lunes, 3 de agosto de 2009

Luna de Miel en cinco partes: II

El equipo de Royaleconqueso, junto con N nos han hecho un regalo incríble: un fin de semana mágico, un pedazito de cielo.
No creo que las palabras lo puedan describir muy bien, y por desgracia aquí me es imposible poneros la cara que describiría mi estado de ánimo.
Así que echadle imaginación: una casa en un entorno impresionante, rodeado de montañas, y paisaje verde, con el olor de la hierba húmeda y el sonido de los pajarillos.
Subes las escaleras hasta el ático. La habitación tiene los suelos de madera y loza, un pequeño balcón con vistas a la montaña, muebles antiguos de madera maciza. Las sábanas de la enorme cama están bordadas. Al entrar al baño, te das cuenta de que las toallas también. Abres el grifo de la bañera, la dejas llenarse mientras deshaces el equipaje.

Photobucket

Con sólo apretar un botón te das cuenta de que no te has trasladado a otra época: sigues aquí con las comodidades de un estupendo hidromasaje. Enciendes unas velas, y respiras hondo. ¿Éso no es vida?
Unidle los mejores desayunos: con zumo de naranja natural, y tostadas de pan de hogaza, fruta y bizcocho casero. Sumad buenas cenas, variadas y deliciosas. Y de paso unas cuántas excursiones, para conocer nuevos pueblos y paisajes.
¿Se os ocurre algo mejor?
Pues sí, compartirlo con el hombre de tu vida.

1 VALIENTE:

Euterpe dijo...

parece un resumen de una pelicula romántica! (falta algún vampirillo para darle un toque personal)
Pero que bien os lo habeis montado!!
me alegro mucho, yo creo que, por lo que comentabas en entradas anteriores, necesitabas algo así!! :)