a nadie.

Ultraviolet: En fin. Ni idea de qué pretendían con ella. Ni es una buena ciencia ficción, ni realmente es un film de vampiros, ni es ná que pueda catalogarse en otro sitio que no sea el cubo de la basura. Se supone que hay un virus que hace a la gente hemófagos, pero eso es todo lo que podemos sacar en conclusión de los chupasangres. Mila Jovovich hace de engendro camaleónico con tanto acierto que en el momento en que sus pantalones blancos se tornan rojos parece que le ha bajado la regla. Sin más comentarios.


Drácula 3000: Su propio nombre lo puede decir todo. Si juntamos a Casper Van Dien (ya para morirse en Revenant), Erika Eleniak (los años pasan pa' tooodos) y a Coolio en todo su histrionismo... ¿qué esperas? Pues la cosa es que es tan esperpéntico ver a un tío vestido al uso vampírico de los años 30 persiguiendo a una tripulación en una nave al estilo de Alien que al final es incluso divertida. Dentro de 20 años será de culto para los adolescentes que se descojonan con pelis de serie Z.
Rise: Pues puestos a ver vampis sin colmillos, ésta ha sido la mejor con diferencia. Lucy Liu busca venganza entre criaturas que pueden perfectamente caminar bajo el sol y que no tienen tanto glamour como mala leche. Entretenida, sin pretensiones, con un guión justito pero correcto. Nada descabellado pero tampoco aburrido, con su dosis justa de acción, aunque un poco previsible. La única recomendable de verdad. Se intuye segunda parte.


Por supuesto, Amó y yo descansamos de tanta sangre y sufrimiento con algo ligerito... Capítulos de Urgencias, que hemos retomado desde la primera temporada y que me permiten babear ante el monumeto de pediatra que curiosamente también se ha cargado su montón de sanguijuelas, empezando por Salma.

Y para leer...

¡Chúpate esa! Mala suerte que sea una segunda parte de un libro que atjum atjum los inútiles de los editores no se molestaron en publicar aquí. Aún así, un sentido del humor genialemnte ridículo y absurdo y unos personajes de lo mejor, encabezados por la sublime Abby Normal, el mejor relato de una adolescente goth-emo-punk que he leído en mucho tiempo.
Una vez recuperada del trancazo que me dio justo el fin de semana, empezamos el trimestre con energías renovadas... sangre nueva.

martes, 31 de marzo de 2009

Coraline

Yo no leí en su día la novela, pero Amó ha sido un ídem y me ha regalado la novela gráfica basada en la idea de Gaiman.
De Neil apenas puedo decir nada que no sepa cualquiera que le conozca mínimamente: es un mago. Nadie como él podría hacer una historia tan buena modernizando la idea de "Alicia en el País de las Maravillas. "
P. Craig Russell ha puesto imágenes a los textos de Gaiman con un acierto impecable. Y servidora se ha sentado y se ha tragado la historia enterita en un momento. Ñam. Qué delicia.
Para los que no sepáis muy bien de qué va, Coraline es una niña que se muda con sus padres a una casa enorme en la que viven más personas, de lo más extravagantes. Pero no sólo eso, al abrir una extraña puerta, Coraline descubre que allí también viven sus "otros padres", más amables, más cariñosos, y deseosos de tenerla con ellos y mirarla con sus ojos de botón negros.
Como no podría ser de otra manera, la industria del cine ha querido adaptar esta obrita maestra y para ello cuentan con Henry Selick. Así dicho casi seguro que nadie sabe quien es, pero si os digo que ha dirigido Pesadilla Antes de Navidad, igual os centra un poco. (sí, ya lo sé, muchos pensáis que el durector es Tim Burton, pero no: él producía y puso la idea y los personajes, pero no fue el realizador).
Por lo que he visto la estética me parece muy acertada, aunque veo que el gato les ha quedado bien cutre, y da la casualidad de que es, con diferencia, mi personaje favorito.
La banda sonora promete enormemente. Sea como sea, por fin algo hace que tenga verdaderos deseos de ir al cine.
¡¡¡¡¡¡¡Casi había olvidado esa sensación!!!!!!!

jueves, 19 de marzo de 2009

Los "linces" de la iglesia

Arrrrrgggggg
Llevo ya dos días queriendo poner esto y se me iban corroyendo las entrañitas mientras tanto, mecagontó.
Los señores con faldas de esta nuestra querida iglesia han decidido hacer una campaña contra el aborto. Bueno, hasta ahí no me puedo quejar, claro, que en este país hay libertad de expresión y si me pongo en plan inquisidora contra los nietos de Torquemada la ironía es demasié.
Ahora bien, se van a gastar... no quiero calcularlo siquiera, pero UNA PASTA en dípticos (he oído entre 8.000 y 10.000) a todo color y en buen papel y en carteles (unos dicen 500 y otros más) para tal evento. Que digo yo, si estamos en crisis, ¿no será mejor invertirlo en comedores? ¿hacer algo en cáritas? Porque ahora de verdad que hay gente que lo necesita.
Y, francamente, todos sabemos que con un díptico no se suele cambiar una opinión, y menos aún ante un tema como ese. Las opiniones ya están hechas. El único que apreciará el díptico es el que ya está de acuerdo. Y los que, como yo, NO, pues nos limpiaremos las reales posaderas con él.
Pero bueno, ya aparte de que cada uno se gasta su dinerto como quiere (porque de verdad, soy una jodía ilusa y quiero pensar que ese pastizal no es parte de contribuciones públicas), a mí me ha dado por culo, y así de claro lo tengo que decir, la analogía que han usado.



Un niñito al lado de un lince, y según esta gente, el lince tiene más derechos y está más protegido.
Espero de verdad que la primera ONG por la Eutanasia que tenga fondos les responda con otra campaña. Porque da la casualidad de que hoy día nos morimos peor que perros. Que da la casualidad de que a cualquier mascota legalmente se le puede dar la inyección letal tan campantemente; y los enfermos terminales, incluso los que quieren acabar con su vida dignamente, según la iglesia deben acatar la voluntad de Dios (que mira por dónde, es sufrir hasta dónde no podemos ni sospechar).
Ahora a ver dónde está la protección a las personas y a los animales, que por cierto, según ellos no tienen más alma que ellos mismos...
Así nos va.
De El Bene y Los Condones ya hablaré en otra ocasión...
si no me ha reventado el hígado antes.

jueves, 5 de marzo de 2009

El manuscrito carmesí

Lo reconozco: le tenía ganas. Uno de los géneros a los que más me ha costado entrar es la novela histórica, pero tras unos cuántos buenos ejemplos, al final me ha encandilado.
A mí el señor Gala me gusta desde hace tiempo, aunque creo que debería limitarse más bien a cuentos cortos y poemas, porque en las novelas suele divagar demasiado y a mí, particularmente, tanta bisexualidad etérea y tanta desgracia junta me suele llegar a cansar.
Esta vez se trataba de la historia de Boabdil, el último rey de Granada, y desde luego tanto el personaje como el momento histórico daban para mucho. Esa mezcla de culturas, razas y religiones, esa pugna constante, la Alhambra como Paraíso Perdido y la riqueza y diversidad de Al-Andalus...

Photobucket

Y he de decir que todo eso lo ha plasmado muy bien Don Antonio, que sabe bien, cómo no, lo que significa ser andaluz. Ha dado en el clavo con su visión desde "el otro lado" y la forma de plasmar la época es realmente buena, como un gran cuadro lleno de pinceladas sublimes.
Pero por otro lado, ha caído en sus vicios más que nunca: la ambigüedad de Boabdil tiene demasiado peso (para mi gusto) en la trama, y de las 600 páginas que tenía mi edición me han sobrado holgadamente 200.
Al final, todo confirma mi lema. "Fíate poco de los Premios Planeta".

jueves, 26 de febrero de 2009

Mi madre...

"Mi madre va a acabar con el Síndrome de Estrógenes"

Ahora...¿empieza la menopausia o es que le empieza a costar tirar cosas a la basura?

lunes, 23 de febrero de 2009

Another Code

Seguramente a muchos os suene el Hotel Dusk, una propuesta para Nintendo DS que a todos nos parecía muy original por ser un juego "formato novela".
Lo que pocos sabíamos es que tenía un antedecesor llamado Another Code. La trama no es muy complicada: Ashley, de quince años, viaja a una isla con su tía para conocer a su padre, a quien creía muerto. Durante el juego Ashley va encontrándose con incógnitas sobre su propia familia y sobre los habitantes de la isla, que debemos ir resolviendo.
Es toda una colección de ejemplos de jugabilidad de la consola (todo eso que luego los juegos posteriores, y más modernos, han ido incorporando, como soplar al micrófono, cerrar y volver a abrir o jugar con los reflejos de las dos pantallas) con un manejo de lo más sencillo.

Photobucket

La complicación está en el ingenio de cada uno, ya que hay que ir buscando pistas y claves para ir avanzando y a veces es difícil no atascarase. Sea como sea, gracias a las guías por internet que nos pueden sacar de algún entuerto, el juego se puede terminar en pocas horas, incluso de una sentada.
Por otro lado, no es un juego recomendable para quien no le guste leer: los diálogos son amplios, a veces incluso un poco pesados.
La estética es muy similar a la del cómic japonés, dándole así aún más sensación a la trama de que estamos leyendo, más que jugando. Alguien dijo que se abría un nuevo género de juegos con piezas como ésta: "para mujeres adultas".
Yo simplemente digo que si os va la maquinita portátil de Nintendo, le echéis una ojeada a esta aventura de misterio y ya me contáis que os parece.

¿Qué? ¿Creíais que iba a hablar de Pé y los Oscars? XD

jueves, 19 de febrero de 2009

Moonlight y los vampiros descafeinados

De verdad, que sigo sin entenderlo.
Como fanática de los colmillos de cualquier tipo, me he calzado Moonlight enterita. No es que esperase mucho de ella, cuando nada más empezar ves que se trata de ¡otro! vampiro detective con pasión por las jovencitas mortales. Pero las series de vampiros no es que hayan relucido precisamente por las tramas originales y los argumentos contundentes.
Le dan mil patadas, sin ir más lejor, Blade, la serie que tampoco aguantó su andadura, o Blood Ties (de esta hablaré en futuras ocasiones, cuando termine los libros).
Pero, sea como sea, cumple su función. Habla del amor y la muerte, y refleja una vez más esos submundos en los que los no muertos campan a sus anchas entre nosotros, llenos de encanto (por que, sí, Mike tiene encanto a raudales, qué sonrisa de niño bueno) y pasión por la vida que ya nunca podrán tener.
Da un par de vueltas a los mitos, como el dormir en un congelador (bueno, si mantenemos eso de que cuando duermen están completamente muertos, no es tan estrafalario) o el poder soportar un sol que tan sólo debilita, o la reversibilidad a través de una sustancia alquímica. En resumen: no es una gran serie, pero es sin duda entretenida. Floja, seguramente. Y yo tampoco la voy a echar de menos porque se haya acabado.
Hasta ahí, de acuerdo con muchos.
Pero lo que me repatea es que la gente tache ahora a los vampiros de "descafeinados".
Yo sé un poco de vampiros, por mis 20 años (sí, ya van 20 desde El Pequeño Vampiro) siguiéndolos literaria, cinematográfica y televisivamente y no sé cómo alguien puede tener la desfachatez (o los webos) de decir que unos sean más descafeinados que otros. Porque anda que en el mito en sí no ha faltado adrenalina toda la vida.
En las leyendas transilvanas bastaba con meter un puñado de semillitas de lino dentro de un ataúd para que el bichejo se pasara entretenido unas cuántas noches contando y no molestara a las jovencitas del pueblo. Otras características un tanto patéticas son la imposibilidad de cruzar corrientes de agua o la necesidad de descansar en la propia tierra. Aquí estoy yo, ser superpoderoso y preternatural, fuerte y con sentidos de lince, rápido y bello, pero no puedo cruzar ríos. Mírate tú.
Durante el sueño, según otras leyendas, se acaba con ellos con suma facilidad, por estar totalmente muertos. Una estaca en el corazón y todo hecho. O sólo un poquito de sol. O el fuego. El ajo y la plata varían según los mitos, al igual que los crucifijos, la iglesia y alguna que otra hierba. Toma ser inmortal que no puede morderme si me he inflado de costillas al ajillo.
No sé si me explico... Desde el inicio, el vampiro es un ser débil, colmado de problemas que lo hace, en la mayoría de los casos, presa fácil. Porque eran como el lobo de caperucita: lo bueno del cuento, es acabar con él. Eran los malos, y el malo tiende a ser un poco gilipollas para que el bueno lo tenga más fácil.
Si, por otro lado, lo descafeinado según la gente viene de que sean "buenos" y "románticos" eso ya es otro cantar.
Para empezar, el que ha empañado hasta lo indecible al chupasangres por excelencia, nuestro amado Drácula, ha sido el señor Coppola. Tuvo los santos webos de llamar a su peli "Dracula, de Stoker", cuando en realidad no tenían nada que ver. Drácula era malo. Y punto. Y toda la mariconada del amor, la reencarnación y los océanos de tiempo son fruto de alguna neurona malparada de Francis. Pero como la mitad del planeta no sabe por dónde se enchufa un libro y prefiere ver las pelis, se cree que tiene cultura literaria, y así nos va.
El amor (y más el sexo) han estado siempre muy presentes en las historias de vampiros, y en la época romántica (hablo de historia y literatura) fue un mito muy trabajado por las características tan de la época: oscuridad, muerte, sangre, cementerios y cruces.
Anne Rice ha creado vampiros "buenos" y "malos" con una psicología impecable y con historias con suficiente complicación para darle mil vueltas a muchas otras.
Hasta Blade, que viene de donde viene (Marvel, por dios) y como vampiro es bastante fiasco le ha dado al menos acción al tema.
El mito se reinventa, como las hadas o las brujas, o los super-héroes de acción, o incluso los ataques terroristas.
Y si se cree que lo descafeinado es por obra de Crepúsculo, he de decir que el hecho de que salga semana sí y semana también en SuperPop como tema estrella no significa que sea una historia mala de por sí. Está hecha para adolescentes (chicas, principalmente) y retrata un amor irreal y empalagoso, pero aún así, sabe renovar algunas partes del mito sin caer en los clichés básicos.
Yo no creo que los vampiros "de antes" fueran dechados de virtudes, ni que los de ahora están cargándose el mito por tener sentimientos. No creo que un vampiro sea peor personaje por no ser el malo imbécil de la película ni que los géneros sen inmutables y no se puedan mezclar.
Lo que sí opino, es que la gente habla sin saber un pijo del contexto donde se mueve.
Y que si lo que quieren es vampiros con cafeína, habrá que ponerle a George Clooney unos colmillos para anunciar el Nespresso. Porque si no, vamos jodíos.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Apagón

El 28 de Febrero se ha programado un apagón mundial.
Es una iniciativa ecológica con la que se pretende dar un respiro al planeta, aunque sólo sea por diez minutos.
El apagón se hará por continentes. Aquí en España la hora señalada es de 19:45 a 20:00. Esta vez no hay excusas de trabajo, porque es Sábado.
Yo apagaré la luz y me asomaré a la ventana, a ver qué ocurre en la calle.
Tenéis mucha más información aquí

Photobucket

martes, 17 de febrero de 2009

She-Ra y el Título Mágico.

Todos sabéis quién es He-man y cómo alza su espada Por el Poder de GreySkull, pero poca gente recuerda a su hermana gemela She-ra que había sido secuestrada nada más nacer. Yo llegué a tener la muñeca, porque los dibujos de verdad me encantaban.
Ya en el Parvulario mi novio de por aquel entonces tenía el castillo de Skelletor y jugábamos a los Masters del Universo. Y para mí es la expresión hecha.
Así pues, si me preguntáis que he estado estudiando, ha sido un Master del Universo. Sí, los dos últimos años he asido mis bolígrafos cual Espada de Protección y me he convertido en una She-Ra que deja todo su ocio al estudio para vencer al malvado Doctor Mal Currículum. Han sido muchas horas de comerse la cabeza, de apurarse con los plazos, de trabajo al fin y al cabo. Podría haber tomado muchos cafés, leído muchos libros, visto muchas pelis, o, simplemente tocarme mucho los webecillos, cosa bien necesaria hoy día.

Photobucket

Pero no, me pasé los meses estudiando una vez más, esperando una recompensa. Y el otro día, previo pago de los gastos de administración (atjum) y de envío, me llegó el ansiado diploma. Un trozo de cartulina sin casi colorido con mi nombre puesto. Una nadería, una vez más. Ni me hizo sentir orgullosa, ni alegre, ni siquiera aliviada. Cualquier capítulo de She-Ra me emocionaba más que aquel trocejo de papel. Manda Webos, con el Título del Universo del GreySkull de los cojones.

jueves, 12 de febrero de 2009

¿Veo una vida nueva?

Llevo todo el día preguntándome cuál de estas canciones estaría entonando Aznar.
Yo opto por el "nooo... per que... despedido...", pero con tonito texano, que "estamos trabajando en ello".


La pena es que el del anuncio no llevara bigote, por hacerlo más cachondo. Los de Centaurus Capital deben estar rompiéndose el pecho.
Yo mientras tanto, pongo una sonrisita pequeña y serena. Atjum.

jueves, 5 de febrero de 2009

Her Morning Elegance

Todavía anteayer hablaba con Amó de mi afición adolescente por los vídeos musicales. Aún hoy, si no tengo nada que ver en la tele pongo alguna cadena de vídeos... aunque desde que me he mudado no hago más que echar de menos la VH1 (Ainsssssssssssssssssssss, sigh). Independientemete de la canción, hay clips que son verdaderas obras de arte, y voy a intentar ir colgando una colección de ellos por aquí.
De casualidad, como casi todo hoy día en Internet, he dado con esta joyita de Oren Kavie, un completo desconocido para mí hasta ahora, aunque pienso seguirle los pasos.
Simplemente mirad:

miércoles, 4 de febrero de 2009

Áncora

"... Mira, por ejemplo, el áncora. Su primer significado es esperanza, porque la esperanza es algo que te sujeta con fuerza igual que un áncora, a fin de que no cedas. El segundo significado es constancia. El tercer significado es un obstáculo inesperado, por tanto, prevención. El cuarto significado es mar. Y así sucesivamente hasta diez, doce, o a veces una serie interminable de significados..."
Philip Pullman
Luces del Norte

martes, 3 de febrero de 2009

Shortcuts: Drácula meets Jack The Ripper

Reconozco que soy una fan redomada de cualquier sociedad caótica plasmada en un libro, y mi interés aumenta si esa sociedad caótica no es la nuestra. Puestos a pedir, de paso, evadirnos.
Adoro las distopías desde que tengo recuerdos, y si la cosa es un mejunje anacrónico y original, me postro de rodillas. En ese aspecto es difícil huír del mago de las ucronías (digamos, novelas históricas alternativas), Kim Newman.
Este tipo peculiar tuvo la gran idea de juntar en uno de sus libros a dos de los villanos más carismáticos y atrayentes que han existido, el Conde chupasangre Drácula y el enigmático Jack El Destripador. Si eso no es uno de mis shortcuts, que baje Zeus y lo vea.
No os pensáis que es algo así como un pastiche mezcla de From Hell y el Drácula de Coppola (atjum opinión reservada atjum cof cof). En El Año de Drácula, Kim ha sabido sacar lo mejor del género.
Entre un sinfín de personajes históricos, reales y de ficción, Newman nos lleva a una época victoriana donde la sociedad se divide en cálidos y no muertos prácticamente a partes iguales, donde el señor Vlad es el príncipe consorte, Lord Ruthven el Primer Ministro y la señora Mina Harker una vampira de armas tomar y no una dulce damisela en apuros salvada de las garras de un monstruo por un viejo cazavampiros de éxito.
Sin duda alguna, el personaje más carismático es el de Geneviève, una no-muerta con el aspecto de una muchacha de dieciséis años y la sabiduría de una de las más antiguas. (No, no confuindáis, nada que ver con la Claudia de Rice).
La historia es entretenida y la visión de los bebedores de sangre da otra vuelta de tuerca (sí, y mil veces sí, aún queda mucho por escribir de mis seres fantásticos favoritos, sólo necesitamos una mente abierta que sepa salirse una vez más del cliché). La trama va fluída, y el lenguaje de Newman es contundente, adulto y cargado de un sentido del humor, como no podría ser de otra manera, muy negro.
Y si uno se queda con ganas de más, tiene su continuación en El Sanguinario Barón Rojo, con una Primera Guerra Mundial en la que los murciélagos vuelan entre la Legión Condor y Poe escribe la biografía de Von Richthofen. Un magnísfico libro de guerra en el que una servidora se pasó cada capítulo echando en falta a Geneviéve. Mala suerte, supongo, aunque creo que hay editada otra novela enterita para ella sola.
Sí, como yo, tenéis volando entre vuestras neuronas la pasión por el caos, la sangre, y las capas negras, tened en cuenta a este tipo genialmente chiflado de pinta infame. Seguro que no os defrauda.

lunes, 2 de febrero de 2009

El día de...

Para todos los que hemos disfrutado con Atrapado en el tiempo hoy es un día muy especial.
Hoy es El Día de La Marmota... otra vez.

miércoles, 28 de enero de 2009

Buenos días, muñeca

Hace meses que la he localizado, y desde entonces, la veo casi todos los días. Siempre se me va la vista hacia ella, y me dan ganas de levantarme los cuellos del abrigo, como si fuera una gabardina, y mover el ala de un sombrero imaginario, para saludarla. "Buenos, días, muñeca" le diría. Y seguiría mi camino.
Están en mi barrio, no muy lejos de mi casa. Son un montón de bloques iguales, y en una de las ventanas de la fachada hay un saliente, parece un balconcillo estrecho si lo vés de lejos, pero en realidad es una jardinera. La mayoría de la gente tiene flores, principalmente geranios, alguna veleta e incluso algún molinillo. En Navidades cuelgan los Papá Noel y los Reyes, y en verano suelen mustiarse las hojas por el calor.
Pero da igual el día y la hora que sea, mis ojos siempre van a la misma ventana. De pie, con su vestido elegante y su sombrero, como desafiando al tiempo, como observando la calle, está una muñeca de porcelana. Siempre en el mismo lugar, siempre en la misma posición, haga sol o llueva.
Siempre allí quieta, como queriendo otearlo todo. Y mi imaginación vuela. ¿quién vive en esa casa? ¿de quién es la habitación? ¿por qué saca a su muñeca a la avenida a reinar en el balcón?
Siempre me han gustado esas muñecas con sus ojos fijos y brillantes, con sus rígidos rizos y tirabuzones, con sus faldones y polainas. Tienen ese punto inquitante de niña diabólica, de objeto embrujado, de fantasma del pasado.
Y allí está ella, cada mañana, mirándonos desde arriba con altivez. ¿Tendrá nombre? ¿será de una niña, de una mujer, de un anciano?
Me hago preguntas y más preguntas, sabiendo que me quedaré siempre con la incógnita. Aunque a veces se me haya pasado por la cabeza, como una locura, buscar un timbre al que llamar para interesarme por ella, intentar despejar las incógnitas y romper la pompa de jabón. O quizás descubrir una verdad que sólo abre más preguntas.
Stephen King, con menos que eso, habría escrito un par de obras enrevesadas. Una muñeca que aprisiona el alma de su antigua dueña y que tiraniza a sus propietarios. Un ente maligno que posee su cuerpo y se asoma a la ventana para provocar accidentes con una mirada. Habla con la niña que vive en la casa, la va envenenando, la engaña para que provoque muertes inesperadas. O es un ángel bueno que quiere evitar otros ataques. Aunque eso quizás sea más propio de Neil Gaiman, dibujado en viñetas.
A veces, cuando miro hacia arriba, incluso recuerdo la musiquilla de Rozen Maiden, y me pregunto si no será una pequeña Hinaichigo.
Y al final, sigo por la calle, voy hacia el trabajo y pienso en otra cosa. Quizás cuando me retire, le dedique una novela.

domingo, 25 de enero de 2009

Yogul-lado


No es que quiera yo hacer propaganda, pero cosas como éstas, las hay que contar. Para ser un poco coherente no voy a citar la marca en cuestión, y el que quiera saber, que busque.
En ParquePrín han puesto (no sé cuándo, que hacía tiempo que no iba) un puesto de helados. Eso, en sí mismo, no es gran cosa, pero el invento va más allá.
Resulta que la idea es muy simple, pero muy buena. Tú pagas por el tamaño del helado, que siempre es helado de yogur, como el mítico yogul-lado maldito de Homer Simpson. Y luego ves un mostrador lleno de cacitos, con distintas salsas de chocolate y frutas, trocitos de fresa, virutas de chocolate, caramelitos y canutillos de colores, y una hilera que parece interminable de siropes distintos. Y todo eso, lo combinas como quieras.
Total, que uno no sabe ni qué escoger, pero como con eso ya cuentan, te ponen una lista de sugerencias de lo más interesante: mezclas de sabores, colorido, ingredientes que ni hubieras visto entre tanta variedad...
Amó y yo nos hemos puesto las botas, y a partir de ahora vamos a intentar ir probando variedades hasta que nos cansemos, que será, supongo, unos años después de la jubilación, entre viaje y viaje a Torrevieja y Marbella.
Vamos, que si os pasáis, no os lo podéis perder. Un auténtico placer para el paladar. Bon apetit.

sábado, 24 de enero de 2009

Contando

Siempre que se habla de contar yo me acuerdo de El Conde de Barrio Sésamo. "Me llaman el conde porque me encaaanta contar". Lo malo es que tienes que ser mayor para pillar el juego de palabras con "Count", pero bueno.


Llevaba tiempo con ganas de contar, de tener estadísticas, de ver cuántas visitas tengo y ese tipo de cosas. He tardado lo mío pero he encontrado un buen contador, al fin. Diseño sencillo y estadísticas poco tramposas, más bien conservadoras.
Así pues, que sepáis que desde ayer mismito... cada visita vuestra cuenta.

jueves, 22 de enero de 2009

Dogville

Aún estaba convaleciente de la gripe maravillosa que me tocó este año (sí, las brujas también enfermamos) (no, no hay poción que valga para eso) (sí, me encantan los paréntesis) (sí, en parte es por "La princesa prometida") (no, no me estoy volviendo gilipollas) (creo) (vale, ya paro) cuando me tiré en el sofá a ver Dogville.
No es que tenga nada contra Von Trier ni mucho menos el movimiento Dogma, pero he visto pocas pelis suyas. También es verdad que en los últimos años he visto pocas pelis en general, y, siendo sinceros, la mayoría ha sido más bien ponzoña intragable.
Tenía un poco de miedo por esta peli en concreto. Había oído hablar de ella y todo eran buenas críticas, pero me pasa con muchas otras supuesta obras de arte. Yo no les acabo de encontrar el truco o no les veo la gracia por ningún lado, y acabo frustrada pensando que quizá me falta algún mecanismo para comprender o ver cosas que otros sí tienen claras.
Al final, me gustó muchísimo. Nicole Kidman está soberbia, como suele estar casi siempre (aún se me atraganta "Embrujada", y si no me gusta a mí...) y hay un montón de actores que le hacen un buen acompañamiento, cada uno en su sitio (ese James Caan, Lauren Bacall, Patricia Clarkson, Paul Bettany o Ben Gazzara, por poner unos pocos).


El formato tan austero y tan teatral me encantó desde el principio, igual que la idea de los capítulos que el narrador va desgranando, que en ocasiones parecen parte de una fábula moral y en otras un documental (quizá sea por la voz del doblador, que suena a más no poder a pradera del Serengeti)
En cualquier caso la historia es buenísima, un retrato genial de lo que es la naturaleza humana, con sus idas y venidas y sus contradicciones, con un final como no podría haber otro.
Si buscas algo entretenido y ligero, ni se te ocurra planteartelo. Pero si quieres pensar un rato, aunque a veces sea sobre temas poco agradables, pásate por Dogville.

martes, 20 de enero de 2009

Fleet Foxes

Es curioso como las cosas a veces van por carambola.
Hace mil años, por circunstancias, tuve que abrir una cuenta en un banco "X" (que le haga publicidad Rita, que yo paso). Tiempo después, debido a un concurso, envié mis datos a un email y empezaron a mandarme periódicamente un magazine "joven" a la misma dirección. Bueno, yo más bien diría que es un pastiche mediocre para un tipo de jóvenes muy determinado al que quizás será mejor no calificar, pero bueno.
La cosa es que gracias a ese boletín conocí a este grupo de Seattle. Me impresiona cómo a día de hoy un grupo nuevo, y joven (esta vez sin comillas y sin calificativos) puede tener ese sonido clásico, pero no viejo, ni manido.
El vídeo además me parece una preciosidad.

Al final resulta que algo bueno ha tenido el cutre-boletín. Si es que... nunca se puede hablar.

jueves, 15 de enero de 2009

Shortcuts: The World Meets Me!

¿Qué es esto?

Hace tanto, tanto tiempo, en aquel space ya tan, tan lejano había pensado en secciones fijas, tal vez semanales, tal vez quincenales. Cosas como un "jueves de lectura" o cosas así. Desistí rápidamente, sabía que no lo podría mantener. Ahora no se trata de una sección fija, pero sí será una sección, con una extraña coherencia. Así que tiene derecho a un estreno, aunque sea tan extraño como este.

¿De qué va?

Es más sencillo de lo que pueda parecer, y a la vez uno de los temas más amplios y viejos del mundo. Hace tantos años que llevo pensando en ello que no sé cuándo empezó, creo que más bien se ha ido fraguando dentro de mí como un órgano más, o como otro rasgo de personalidad. Me encantan las coincidencias, las casualidades, las uniones. Es como la teoría de los seis grados de separación: "cualquiera en la Tierra puede estar conectado a cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios (conectando a ambas personas con sólo seis enlaces)".
Al final siempre tengo la sensación de que la vida es así, el mundo es así, todos estamos conectados con todos de alguna amnera. No hablo de nada místico, ni espiritual. Hablo de cuando conoces a alguien del otro extremo del mundo que no tiene ni tu edad, ni tus caraterísticas, que quizás no sea de tu misma raza, ni sexo, pero que de repente adora algo que a tí te encanta, aunque no tengáis nada más en común.
Los seres humanos somos tontos y egocéntricos, poco lógicos, nos sentimos muy únicos en nuestros gusto, pero al final siempre hay alguien como tú en algo, y eso, lejos de hacerte "menos tú" suele provocar una conexión maravillosa.
Al mismo tiempo, es sorprente como tus gustos también se van encadenando, como alguien a quien admiras a su vez gusta de otras cosas que tu sigues...
Al final todos nos movemos entre conexiones en nuestra inmensa telaraña mundial. Y de conexiones de ésas hablaré de vez en cuando.


¿Por qué "shortcuts"?

Como algunos sabéis, es el título original de la peli que aquí conocemos como "Vidas Cruzadas". Shortcuts ha sido mal traducido alguna que otra vez por "cortes cortos", pero en realidad significa "atajos". Esto abre una perspectiva nueva sobre la película, que habla precisamente de eso, de los atajos que tomamos en la vida, a través de unos personajes conectados de alguna manera todos con todos. Así que esa mezcla de cruces de vidas, de conexiones, y de atajos me parece un buen título para la sección.

¿Por qué en inglés?

Culpa de mi querido Sr. Holopainen. Una vez escribió: In the songs insanity meets piety, megalomania meets humility, indescribable anguish meets never-before-felt lust for life, Walt Whitman meets Stephen King, Finnish woods meet the shores of Scotland and "Angels Fall First" meets "Once". Me gustó tanto la forma de expresar las coincidencias que tomo la estructura para los títulos. Esperemos que no me exija pagarle los derechos de autor, que una es pobre.

¿Por qué tantas explicaciones?

Simple y llanamente... porque me da la gana. ¡Hala!, a escanciar por ahí.