jueves, 26 de febrero de 2009

Mi madre...

"Mi madre va a acabar con el Síndrome de Estrógenes"

Ahora...¿empieza la menopausia o es que le empieza a costar tirar cosas a la basura?

lunes, 23 de febrero de 2009

Another Code

Seguramente a muchos os suene el Hotel Dusk, una propuesta para Nintendo DS que a todos nos parecía muy original por ser un juego "formato novela".
Lo que pocos sabíamos es que tenía un antedecesor llamado Another Code. La trama no es muy complicada: Ashley, de quince años, viaja a una isla con su tía para conocer a su padre, a quien creía muerto. Durante el juego Ashley va encontrándose con incógnitas sobre su propia familia y sobre los habitantes de la isla, que debemos ir resolviendo.
Es toda una colección de ejemplos de jugabilidad de la consola (todo eso que luego los juegos posteriores, y más modernos, han ido incorporando, como soplar al micrófono, cerrar y volver a abrir o jugar con los reflejos de las dos pantallas) con un manejo de lo más sencillo.

Photobucket

La complicación está en el ingenio de cada uno, ya que hay que ir buscando pistas y claves para ir avanzando y a veces es difícil no atascarase. Sea como sea, gracias a las guías por internet que nos pueden sacar de algún entuerto, el juego se puede terminar en pocas horas, incluso de una sentada.
Por otro lado, no es un juego recomendable para quien no le guste leer: los diálogos son amplios, a veces incluso un poco pesados.
La estética es muy similar a la del cómic japonés, dándole así aún más sensación a la trama de que estamos leyendo, más que jugando. Alguien dijo que se abría un nuevo género de juegos con piezas como ésta: "para mujeres adultas".
Yo simplemente digo que si os va la maquinita portátil de Nintendo, le echéis una ojeada a esta aventura de misterio y ya me contáis que os parece.

¿Qué? ¿Creíais que iba a hablar de Pé y los Oscars? XD

jueves, 19 de febrero de 2009

Moonlight y los vampiros descafeinados

De verdad, que sigo sin entenderlo.
Como fanática de los colmillos de cualquier tipo, me he calzado Moonlight enterita. No es que esperase mucho de ella, cuando nada más empezar ves que se trata de ¡otro! vampiro detective con pasión por las jovencitas mortales. Pero las series de vampiros no es que hayan relucido precisamente por las tramas originales y los argumentos contundentes.
Le dan mil patadas, sin ir más lejor, Blade, la serie que tampoco aguantó su andadura, o Blood Ties (de esta hablaré en futuras ocasiones, cuando termine los libros).
Pero, sea como sea, cumple su función. Habla del amor y la muerte, y refleja una vez más esos submundos en los que los no muertos campan a sus anchas entre nosotros, llenos de encanto (por que, sí, Mike tiene encanto a raudales, qué sonrisa de niño bueno) y pasión por la vida que ya nunca podrán tener.
Da un par de vueltas a los mitos, como el dormir en un congelador (bueno, si mantenemos eso de que cuando duermen están completamente muertos, no es tan estrafalario) o el poder soportar un sol que tan sólo debilita, o la reversibilidad a través de una sustancia alquímica. En resumen: no es una gran serie, pero es sin duda entretenida. Floja, seguramente. Y yo tampoco la voy a echar de menos porque se haya acabado.
Hasta ahí, de acuerdo con muchos.
Pero lo que me repatea es que la gente tache ahora a los vampiros de "descafeinados".
Yo sé un poco de vampiros, por mis 20 años (sí, ya van 20 desde El Pequeño Vampiro) siguiéndolos literaria, cinematográfica y televisivamente y no sé cómo alguien puede tener la desfachatez (o los webos) de decir que unos sean más descafeinados que otros. Porque anda que en el mito en sí no ha faltado adrenalina toda la vida.
En las leyendas transilvanas bastaba con meter un puñado de semillitas de lino dentro de un ataúd para que el bichejo se pasara entretenido unas cuántas noches contando y no molestara a las jovencitas del pueblo. Otras características un tanto patéticas son la imposibilidad de cruzar corrientes de agua o la necesidad de descansar en la propia tierra. Aquí estoy yo, ser superpoderoso y preternatural, fuerte y con sentidos de lince, rápido y bello, pero no puedo cruzar ríos. Mírate tú.
Durante el sueño, según otras leyendas, se acaba con ellos con suma facilidad, por estar totalmente muertos. Una estaca en el corazón y todo hecho. O sólo un poquito de sol. O el fuego. El ajo y la plata varían según los mitos, al igual que los crucifijos, la iglesia y alguna que otra hierba. Toma ser inmortal que no puede morderme si me he inflado de costillas al ajillo.
No sé si me explico... Desde el inicio, el vampiro es un ser débil, colmado de problemas que lo hace, en la mayoría de los casos, presa fácil. Porque eran como el lobo de caperucita: lo bueno del cuento, es acabar con él. Eran los malos, y el malo tiende a ser un poco gilipollas para que el bueno lo tenga más fácil.
Si, por otro lado, lo descafeinado según la gente viene de que sean "buenos" y "románticos" eso ya es otro cantar.
Para empezar, el que ha empañado hasta lo indecible al chupasangres por excelencia, nuestro amado Drácula, ha sido el señor Coppola. Tuvo los santos webos de llamar a su peli "Dracula, de Stoker", cuando en realidad no tenían nada que ver. Drácula era malo. Y punto. Y toda la mariconada del amor, la reencarnación y los océanos de tiempo son fruto de alguna neurona malparada de Francis. Pero como la mitad del planeta no sabe por dónde se enchufa un libro y prefiere ver las pelis, se cree que tiene cultura literaria, y así nos va.
El amor (y más el sexo) han estado siempre muy presentes en las historias de vampiros, y en la época romántica (hablo de historia y literatura) fue un mito muy trabajado por las características tan de la época: oscuridad, muerte, sangre, cementerios y cruces.
Anne Rice ha creado vampiros "buenos" y "malos" con una psicología impecable y con historias con suficiente complicación para darle mil vueltas a muchas otras.
Hasta Blade, que viene de donde viene (Marvel, por dios) y como vampiro es bastante fiasco le ha dado al menos acción al tema.
El mito se reinventa, como las hadas o las brujas, o los super-héroes de acción, o incluso los ataques terroristas.
Y si se cree que lo descafeinado es por obra de Crepúsculo, he de decir que el hecho de que salga semana sí y semana también en SuperPop como tema estrella no significa que sea una historia mala de por sí. Está hecha para adolescentes (chicas, principalmente) y retrata un amor irreal y empalagoso, pero aún así, sabe renovar algunas partes del mito sin caer en los clichés básicos.
Yo no creo que los vampiros "de antes" fueran dechados de virtudes, ni que los de ahora están cargándose el mito por tener sentimientos. No creo que un vampiro sea peor personaje por no ser el malo imbécil de la película ni que los géneros sen inmutables y no se puedan mezclar.
Lo que sí opino, es que la gente habla sin saber un pijo del contexto donde se mueve.
Y que si lo que quieren es vampiros con cafeína, habrá que ponerle a George Clooney unos colmillos para anunciar el Nespresso. Porque si no, vamos jodíos.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Apagón

El 28 de Febrero se ha programado un apagón mundial.
Es una iniciativa ecológica con la que se pretende dar un respiro al planeta, aunque sólo sea por diez minutos.
El apagón se hará por continentes. Aquí en España la hora señalada es de 19:45 a 20:00. Esta vez no hay excusas de trabajo, porque es Sábado.
Yo apagaré la luz y me asomaré a la ventana, a ver qué ocurre en la calle.
Tenéis mucha más información aquí

Photobucket

martes, 17 de febrero de 2009

She-Ra y el Título Mágico.

Todos sabéis quién es He-man y cómo alza su espada Por el Poder de GreySkull, pero poca gente recuerda a su hermana gemela She-ra que había sido secuestrada nada más nacer. Yo llegué a tener la muñeca, porque los dibujos de verdad me encantaban.
Ya en el Parvulario mi novio de por aquel entonces tenía el castillo de Skelletor y jugábamos a los Masters del Universo. Y para mí es la expresión hecha.
Así pues, si me preguntáis que he estado estudiando, ha sido un Master del Universo. Sí, los dos últimos años he asido mis bolígrafos cual Espada de Protección y me he convertido en una She-Ra que deja todo su ocio al estudio para vencer al malvado Doctor Mal Currículum. Han sido muchas horas de comerse la cabeza, de apurarse con los plazos, de trabajo al fin y al cabo. Podría haber tomado muchos cafés, leído muchos libros, visto muchas pelis, o, simplemente tocarme mucho los webecillos, cosa bien necesaria hoy día.

Photobucket

Pero no, me pasé los meses estudiando una vez más, esperando una recompensa. Y el otro día, previo pago de los gastos de administración (atjum) y de envío, me llegó el ansiado diploma. Un trozo de cartulina sin casi colorido con mi nombre puesto. Una nadería, una vez más. Ni me hizo sentir orgullosa, ni alegre, ni siquiera aliviada. Cualquier capítulo de She-Ra me emocionaba más que aquel trocejo de papel. Manda Webos, con el Título del Universo del GreySkull de los cojones.

jueves, 12 de febrero de 2009

¿Veo una vida nueva?

Llevo todo el día preguntándome cuál de estas canciones estaría entonando Aznar.
Yo opto por el "nooo... per que... despedido...", pero con tonito texano, que "estamos trabajando en ello".


La pena es que el del anuncio no llevara bigote, por hacerlo más cachondo. Los de Centaurus Capital deben estar rompiéndose el pecho.
Yo mientras tanto, pongo una sonrisita pequeña y serena. Atjum.

jueves, 5 de febrero de 2009

Her Morning Elegance

Todavía anteayer hablaba con Amó de mi afición adolescente por los vídeos musicales. Aún hoy, si no tengo nada que ver en la tele pongo alguna cadena de vídeos... aunque desde que me he mudado no hago más que echar de menos la VH1 (Ainsssssssssssssssssssss, sigh). Independientemete de la canción, hay clips que son verdaderas obras de arte, y voy a intentar ir colgando una colección de ellos por aquí.
De casualidad, como casi todo hoy día en Internet, he dado con esta joyita de Oren Kavie, un completo desconocido para mí hasta ahora, aunque pienso seguirle los pasos.
Simplemente mirad:

miércoles, 4 de febrero de 2009

Áncora

"... Mira, por ejemplo, el áncora. Su primer significado es esperanza, porque la esperanza es algo que te sujeta con fuerza igual que un áncora, a fin de que no cedas. El segundo significado es constancia. El tercer significado es un obstáculo inesperado, por tanto, prevención. El cuarto significado es mar. Y así sucesivamente hasta diez, doce, o a veces una serie interminable de significados..."
Philip Pullman
Luces del Norte

martes, 3 de febrero de 2009

Shortcuts: Drácula meets Jack The Ripper

Reconozco que soy una fan redomada de cualquier sociedad caótica plasmada en un libro, y mi interés aumenta si esa sociedad caótica no es la nuestra. Puestos a pedir, de paso, evadirnos.
Adoro las distopías desde que tengo recuerdos, y si la cosa es un mejunje anacrónico y original, me postro de rodillas. En ese aspecto es difícil huír del mago de las ucronías (digamos, novelas históricas alternativas), Kim Newman.
Este tipo peculiar tuvo la gran idea de juntar en uno de sus libros a dos de los villanos más carismáticos y atrayentes que han existido, el Conde chupasangre Drácula y el enigmático Jack El Destripador. Si eso no es uno de mis shortcuts, que baje Zeus y lo vea.
No os pensáis que es algo así como un pastiche mezcla de From Hell y el Drácula de Coppola (atjum opinión reservada atjum cof cof). En El Año de Drácula, Kim ha sabido sacar lo mejor del género.
Entre un sinfín de personajes históricos, reales y de ficción, Newman nos lleva a una época victoriana donde la sociedad se divide en cálidos y no muertos prácticamente a partes iguales, donde el señor Vlad es el príncipe consorte, Lord Ruthven el Primer Ministro y la señora Mina Harker una vampira de armas tomar y no una dulce damisela en apuros salvada de las garras de un monstruo por un viejo cazavampiros de éxito.
Sin duda alguna, el personaje más carismático es el de Geneviève, una no-muerta con el aspecto de una muchacha de dieciséis años y la sabiduría de una de las más antiguas. (No, no confuindáis, nada que ver con la Claudia de Rice).
La historia es entretenida y la visión de los bebedores de sangre da otra vuelta de tuerca (sí, y mil veces sí, aún queda mucho por escribir de mis seres fantásticos favoritos, sólo necesitamos una mente abierta que sepa salirse una vez más del cliché). La trama va fluída, y el lenguaje de Newman es contundente, adulto y cargado de un sentido del humor, como no podría ser de otra manera, muy negro.
Y si uno se queda con ganas de más, tiene su continuación en El Sanguinario Barón Rojo, con una Primera Guerra Mundial en la que los murciélagos vuelan entre la Legión Condor y Poe escribe la biografía de Von Richthofen. Un magnísfico libro de guerra en el que una servidora se pasó cada capítulo echando en falta a Geneviéve. Mala suerte, supongo, aunque creo que hay editada otra novela enterita para ella sola.
Sí, como yo, tenéis volando entre vuestras neuronas la pasión por el caos, la sangre, y las capas negras, tened en cuenta a este tipo genialmente chiflado de pinta infame. Seguro que no os defrauda.

lunes, 2 de febrero de 2009

El día de...

Para todos los que hemos disfrutado con Atrapado en el tiempo hoy es un día muy especial.
Hoy es El Día de La Marmota... otra vez.