lunes, 15 de junio de 2009

De vuelta

Mucha gente piensa que las letras de Jarabe de Palo son el colmo del simplismo, pero yo siempre les he visto mucha chicha. Por ejemplo:

De vuelta de todo, de vuelta de nada,
de vuelta y vuelta, tan joven y de vuelta

Pues yo creo que la vida es eso, ir de vuelta en vuelta. Vas a donde sea para luego volver, y lo que vas contando y lo que te cuenta a tí, más que las idas, son las vueltas.
Yo estoy de vuelta, por fin.

De vuelta de la tendinitis que me tuvo un mes sin poder escribir con comodidad. De vuelta de todo lo que me hizo pensar y sentir el simple obstáculo de no poder mover mi brazo derecho. De vuelta de la dependencia total, de las consultas y las batas blancas. De vuelta de mis dolores, aunque no de los de los demás.

De vuelta de los trámites y papeleos (o sólo de la primera fase, aún me queda ir y volver un par de veces), de vuelta de las organizaciones... y en breves, de vuelta de la celebración.

De vuelta de EL VIAJE. De vuelta de los horarios matadores, del dormir poco, de contar cada cinco minutos si estamos todos, de las conversaciones sorprendentes, de la playa y los baños, de la sobredosis de cafés, del echar de menos la tierra, de las confidencias, del pensar a velocidades supersónicas, de las paradojas, del aprendizaje, de los ojos abiertos.

Al final, estoy de vuelta aquí. Y, como diría la Gran Cabeza Pensante, vengo dos centímetros más alta, fortalecida, con las ganas de contar que no tenía hace unas semanas.
Estoy de vuelta, y ésa es mi vida. Está claro que lo mío es volver.

¿qué tal os ha ido a vosotros?

1 VALIENTE:

Chur dijo...

Pues ya ves que yo estoy aún, a mi edad, sin estar de vuelta de algunas cosas como por ejemplo de los malpensantes y espero seguir así sorprendiéndome siempre de las malas personas, porque existen, no es que tengan un mal día, no, son así, quizás excepcionalmente un día lo tuvieron bueno.
Me alegro que estés de vuelta.
Besos.
S