viernes, 24 de diciembre de 2010

Os deseo....

sábado, 18 de diciembre de 2010

Uuuun, dos, tres...

Es lo que más me gusta de las últimas tres navidades. Nos juntamos todos, de todas las edades, de todos los niveles, parejas oficiales y otras que se acaban de formar. La música siempre es sublime, y nuestras pintas deportivas suelen contrastar de una forma un tanto cómica. Vamos aprendiéndolo todo: los pasos, las vueltas, las variaciones, las claves musicales y las inevitables reverencias. 
Siempre es lo mismo, pero nunca es igual. Nos reímos, nos equivocamos, nos aplicamos mucho y tras unas 8 o 10 horas de ensayo, está todo listo para La Gran Noche. 
Es lo malo de estas cosas, tanto esfuerzo y al final todo se resuelve en 5 minutos 35 segundos. Vamos muy guapos y muy decimonónicos, pero siempre están los imprevistos. Una falda demasiado larga que alguien pisa. Unos zapatos de pulsera demasiado flojos que se salen. Un tacon que desafía peligrosamente el equilibrio. Una americana que tira demasiado de la sisa. Una didadema que se cae. Un espontaéno del público que grita algo y te hace sonreír de más. Alguien que confunde el segundo bloque con el tercero, o un frenazo excesivo antes de inclinarse. El que se va poniendo nervioso y se va acelerando y va un segundo por delante, como si fuera el jefe. Una vuelta que va en el sentido contrario. Un relevé o un plié a destiempo. 
Las combinaciones son infinitas. Y siempre pasa algo. Y siempre es algo con lo que no contabas. Pero ahí está el encanto. 
Empieza la cuenta atrás para La Gran Noche del Vals.


jueves, 16 de diciembre de 2010

Otra de...

Orgullo, Prejuicio... y....

Photobucket

lunes, 29 de noviembre de 2010

Últimas lecturas

Cerrar el año me está costando y en el último mes he andado un poco dispersa, y se me han ido yendo dos cosas que me encantaban: una, leer más; otra, comentar aquí lo que leo.Y cuando pasan estas cosas sólo hay una cosa que hacer: ponerles remedio. 
 La verdad es que es triste decir que, encima de que he leído menos estos días, he leído poco de calidad. Así que aquí dejo una pequeña reseña de lo que pueda merecer la pena. 

More about La carretera

Reconozco que no me habría llamado nunca la atención si no hubiera sido por todo el revuelo que montó la peli. Mi tío me la recomendó tanto, tanto, que, como siempre, quise leer primero el libro y luego verla. No había leído nada de Cormac McCarthy, y tampoco me llamaba. Ahora no sé si salir corriendo a comprarlo todo o más bien  quedarme con que esto va a ser lo único que me guste (Eso de "Todos los caballos bellos" pa' mí que no me va). La cuestión es que es un libro buenísimo. No sé que tiene este hombre que lo sabe describir todo de manera magistral: lo ves, lo oyes, lo hueles, lo sientes... Vives la historia en ese mundo gris, cubierto de ceniza, te identificas con esos personajes tan destrozados como el futuro que les queda. Parece increíble que una persona pueda conocer tan bien la naturaleza humana, que te haga creíbles situaciones tan difíciles de imaginar.  Y el amor, el amor puro, que salva, que ayuda a que la vida se abra paso entre la decadencia... Precioso. Muy duro. Conmovedor. Para soltar una pequeña lagrimilla. Todo un acierto.
Y como bonustrack un pequeño shortcut, un anciano que camina por la carretera, que se llama Eli... ¿llevará un libro? Desde luego el tipo de futuro podría perfectamente ser el mismo.

More about Descansa en paz

Lindqvist me conquistó hace ya lo suyo con "Déjame entrar". Supo darle una vuelta a un mito cada vez más trallado (por no decir mancillado, snif) y hacer una novela cojonuda. Ahora vuleve a la carga con el tema de los muertos resucitados (no me atrevo a escribir zombies) . Y sí, le ha sabido dar también la vuelta. Ha conseguido pensar en las personas, en cómo reacciona una sociedad ante algo tan antinatural. Ha retratado a personajes con toda su humanidad, cada uno actuando como ha podido ante algo que conmociona a todo un país. Me ha hecho pensar sobre la muerte, y ha conseguido momentos realmente bellos, sobre todo hacia el final de la novela. Pero también tengo que decir que a ratos me ha resultado tedioso, que se he metido en terrenos un tanto farragosos, de los que para mí no siempre sale bien parado.Quizás al leerlo después de La Carretera también lo ha empañado un poco. Aún así, muy recomendable para los que buscan algo diferente, no para los amantes de los cadáveres andantes devoradores de cerebros.
More about Vi

Un relato que conocí gracias a mi librera y que no podemos perdernos los amantes de los chupasangres. Clásico, oscuro, estremecedor y sencillo. No se puede pedir más para acabárselo de una sentada.

More about La alargada Sombra del Amor

Volver a la carga con Mathias Malzieu ha sido un placer. Esta vez, aunque repita personaje, es una historia totalmente distinta. Y, de nuevo en mis últimas lecturas, aparece la muerte. Una nueva perspectiva para esta amiga nuestra, de nuevo dulce y consoladora. Para leer con pañuelos de papel la lado (o eso, o yo estoy muy llorona ultimamente, que todo puede ser) 

More about La evolución de Calpurnia Tate

Todo un regalo. Al principio es inevitable la comparación con Flavia de los extraños talentos, pero no tienen mucho que ver, más allá de lo obvio. Calpurnia es una protagonista encantadora, sus hermanos son todos un cielo y una acaba enamorada de toda la familia. Callie nos hace ver cómo era la vida de las mujeres al empezar el siglo XX, los corsés, el decoro y el régimen social, pero también la posibilidad de cambio, la perspectiva que trae el nuevo siglo. Muy bonito, muy amable y un descanso para mí después de tanta oscuridad seguida. Como un pequeño caramelo. 

Y, eah, ya está. Me quedo contenta por unos días. 

lunes, 22 de noviembre de 2010

Arggggg

Sábado por la tarde. Amó y yo en la FNAC. Acabamos de jartarnos a  yogulado y de comprar unas cosillas. Después de babear en la sección de cómic y de flipar de lo poco puesta que estoy últimamente en novedades, me voy a la sección de bolsillo. 
Ya sé, ya sé. Yo ya no soy joven y tengo mucha  (como dice Amó) "ma'hostia". Pero estas cosas me pueden. 
Una versión de tapa blanda de Orgullo y Prejuicio, con portada negra y letras grises y una flor que me resulta familiar en la portada. No sé, noto algo raro, algo extraño, algo que no me cuadra. Jane Austen en ese formato resulta inquietante. Hasta que leo una frase rodeada con circulo rojo "Los libros preferidos de Bella y Edward".

Orgullo y Prejuicio

Acabáramos.  Hemos llegado a un punto en el que para vender un clásico de la literatura inglesa (y universal, por supuesto) uno ya no recurre a que es un clásico. Coñe, que se vende por sí mismo. Que es una de las grandes historias de amor de la literatura. ¡Que está Mr. Darcy! ¿Pero quién coño puede necesitar más que esos protagonistas?
Pues no, a día de hoy para vender a Jane Austen hay que recurrir a Crepúsculo. ¿Pero en qué coño de mundo vivimos? ¿Qué les ha pasado a todos los editores? ¿Dónde está la decencia?
Manda cojones. Que ya veo slogans en la portada de otros libros...

En Drácula, de Bram Stoker "El vampiro que Edward no querría tener en la familia"
En El Quijote, de Cervantes "Tan loco como Bella por su Edward
En La Regenta, de Clarín "¿Edward o Jacob? Ana Ozores también se debate entre dos hombres"
En Moby Dick de Herman Melville "La misma obsesión de Victoria por matar a Bella... pero en el mar"
En Los Pilares de la Tierra, de Ken Follet "Hay algo que perdura en el tiempo más que los vampiros: las catedrales"

Como se me ocurrirán más, iré actualizando... ¿Alguien se une?

La compensación literaria del fin de semana fue todo lo que me reí ayer cuando Amó me habló de lo obsesionada que yo estuve por "Red Moon" o "Darkside" de "Sarako Salakomo". ¿Adivináis a qué se refiere? La respuesta AQUI. Lo peor de todo... es que yo le entendí.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Po zí

Pérez Reverte es tan duro que ha conseguido que YO me una a Twitter

Ahí a la derecha lo tenéis... Pa' lo que sirva

jueves, 18 de noviembre de 2010

La silla

Cuando en una conversación sale el comentario de que voy a clases de tango, la pregunta más frecuente es "¿Con rosa o sin rosa?". Siempre me ha hecho gracia lo cerrado que tenemos el cliché. Poca gente me pregunta por los tacones o la falda, o a Amó por el sombrero o el traje. Pero la rosa está ahí, en las bocas apretadas de las películas, marcando nuestra imaginación. 
Pues no, en estos meses nunca jamás hemos hecho nada con rosas. Tampoco bailamos pegando las mejillas, estirando el brazo y caminado con decisión hacia adelante en un gesto dramático y brusco. Los clichés sólo son éso.
Sin embrago, el último día tuvimos un ejercicio diferente, que me encantó: bailamos con silla.


silla
Hemos dado con un escollo en los pasos nuevos: son más difíciles, más técnicos y más elaborados, y nos están costando un poco más que los anteriores. El tango es así: no es difícil hacer los pasos, lo complicado es hacerlos bien. O medio bien. O simplemente pasables... Mejor no sigo.
Así que allí estábamos, todos en fila, girando alrededor cada uno de su silla, marcando el tempo, con una concentración sublime. 
Por un momento tuve la fantasía de que podía verlo desde fuera, como una coreografía sincronizada, y me dio la sensación de que tenía que ser hermoso. 
Cuando parecía que lo teníamos cogido, probamos a ensayar los pasos en pareja. Y ahí ya sale todo: el equilibrio (o la ausencia de), la aceleración del ritmo, la falta de compenetración, los pisotones...

Que le den por c**o a las rosas...
¡Qué bien bailan las sillas!

lunes, 15 de noviembre de 2010

Paradoja

Lo único que me jode de no tener Facebook es no poder crear un grupo de

Ni tengo Facebook ni tengo pensado hacerme uno

¿Alguien me comprende?

Photobucket

viernes, 12 de noviembre de 2010

Más vale tarde...

Llegó con tres heridas
la del amor,
la de la muerte,
la de la vida.
.
Con tres heridas viene
la de la vida,
la del amor,
la de la muerte.
.
Con tres heridas yo:
la de la vida,
la de la muerte,
la del amor.
Miguel Hernández (1910-1942)
Feliz Centenario

miércoles, 10 de noviembre de 2010

To blog or not to blog?


Hoy decían en la radio que los blogs son cosa del pasado, que ahora es todo Twitter y Facebook... La frase estrella fue

Sabes que te estás haciendo mayor cuando abres un blog

Ya sabéis, gente... estamos p'al arrastre...

Photobucket

lunes, 8 de noviembre de 2010

Tango maldito

Ya está comprobado: algo hay. Llevamos tiempo con la hipótesis, y este finde ha quedado clarísimo. El tango tiene un componente esotérico importante.
Siempre nos pasa lo mismo: el primer tango de la noche es un horror. Va con traspiés, no se coge el ritmo, los ochos salen revirados, los giros se atragantan y es imposible cuadrar el final.
Al principio, Amó y yo pensamos que era cosa nuestra, de falta de compenetración matrimonial, pero con S. a él también le pasa. Y a mí me pasa también con otras parejas de baile.
El Sábado tuvimos cena bailonga y... de nuevo, pasó. No sólo a nosotros, a todo el mundo. El comentario fue: "Ese primer tango ..." 
Por suerte, tras unos cuantos bailes latinos y americanos y tras adentrarnos por primera vez en el mundo de la milonga (¡Pues sí, qué milonga!) el último tango salió, al menos, tirando a aceptable.
Ahora la pregunta, es ¿qué remedio argentino hay para no caer en El Tango de La Muerte?

martes, 2 de noviembre de 2010

Mi tesssssoro

No se cumplen años todos los días, y tampoco se cumplen décadas todos los años. Así que la nena que se hace vieja necesita una compensación para todas sus arrugas, y este año ha sido tan increíble que no puedo reprimirme el plasmarla aquí.
Mis seres queridos me han regalado:

  • Una tableta gráfica
  • Una muñeca Draculaura
  • Un calendario perpetuo de Pesadilla Antes de Navidad
  • Zero, de Pesadilla
  • El alcalde de Pesadilla
  • Un centro de flores
  • Un vestido de Desigual
  • Una camiseta básica negra
  • Unos pendientes de azabache
  • Una bufanda
  • Una diadema de brujas
  • Un espumillón con calaveras
  • Un cubo de chuches
  • Un turbante
  • Un neceser de Victoria Francés
  • Un hada para sentar en mi estantería
  • Unas zapatillas preciosas con una bruja
  • Un tratamiento de belleza
  • Un pañuelo
  • Dos lacas de uñas
  • Un lápiz de labios
  • Un lápiz de ojos
  • Un dúo de sombras
  • Un colorete
  • Un pincel para ojos
  • Una hidratante con color
  • Unas bombas de baño
  • Un paquete de chicles
  • Cuatro llamadas de teléfono
  • Seis emails
  • Doce sms
  • Una felicitación del Dr. Kawashima del Brain Training
Regalos así la hacen a una muchísimo más joven XD
(edito, 20/11/10)

viernes, 29 de octubre de 2010

6.000

Nada mejor para celebrar mi cumple y este finde de brujas....



GRACIAS

jueves, 28 de octubre de 2010

Hoy

Hoy sólo soy un día más vieja que ayer, pero aún así...

Photobucket
                                                                            
PA MI


 Fotico prestada de http://www.myspace.com/gothams_dark_savior

miércoles, 27 de octubre de 2010

Ayer...


Ayer, en clase de tango...

N: "vamos a hacer una mordida con final feliz"

Yo ya no sé si es que los argentinos han inventado un baile porno, o me he confundido de academia...


Photobucket

martes, 26 de octubre de 2010

El jefe

Los que me conocéis sabéis que le adoro y le sigo desde hace mucho tiempo. Polémico siempre y políticamente correcto en la puta vida  nunca , siempre sorprende. 
Ahora, tras su artículo hablando de la marcha llorosa de Moratinos, ha inspirado #perezrevertefacts, donde las míticas frases de Chuck Norris se convierten en naderías.... Unos ejemplos:

El día tiene 24 horas, excepto para Pérez Reverte, que tiene las horas que les sale de los cojones

Perez Reverte fue quien puso los osos polares en Lost porque acabó con los venados

Cuando Pérez Reverte juega al ajedrez, puede enrocar la torre y 5 peones

Pérez Reverte no tiene movil táctil, porque de una ostia lo mata!!!!!!

La señora Norris a su hijo Chuck: Si no te tomas la sopa llamo a Pérez Reverte.

Perez-Reverte no tiene glande, tiene ENOLME

Cuando en la RAE salen al recreo, todos los académicos le dan el dinero del bocadillo a Pérez-Reverte

Y así sigue la cosa... De lo que más ganas tengo es de ver cuánto tarda en dedicarle una columna a este asunto con todo su bueno humor y su mala leche.

lunes, 25 de octubre de 2010

¿Cucharita, taza o cubo?


Durante una visita a un Instituto Psiquiátrico, le pregunté al Director, qué criterio se usaba para definir si un paciente debería o no ser Internado.
'Bueno,' dijo el Director, 'hacemos la prueba siguiente: Llenamos una bañera, luego al paciente le ofrecemos una cucharita, una taza y un cubo y le pedimos que vacíe la bañera.  
En función de como vacíe la bañera, sabemos si hay que internarlo o no y con que tratamiento empezar'
 

-Ah, entiendo- dije. - una persona normal usaría  el cubo porque es más grande que la cucharita y la taza.


-
No - dijo el Director - una persona normal sacaría el tapón.... Usted que prefiere: ¿una habitación con o sin vista al jardín? ...    


Dedicado a mis amigas psicos que seguro que están en la habitación de al lado de la mía
Gracias a M. por mandármelo por email

jueves, 21 de octubre de 2010

Bueno...

Éso le respondería yo a Ramoncín. "Bueno... si tú te lo crees..."

 

Conste que a mí Ramoncín, a pesar de los pesares, nunca me ha caído mal. Pero esto...


 

En fin...

viernes, 15 de octubre de 2010

El arte más íntimo

Llevaba tanto tiempo deseando leerlo, que tenía incluso un poco de miedo. Ya lo sabéis, demasiadas expectativas no son buenas.
Además, había leído muchas críticas y realmente no sabía si me iba a gustar. Igual se pasaba de negro para mí.
Pero la verdad es que no, ni tenía las expectativas demasiado altas, ni ha sido desagradable de leer. Al terminar, la sensación general es de sorpresa.
Sorpresa por pensar cómo alguien puede escribir algo así sin que le tiemble el pulso, sin que le duela, sin volverse un poco peor persona. Poppy relata hechos que te podrían dejar los pelos de punta, describe escenas de casquería fina, gore, sangre y mutilaciones con una cierta fascinación. Parece que lo pudiera comprender, que de verdad se metiera en la piel de psicópatas de una talla tan descomunal como la de los protagonistas.
Sorpresa por la propia fascinación que todo causa en uno mismo, cómo leemos y no podemos parar, cómo nos podemos llegar a poner de parte de algunos personajes, cómo los llegamos a comprender, a admirar incluso, o a sentir lástima por ellos...

Photobucket

El trasfondo de la novela es una sociedad enferma, enferma de incomprensión, de malas historias familiares, de relaciones viciadas, de dependencia disfrazada de amor, y también enferma de sida...
Todos los personajes son marginales en algún sentido, viven en el filo de la navaja, y todas sus vidas se van entrelzando dentro de ese mundo sórdido.
Aún así, aparece el amor. No un amor convencional, no políticamente correcto, pero sí sólido y creíble.
Pero la verdadera protagonista, sin duda, es la psicopatía. Aparece más de un psicópata, cada uno con su estilo, con su camaleónica manera de adaptarse, con su macabra visión del cuerpo humano.
En cierta manera podría ser una especie de semilla precursora de Dexter. Pero no os engañéis, Dex es un hermano menor totalmente infoensivo y más bueno que el pan, comparado con los personajes de la Brite.
Con todos estos ingredientes, uno podría pensar que el libro no es más que una amasijo de sangre, muerte y bazofia...
Pero no. Todo lo contrario. Poppy ha hecho una obra maestra con la peor materia prima. Un gran libro.La mejor manera de describirlo sería la traducción real de su título: un cadáver exquisito.

miércoles, 13 de octubre de 2010

¿Eterna juventud?


Supongo que no es coincidencia que Erzébeth Bathory fuera una noble rumana. (ahora sería húngara, es lo que tienen los movimientos fornterizos). Como en casi todos estos casos no se sabe dónde empieza el personaje y dónde acaba la leyenda, pero se comentaba que su obsesión por verse bella y conservar su juventud le llevó a exprimir a sus sirvientas (sic) y bañarse en su sangre.
Quizás esas obsesiones por el año 1600 dejaron algún tipo de semillita, porque 350 años después, surgió otra mujer también obsesionada con conservar la juventud de la piel, la doctora Aslan.
Antes que nada, hay que decir que fue una gran médico y gran adalid de la gerontología, pero su fama se adscribe sobre todo a su investigación con plantas para crear productos de belleza. Gerovital fua una marca puntera hace unos añitos, las estrellas de Hollywood se pirraban por sus cremas y se vendían incluso viajes a Rumanía para realizar tratamientos de belleza integrales. Sí, vendían la juventud de la piel, y a un precio mucho más bajo que el de la vida de tus doncellas.


Photobucket

A día de hoy, estas cremas siguen siendo un producto nacional, hasta tal punto que a la misma puerta del castillo de Drácula hay un puestecito, que incluso acepta el pago en euros. 
Yo me compré un botecito, por aquello de probar. Total, por cuatro eurillos que costaba...
Y sí, a veces la fama es merecida. La crema nutritiva Gerovital plant es buenísima. Tiene un olor increíble que, obviamente, no os puedo transmitir; dura muchísimo, cunde, y de verdad trata bien a la piel. No sé deciros si rejuvenece o no porque mi piel no es especialmente vieja (aunque yo ya vaya en camino) pero es un buen producto. La pega es que es bastante difícil de conseguir aquí en España, en internet hay webs que lo distribuyen, pero desde EEUU (mal rollo) y en ebay hay algún vendedor que lo tiene pero a un precio unas 6 veces mayor del real.
Así que si pasáis por Bran avisadme, que os encargo unos frascos. O si no hacemos una colecta para pasarnos por allí y llenar el maletero del coche. 
¿Quién quiere ser joven para siempre?

lunes, 11 de octubre de 2010

Ya ves

A S. y a mí nos llevaron a El Huerto cuatro hombres distintos. No paramos en una hora.
Tampoco estuvo mal la clase de tango argentino.

martes, 5 de octubre de 2010

Cinco Orgullos, Cinco Prejuicios y un montón de Zombies

Todo empezó este verano. Amó me regaló dos libros, el clásico Orgullo y Prejuicio y su revisión sangrienta, Orgullo y Prejuicio y Zombies.

More about ORGULLO Y PREJUICIO

Empecé por el principio, con el clásico de Jean Asuten. Sé que a alguna gente le parece que no me pega, pero a mí todo esos libros de chicas con vestidos largúisimos, talle imperio, lazos y muselinas me encantan. Debe ser el poco ramalazo femenino que tengo, que se concentra todo entra la Regencia y la era Victoriana.
La historia es sencilla y quizás un poco naif, pero creo que Austen tiene una forma de escribir deliciosa, con unos diálogos buenísimos... y claro, el señor Darcy. Me gusta imaginar esos salones cargados de protocolos, esa manera de disfrazar toda conversación con litros de cortesía, y leer cómo algunas mujeres aún lograban ser felices en un mundo en el que su único destino era casarse, preferiblemente bien.

Como me suele pasar con todos los libros, leyendo ya estaba yo acordándome de la peli. Así que me vi unas cuantas versiones en estos días.
Photobucket

Más fuerte que el orgullo (1940) ( así traducimos en España) es la primera versión que he encontrado. Como gran atractivo tiene al señor Laurence Olivier, galán como pocos en la época, que ya había hecho de Heathcliff y Max de Winter (ains....Maxim). Tengo que decir que como Darcy no supo convencerme demasiado. La adaptación no es excesivamente fiel, cambia bastante el papel de algunos personajes y me da la sensación de que es más convencional y menos transgresora que el original (y eso, más de un siglo después). Aún así, es un clásico, y un clásico nunca es aburrido.

Photobucket

Orgullo y Prejuicio (1995) una miniserie de la BBC. Como en todas está cuidadísima la ambientación, los decorados, el vestuario y la música. El gran atractivo, de nuevo, es el Sr. Darcy, aquí interpretado por Collin Firth (que en 2001 hizo un Darcy aún mejor en El Diario de Bridget Jones). A mí este hombre me encanta... poco más puedo decir. La única pega de esta adaptación es que es un poco larga y para mí gusto se recrea en cosas que tampoco viene a cuento. Aún así, un lujazo.

Photobucket

Orgullo y prejuicio (2005) La más moderna, y mi favorita. Le han dado un toque fresco sin mancillar la historia. Keiura Knightly hace una Elizabeth excepcional, y para Darcy han escogido a una de las caras de pena con más encanto de toda Inglaterra, Matthew MacFayden. Creo que este hombre ha sabido captar la esencia del peronaje como nadie. (Y una vez más, corrobora mi sospecha: lo mío son los actores altos. Aunque en las pelis no lo pueda apreciar, los huelo. Dame un tío de 1'90 y yo le daré un Oscar. )

Con tal borrachera de bailes de salón, manos enguantadas y partidas de caza, me quedaba sólo la versión más gamberra, y la última.

More about Orgullo y prejuicio y zombis

Siendo sincera, me esperaba un poco más. Puestos a hacer una parodia, para mí gusto, el hombre podía haber transgredido un poco más, cambiado más la historia... y metido más sangre. Aún así hay momentos impagables. Y sólo por habérsele ocurrido tal idea, para mí Seth Grahame-Smith ya se merece un hueco en los Annales de la Literatura.

...Ahora comprenderán ustedes que deba retirarme a finalizar mi tapiz antes de que el Señor Darcy regrese de atender sus asuntos en la ciudad para el almuerzo. Señores.. (Reverencia)

viernes, 1 de octubre de 2010

Cosas que pasan

Llevo cuatro noches pasando de mano en mano, de hombre en hombre, sin parar, durante hora y media.
Amó, mientras, iba cogiendo todo lo que pillaba por banda. Le daban igual rubias que morenas, altas o bajas, más jóvenes o menos.
Luego, claro, al llegar a casa estábamos mataos.
Es lo que tiene la salsa en rueda.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Un pasito p'alante, María, dos pasitos p'atrás


Estaba yo toda contenta. Rebosante. Feliz. Pensando que las cosas por fin cambian, que hay gente que paso a paso intenta que las cosas vayan mejor. 
La noticia apareció en la televisión, en la prensa escrita y online. Duyos invitó a mujeres maduras y no profesionales a desfilar con sus trajes. Olé, olé y olé.

Sí a la pluralidad, al respeto por los miles de tipo de mujeres, al romper los clichés, a aceptar la realidad en las pasarelas. 

Qué poquito me ha durado. Resulta que en Italia han rechazada una colección de tallas grandes y hoy me entero de que consideran a Carla Trujillo, (una nena preciosa de 17 añiitos de talla 40) una modelo de tallas grandes.

Adiós a la pluralidad, al respeto por los miles de tipo de mujeres, al romper los clichés, a aceptar la realidad en las pasarelas. Atomarpolculo

Todo porque un capullo sin escrúpulos quiere vender más ropa y prefiere que la lleve un perchero infraalimentado para que la gente mire la tela y no a la persona. Y mientras, como cantan las estadísticas, un 40 % de este país no encuentra su talla por ningún lado. 
Así no avanzamos. La madre que los parió

Photobucket

Gracias a N. por mandarme la foto por mail

miércoles, 22 de septiembre de 2010

After Dark


Tener demasiadas expectativas, en general, no suele ser bueno. Pasa continuamente, te haces una idea magnificada dentro de la cabeza y luego lo que ven tus ojos te deja decepcionado. Te desinflas como un globo. Hasta parece que oigas el aire salir:
Fffffffffiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Pero esta vez, no. Esta vez yo le tenía ganas desde hace tiempo (cosas de Amó, me lo regaló con una cláusula de postergación... quien lo entienda que lo compre) y no me ha defraudado nada.

More about After Dark

After Dark es una novela diferente, fresca, en la que parece que no pase gran cosa (no, no tiene mucha trama) pero a la vez ocurren muchas cosas pequeñas.
El estilo es sorprendente, novedoso. Es como un guión cinematográfico, pero mejor. Nosotros somos testigos de una manera inédita: no como si mirásemos a través de una mirilla o un objetivo; sino como si fuésemos la cámara, un aparato, una máquina totalmente imparcial.
Los personajes son mundanos, perfectamente creíbles, pero a la vez individuales, diferentes, con su punto especial.
Los diálogos son muy reales, y contundentes. Algunas de esas conversaciones, querría tenerlas yo.
Es una novela distinta, real, onírica, con sus puntos de imposible, amable, brutal, sorprendente, inquietante, nocturna y llena de luces, cruel, impactante y a la vez con toda su ternura.
He entrado con buen pie en la obra de Murakami.

Como diría Claudia: Quiero más.

lunes, 20 de septiembre de 2010

He ganadooooo

Hace relativamente poco que sigo el canal de isasaweis. La verdad es que me ha entretenido mucho en esas tardes muertas en casa, y de paso he aprendido cosillas sobre belleza, y sobre todo sobre cocina. Hay poca gente que se explique tan bien, y además es un encanto.
Así que cuando vi que hacía un concurso, me animé a participar por aquello de hacer bulto, porque la última vez que me tocó algo fue una cesta de Navidad cuando aún iba a la EGB (si no contamos las loterías menos agradables, como las reacciones alérgicas, los efectos secundarios y los problemas con Correos, atjum atjum... que me tocan todas)



Pero he tenido la suerte de ser una de las ganadoras. He recibido un sobrecito con mi premio y una notita de Isa y estoy más que feliz. Aquí están mis pendientes:

Photobucket

¿Habrá cambiado mi suerte?

domingo, 19 de septiembre de 2010

Shortcuts: Murakami meets Sweet Little Words

Va de After Dark la cosa. Leyéndolo me he encontrado esto:

... Pero, ¿sabes? Aunque apenas nos hayamos visto, aunque casi no hayamos hablado, amí me da la sensación de que aquella chica, ahora, continúa viviendo en mi interior. De que se ha convertido en una parte de mí. Pero no sabría cómo explicártelo...

De nuevo, otra persona ha expresado en pocas palabras lo que yo quería decir aquí. Por eso me encanta Murakami.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Mira otra vez

He visto esta portada miles de veces. Llevaba tiempo con ganas de tenerla en mi estantería, y cuando Amó me regaló el libro iba con la bolsa apretada, como un tesoro.
Había visto la portada miles de veces y la he mirado por primera vez meses después, cuando iba por la mitad del libro.

Photobucket

Si me hubieran preguntado antes, os diría que se trata de la silueta de una chica de espaldas, con los zapatos en la mano.
Y sólo hay que mirar de verdad para ver lo que en principio podría ser obvio, que la silueta está de frente, podemos ver los dedos de sus pies.
A saber cuántas cosas en la vida me pasan también desapercibidas por ver en vez de mirar.

viernes, 10 de septiembre de 2010

Más eclipses

No se han quedado contentos con el libro, la peli, los muñecos, las camisetas, los diarios,las chapas, los colgantes, las libretas y todo el puñetero merchandising de la Saga Crepúsculo. NO.
Ahora, para rematar, han sacado una línea de maquillaje (por supuesto, limitada, para vender más) de Eclipse.
De verdad que lo criticaría hasta la saciedad por el oportunismo ese que odio tanto, por el querer sacarle el dinero a los adolescentes (o más bien a sus padres) de una forma despiadada y todo ese blablabla...

Photobucket

Pero no estoy para hablar, porque yo también he comprado. Por varias razones.
Una, es de una marca barata como pocas con muy buena relación calidad-precio.
Dos, los colores son preciosos para alguien que ama tanto la noche como yo. Oscuros, profundos, pero con un toque de brillo. Muy chulos.
Tres, los brillos de labios huelen a caramelo y dan ganas de comérselos a cucharadas.
y Cuatro, se lo han currado muchísimo con los nombres, que son muy simpáticos, como por ejemplo "Undead?", "Edward or Jacob?" o "Lunch at Cullen's".
Así que yo caí, enamorada de la moda juvenil... y les he dado pasta.
Eso sí, me pregunto yo conmigo misma...

¿lo próximo será una línea Amanecer de compresas?

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Las chicas de la parada

Eran tres. Pantalones pitillo en tonos intensos. Camisetas amplias y deportivas. Melenas lacias cuidadosamente despeinadas. Pulseras de colores y carpetas decoradas con corazones y estrellas, en colores vivos.
Dos parecían interrogar a la tercera. Hablaba de un chico. Se notaba que le gustaba mucho. "¿Pero pasó algo?". Estaba azorada. Se mordía el labio inferior: "No, pero..." Una de ellas hizo un gesto de negación, de fatalidad, un gesto rotundo y un poco despectivo. La otra murmuró algo poco alentador.
Yo miré a la tercera, que pareció de repente sentirse sola. Desde luego, incomprendida. Quizás un poco decepcionada. Parecía buscar unas palabras que no llegaban.
Yo fui así. Yo sentí mucho por gente con la que no pasaba nada.

Photobucket

Navegando en el tiempo, me acordé de C, que por miedo siempre me daba dos besos extremadamente corteses en el portal. Nunca conseguí que pasara esa barrera. Me acordé de F, que me regaló una rosa "para que le recordara gratamente" y se fue. Me acordé de M, por quien me puse un vestido precioso sólo para hablar cinco minutos. Me acordé de B, a quien no contesté la verdad a una pregunta. Me acordé de N, que me alegraba con sus noticias esporádicas y aún me debe una sorpresa.
Me acordé de muchas iniciales que pasaron como de refilón. Pero dejaron una huella.
Me pregunté si alguno de ellos se acordará alguna vez, también de refilón, de mí . Me pregunté si serán conscientes de la marca que han dejado. Si con los años habrán sabido la verdad: que a veces a una mujer no hace falta ni rozarle los labios para tocarle el corazón.

martes, 7 de septiembre de 2010

Memorias de África

Que es un peliculón lo sabemos todos. Yo la he visto unas cuantas veces. La primera vez quizá fuera un poco pequeña y no la comprendí del todo, pero después pude disfrutarla en todo su esplendor: los paisajes, la música... y hasta Robert Redford. Que mira que yo no soy muy fan suyo, pero ahí... de verdad que sí estaba para enamorarse.
Así que cuando cogí el libro estaba impaciente. Me daba la sensación de que al fin iba a oir la historia de manos de su protagonista, me parecía más íntimo leer sus propias palabras que ver a Meryl Streep transformarse en otra persona gracias a un acento forzado.
Al empezar me encantó la manera que tenía Blixen de expresarse. Al principio las historias me eran familiares del cine, pero no podía evitar llevar una especie de recuento: van 60 páginasy aún no ha salido Robert Redford, van 80 y Redford sin aparecer...

More about Memorias de Africa

En realidad, si Isak Dinesen viviera hoy día tendría un blog. Sí, es a lo que más se parece la novela: a un diario, a un cuaderno de recortes que cuenta historias sueltas unidas por un hilo principal... lo que hoy día es una bitácora. Obviamente, África hoy no es la misma y las anécdotas probablenente no tendrían tanto encanto.
Dinesen se expresa de tal manera que una parece estar viendo las praderas, parece sentir el calor y los olores... Habla de los nativos y de sus costumbres de manera que todo suena apasionante. Sí es cierto que cuenta sus experiencias, e incluso habla algo (poco, muy poco) de su vida personal, pero sobre todo es África la protagonista, la gran reina. Lo importante.
La película es otra cosa. Es más una biografía de la baronesa Karen Blixen, más un retrato de un personaje. Y claro, sobre todo una historia de amor. Es Hollywood, es lo que hay.
De nuevo puedo dejar que una novela y una película se hermanen, se complementen, fluyan una al lado de la otra sin tener que ver, pero siendo lo mismo. Pasa tan pocas veces que cuando al fin ocurre pienso...

Oleeeeeeeee

domingo, 5 de septiembre de 2010

El gato de Origen

Quizás os parezca una chorrada, pero es de los mejores vídeos que he visto últimamente:

viernes, 3 de septiembre de 2010

Tito Bustillo

Amó y yo estamos finiquitando las vacaciones, y hoy nos decantamos por una actividad cultural: visitar las cuevas de Tito Bustillo.
Salimos tempranito por si el tráfico, y llegamos con tiempo de sobra, así que primero pudimos visitar La Cuevona (en pase semi-privado, éramos cuatro contados más el guía) y después entramos en la cueva principal.
La sensación es impresionante. Desde cómo se van adaptando tus ojos a la oscuridad, a la sensación fría y húmeda en la piel, el sonido del agua de un río que corre diez metros por debajo de tí o las gotas que van cayendo de las estalactitas... todo es fresco, y natural. Y grande. Te sientes de repente insignificante.
Las pinturas, por supuesto, son un gran atractivo. La pena es que a la mayoría de las galerías no se puede acceder, pero aún así, puedes ver muestras policromáticas como hay muy pocas en el mundo.

Photobucket

Se te va la imaginación a otro tiempo en el que la cueva, como un bosque o como un río, era un ente vivo al que honrar, que te ofrece imágenes que sacar a la luz, que te susurra cosas místicas.
La compañía de los guías es inestimable. La información que te dan es muy valiosa para comprender la grandeza del entorno, y la palabra hablada cobra una relevancia especial en un lugar donde lo que había era la fuerza de las historias contadas al calor de una hoguera.
Y luego, a la salida, todo parece distinto, desde la luz al aroma del mar que se percibe perfectamente.
Yo he salido con ganas de hacerme el hara-kiri por no haber ido antes, teniendo tal tesoro tan cerca.
Tenéis que ir, todo el mundo, porque merece la pena. Y si vais, visitad los lavabos. Porque con la imágen de la puerta se os va a pintar una sonrisilla.

sábado, 28 de agosto de 2010

Origen

Anoche Amó y yo fuimos al cine a ver lo que deberíamos haber escogido en un principio. Tengo que decir que hemos salido conmocionados, más aún que emocionados.
El guión es fresco, es original, es trepidante, tiene acción, te pega a la butaca y te hace en la misma medida, pensar, suspirar, aliviarte e incluso de alguna manera sufrir.
Es una película que se vive más que se ve y que pona a cada una de tus neuronas a bailar la polka.
Visualmente es impresionante y la banda sonora, por fin, ha conseguido que Hans Zimmer se reinvente a sí mismo.

Photobucket

El elenco es de lo más elegante. DiCaprio, para mí gusto, está inmenso, aunque lo eclipsa (quién lo iba a decir) Joseph Gordon-Levitt, que aparece hecho todo un caballero y que tiene un estilo que jamás le habría adjudicado (y que, totalmente off-topic y en un shortcut fugaz, cada día se parece más a Heath-cliff Ledger, su compañero de reparto en 1o Razones para odiarte). Además están Ken Watanabe, los dos bellezones, cada una a su manera, de Marion Cotillard y Ellen Page, un Tom Hardy con un papel de lo más solvente (rizando el shortcut, este hombre hizo de Heathcliff en una versión de Cumbres Borrascosas en 2009) y la aparición de Michael Cane, que siempre le da solera a cualquier peli.
Y, como colofón, tiene un final que... bueno, mejor no digo nada. Pero es increíble lo que se puede llegar a hacer con un simple plano.
Es lo mejor que he visto en mucho, mucho, mucho tiempo. Y... poco más que decir. Simplemente, hay que ir a verla.

viernes, 20 de agosto de 2010

Momento Carrie Bradshow

No soy una mujer coqueta. O, como diría un amigo, no soy una mujer al uso.
Me gusta verme guapa, claro. Me gusta maquillarme, pero no lo hago todos los días. Me gusta tener ropa bonita, pero odio tener que ir de compras. Le tengo una especie de fobia a los probadores y puedo llegar a huir de los espejos. Me aborrece perder el tiempo en la peluquería, aunque voy, y a una bastante carilla. No hago dietas ni me alejo del chocolate o de los dulces. No pestañeo, ni pongo morritos. No uso Wonder-Bra.
Me gusta lo natural. Busco lo cómodo por encima de todo y hago pocos sacrificios. Eso de "Para presumir hay que sufrir" me suena a cuento chino capitalista, a engañifa para que llegues a pagar por cosas que no harías en tu sano juicio.
Por eso me sorprende aún a mí misma que me haya dado el ramalazo de comprarme Los Zapatos.

Photobucket

Son un instrumento de tortura chino. Pero son preciosos. Sabía que, después del meneo autoinmune con el que estoy viviendo, para una ocasión especial (se ha casado N, una de las novias más bonitas que voy a ver en mi vida) llevara lo que llevara me iba a cansar. Así que de perdidos al río, me he comprado unos zapatos caros, de importación, que sabía que iba a aguantar medio minuto y que me iba a poner cuatro veces en mi vida.
Pero lo hice. Y los tengo en su sitio y de vez en cuando los miro. Se los he enseñado a todo el mundo. Estoy deseando volvérmelos a poner otro medio minuto para que me acribillen los pies.
Supongo que es lo más cerca que voy a estar de la pasión de Carrie por los Manolos. Arg, como me jode tener algo en común con ella, aparte del insginifcante detalle de que las tengamos dos... cromosomas X.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Shortcuts: Brockeback Mountain meets Emily Bronte


Son de estas cosas que una no piensa, y que, cuando las descubres, ves que era tan obvio que no sabes cómo se te pasan por alto.
El tema es que estaba viendo una peli con Amó y nos surgió una duda. Y cuando te surge una duda en una peli, vas a imdb.
Acabamos en el perfil de Heath Ledger (aquí). Para mí durante mucho tiempo fue simplemente "Patrick-el-de-10-razones-para-odiarte" (peli que he visto miles de veces, y aún no me ha cansado). Luego acabó teniendo nombre e identidad propia. Era uno de mis favoritos. Y, claro, con el ojo que yo tengo, acabó como acabó (por si lo dudábais, sí, también he sido fan de River Phoenix, y hasta de Corey Haim. Creo que es el síndrome de James Dean.)
A lo que iba, para mí Heath tenía nombre e identidad propias, y le he ido siguiendo en su carrera. Y, de repente, doy con su ficha en imdb y me encuentro con su nombre completo: Heathcliff Andrew Ledger.

Photobucket

Claro, cohone. De dónde va a salir Heath más que de Heathcliff, ¿no? Pos no lo había pensado nunca. Ni aunque viviera 100 años lo habría hilado.
Y me entró una nostalgia enorme, un no sé qué... Heathcliff, como en Cumbres Borrascosas. Qué bien le habría ido el papel, y nunca lo podrá hacer... Ni ése ni ninguno más...
Es el primer shortcut que me pone triste. Miedda.


martes, 17 de agosto de 2010

domingo, 15 de agosto de 2010

Compras de Maru

Una visita veraniega obligada en mi ciudad es La Feria. Teóricamente es un punto de encuentro con exposiciones y eventos varios... en la realidad la gente va más que nada a mirar los bazares y a por el bocata de calamares.
Amó y yo vamos cada año, él va a donar sangre y a merendar y yo siempre echo un vistazo a varias cosas.
Este año nos gustó especialmente un pabellón que tenía una exposición de hologramas. Es incríble cómo avanza la tecnología y cómo parece de verdad que los objetos están ahí en 3D.
Y luego, bueno, dimos la típica vuelta buscando los productos-tipo-teletienda. Este año al final nos hemos traído tres cosillas a casa: un mantel que teóricamente repele las manchas, una cortadora de embutido (sí, sí, habéis leído bien) y un invento nuevo para depilarse.
Es increíble cómo va cambiando la vida. Hace unos años para mí lo imprescindible era pillarme tres o cuatro pares de pendientes, una blusilla pintada a mano o unos pantalones de verano y jartarme a granizados.
Y desde que tengo casa... Hace dos años compramos un aspirador, el año pasado pillamos limpiador de parquet y ahora ahí estoy, con mi mantel de teflón toda ufana.
Que dentro de un par de años, iré con la bata de guatiné y los rulos. Si es que... cómo se estropean las compras...

lunes, 9 de agosto de 2010

Airbender

Hacía muchísimo que no pasaba. Y con mucho quiero decir, no sé, a lo mejor cinco años. Quizás más.
La cosa es que de repente pasamos por delante de la cartelera del cine, y Amó dijo. "¿Vemos una peli?". Fue como volver al principio de nuestro noviazgo, cuando no había hipotecas ni facturas y podíamos calcarnos 4 pelis o más al mes. Fue como un soplo de aire fresco, una novedad, una ilusión.
En parte decidió el azar, porque la peli empezaba en diez minutos.
En parte, yo me esperaba algo bueno. Si os digo mi top 10 de personas con las que me tomaría un café (algún día hablaré de lo que es para mí eso de "tomarse un café"), Shyamalan es una de ellas. Me encandiló con El Sexto Sentido. No me gustaron El Protegido y El Incidente, pero sí que les encontré el punto a El Bosque y La Joven del Agua, a pesar de lo verdes que las pusieron.
Y había visto el trailer y me parecía un estilo tan a La Historia Interminable, que me parecía que podría estar bien.
Amó tampoco se lo pensó mucho, y entramos.

Photobucket

Quizás ya seamos un poco talluditos para estas cosas y la peli está más pensada para un público infantil. Quizás habría que haber visto los dibujos para apreciar la peli. Quizás muchos quizases, pero a nosotros no nos ha gustado.
La estética es muy bonita, los efectos están bien conseguidos, pero el guión es flojo, flojo. Los actores no sé si son o no creíbles, pero el doblaje da bastante pena. Y bueno, la traducción del título también puede dejar un poco que desear.
Resumiéndolo de la manera más sencilla que he encontrado: la ilusión de mi vida no es pasarme dos horas viendo cómo un niño calvo hace tai-chi.
De verdad que no la recomiendo. Y de verdad que Shyamalan sigue pendiente de ese café, porque cada vez me gustaría preguntarle más cosas.

jueves, 5 de agosto de 2010

Hoy cumplo 16

Pues sí, pues sí. Parece que fue ayer, pero ya van 16 semanitas. Lo que son cuatro meses. O un tercio de año.
Al principio era el caos, el no saber, la incertidumbre... Luego la resignación y la pelea...
Ahora ya queda menos, o al menos lo menos gordo, aunque sea lo más largo.
Pero cuando uno se pone a calcular, los pelos se ponen de punta.
112 días. Sí que está durando el capítulo de House más largo de la historia.

miércoles, 4 de agosto de 2010

La Bella Durmiente

Este año, por las circunstancias tan majas que nos han llegado, estoy teniendo muchísimo tiempo para leer. Por primera vez voy a decirlo: más del que querría, nunca me había llegado a cansar hasta ahora.
Así que estoy haciendo muchas lecturas regulares, pero también muchas buenas.
En concreto, la que más me ha sorprendido hasta el momento ha sido esta: La Bella Durmiente

More about La Bella Durmiente

Como ya sabéis, me encantan las versiones "diferentes" de los cuentos infantiles, y ésta es sin duda la más diferente de todas.
Es difícil añadirle un género, no sé si es fantasía o ciencia-ficción, o si considerarlo un cuento de hadas de los de antaño, de los que tenían sus puntitos crueles.
Lo cierto es que es un libro con giros totalmente inesperados, que cambia de escenarios con una facilidad pasmosa y te deja siempre con una sensación fresca en cada cambio.
No he leído nada parecido en mi vida, y no sé si lo encontraré en el futuro, aunque quizás, si tiene un aire a algo, es a mi querida Tanith Lee.
En cualquier caso, hay momentos realmente duros, pero también muchas situaciones amables, es un libro que al final te deja buen sabor de boca, con una protagonista absolutamente encantadora y un montón de caña feminista y ecologista.
Lo recomiendo encarecidamente.

Y gracias a Sandy, de aNobii, por el intercambio ;)

miércoles, 28 de julio de 2010

Eclipse (o Postcúspulo)

El otro día, despues de tantos meses sin pisar una sala, Amó y yo nos fuimos a ver Eclipse. Salimos los dos con un ánimo bastante diferente. Las únicas chicas que compartían la sala con nosotros se reían de la cara que se nos había quedado.
Amó no ha leído los libros (ni lo hará, ni gana que tiene) y está gratamente sorprendido. Quizás Luna Nueva (o Cúspulo) le resultara un poco más aburrida, pero en general se esperaba una bazofia taaaan grande que las pelis le estan motivando.
Yo sí me he leído los libros. En concreto, Eclipse lo devoré. Fue justo cuando me mudé a mi casa, recuerdo que pillé una gripe Navideña y me lo acabé antes de que se me fuera la fiebre. Para mí es el mejor libro de la saga. Con acción, con movimiento, con triángulo amoroso. Yo lo hubiera dejado ahí.

Photobucket

Con la peli me ha pasado un poco como con Harry Potter 6. Que no entiendo como con una materia prima emocionante hagan un producto tan soso.
La acción en Eclipse es tan breve que si estornudas ya te la has perdido. El resumen de la historia no es malo, pero lo mejor se lo dejan en el tintero. Y me parece una cagada monumental. (Por no hablar de las penosas lentillas de colores radioactivos).
Lo peor de todo es que me huelo que es todo un poco cosa de la censura de Hollywood que pretende proteger las pobres e inocentes almas de los adolescentes. Como si el resto de su valores realmiente valiese algo, cínicos de mierda.
Vale que la historia de la Meyer es un poco mojigata, fruto de sus mormonas alteradas (Amó dixit) pero amojigatarlo más y quitarle la buena parte de las peleas me parece de gilis.
Al final va a ser verdad que están descafeinando a los vampiros más descafeinados. Manda webs.

lunes, 26 de julio de 2010

Sudoku Master

Desde que estoy, por decirlo políticamente correcto "más desocupada" he podido dedicarle más tiempo a uno de mis vicios confesables: mi Nintendo DS.
Ayer por la noche me acabé el Sudoku Master. 400 sudokus de tres dificultades distintas. Al terminar, la maquinita te hace un cómputo del tiempo que has invertido.
Me he pasado, desde mayo a aquí, 75 horas y casi 20 minutos haciendo sudokus.
Espero que al menos haya servido de verdad para poner en forma mis neuronas. Porque si no, son tres días perdidos entre celdas, filas y columnas. Y lo peor de todo es que seguro que estos días lo voy a echar de menos


Photobucket

viernes, 23 de julio de 2010

Bodas de papel

Hoy hace un año, y no nos lo creemos.
Hace un año que estábamos estrenando anillos, tras firmar un extraño papel. Hace un año que nos cambiamos el adjetivo y que marcamos una casilla diferente cuando hay que rellenar los datos personales.
Ha sido un año feliz. A pesar de todas las pérdidas, de la salud extraña y de que el último trimestre de mi vida haya sido sustituído por un capítulo de House.
Hemos sobrevivido a nuestras bodas de papel, e incluso las hemos ido a celebrar, como nunca lo habíamos hecho.
Dentro de un año, tocan las de algodón. No sé cómo estarán las cosas por esas latitudes, como sea un año tan movido como éste.
Ahora eso sí, una cosa la tengo clara: con semejante nombre, a Amó no le voy a poder regalar otra cosa que unos calzoncillos de corazones. ¿O no?

martes, 20 de julio de 2010

lunes, 12 de julio de 2010

Nobleza obliga

No me gusta el futbol. Sé de lo que hablo: lo he intentado. He vistos partidos a pie de campo, con una de las mejores aficiones del mundo. Entiendo lo que es un fuera de juego, un corner y un penalty y sé lo bien que huele el cesped antes de entrar a jugar. Y no me gusta.
Pero anoche estuve pegada a la pantalla durante más de dos horas y me han conseguido emocionar. He sufrido, me he quejado, me he alegrado y he compartido el sentimiento nacional.
Gracias, equipo.

martes, 6 de julio de 2010

Yo tampoco y no quiero serlo

Me encanta el circo que han montado los de Antena 3 con No soy como tú.
Aprovechando la Crepusculitis que estamos sufriendo, quisieron llenarse los bolsillos con una serie adolescente de vampiros, y con un marketing de lo más chafardero lo anunciaban a la par que las pelis de la saga de la Meyer. Emitieron un primer capítulo (amenzaban con dos) en el que no se explicaba una trama forzada, con una historia de amor instantánea y poco creíble y unos actores adolescentes de malos a peores. Hasta ahí más o menos bien; al fin y al cabo, fórmulas peores han tenido éxito, ¿no?
Pero, claro, llegan las audiencias y no son las esperadas.Y a la semana siguiente, porqueyolovalgo, el mismo día que los que sí vieron el tostón (un milloncejo de personas, ná de ná) esperaban ver la segunda parte se encuentran con el patético de Collin Farrel haciendo de Alejandro. Y, oye, pues hubo protestas.Al final, la semana siguiente, después de Crepúsculo (o lo que es lo mismo, a horas ya poco decentes) emitieron el segundo capítulo. Y ahí es donde yo ya me partía el pecho.

Para mí es un producto malo, con unos protagonistas que no saben más que susurrar y poner caretos, con unos personajes planos y unas situaciones más bien bobaliconas. Pero lo mejor de todo es que lo han dejado abierto cortado. Sí, que la historia no es que se quedara coja, es que la dejaron sin pierna, porque pretendían luego alargarla y tenernos todo el año pendientes de los amores de La-cara-rara con El-hijo-de-Coronado.
Que luego tendrán suerte, y venderán su maravillosa creación a otros países que también picarán. Igual con un buen doblaje o unos subtítulos hasta gana un poco.
Pero, a lo que voy, es a esta manía nuestra tan española de hacer las cosas sin saber, sin pensar, al tuntún, con el calorcillo de la moda, pensando que todo cuela. Que como han triunfado unos colmillos lo van a hacer cualquiera, y que un público joven pide poco.
Y yo estoy harta de decirlo: que son adolescentes, pero no gilipollas.
Y que los que somos amantes de los vampiros, somos amantes de los colmillos, la sangre y la noche, pero no de la bazofia. Leches.

lunes, 5 de julio de 2010

No hay dos sin tres

Esta es Iris. Como siempre sus piernas han sido modificadas y su cola esculpida. El bikini es cosido cuenta a cuenta. También ha recibido un poco de maquillaje extra, aunque conserva por debajo su pintura original. Y el peque de la casa se ha enamorado, claro. A ver cómo lo lleva ahora que Iris se va a vivir con su propietaria, una pequeñuela a la que (¿adivináis?) le encanta el rosa.

viernes, 2 de julio de 2010

Eres un H.P.

¿Soy la única con los pelos de punta?

lunes, 21 de junio de 2010

La segunda vida de Stephenie Meyer

Riesgo de spoiler y destripamientos varios,
además de opinión personal


Sin poder comparar sus talentos (que las comparaciones son odiosas, y aquí más) le adjudico a la Meyer el mismo mérito que a J. K. Rowling: hizo a muchísima gente apuntarse al carro de la lectura. Y sólo por eso merece mi respeto. Si añadimos que se ha forrado el riñón con una fórmula simplísima, tiene además toda mi admiración.
Empecé la saga de Crepúsculo mucho antes del boom. Mi ejemplar es una primera edición. No había foros, ni se sabía nada de una peli, ni la mayoría de la gente sabía lo que era. Y, sí, me enganché. Era una historia simple contada de manera sencilla, era bonita y entretenida. Le he encontrado tantos fallos que no los puedo escribir aquí si quiero que esta entrada mida menos de dos metros, pero, en general, me ha gustado. Y tiene todo el mérito que decía antes.
Y la señora Meyer... bueno, se lo ha montado un poco regular. Hizo una serie exitosa y no ha sabido seguir.
Sacó ese otro libro, The Host, que no ha tenido ni de lejos el éxito que debían esperar ella y todos sus editores y se debió llevar un chasco. Vamos, yo de cifras no sé nada, pero no conozco nadie que se haya comprado el tochazo con el ojo en la portada. Y menos aún a nadie que le haya gustado.
Y además tuvo "tan mala suerte" que su idea de revendernos su primer libro contado por el otro protagonista (oliendo ya a una cola de libros colaterales de los colaterales al estilo
Dragonlance) se frustró cuando apareció una copia rulando por internet con más profusión que un vídeo de tías en pelotas.
¿Y qué hace Steph? Pues qué va a hacer: revivir a la gallina de los huevos de oro. Se saca de la manga una novela de donde no la hay, alargando lo que podría haber sido un capítulo de
Eclipse sacándolo a precio de libro único con la excusa de que un euro de cada ejemplar va a la Cruz Roja Americana. Que la peli salga ahora seguro que no tiene nada que ver.
Que, oye, yo lo entiendo: uno como autor tiene sus contratos y sus compromisos, y los números cantan, y la chiquilla tiene unos cuantos churumbeles que alimentar. Pero nos ha colado lo que nos ha colado.
Vale, vale, que sí, que
pa qué critico: si no lo leo, no me quejo y ya está. Pero mi agente del Circulo de Lectores es un encanto, y me dio palo decirle que no. Y como una nunca hace ascos a lectura ligera sea de la cualidad que sea... me he merendado en un suspiro La segunda vida de Bree Tanner. Y aquí tenéis mi opinión:

La historia es del todo insuficiente como para ser llamada ni siquiera novela corta. Y me parece del todo irrelevante, no veo que aporte apenas nada a la historia original. Eso sí, es entretenida, se lee muy bien como todo lo de la Meyer. Acabáramos.
Lo mejor: al principio hay casi casi un intento de recuperar al vampiro original: la noche, la caza... Que por un lado se le agradece, porque le faltaba bastante a los otros libros, pero yo, que soy muy mala persona, lo interpreto como un deseo de Stephenie de quedar bien con todo el mundo y... no. El efecto se pasa demasiado pronto.
Lo malo: va decayendo según avanzas leyendo.
Lo peor: ni llegas a conocer mucho mejor la trama de Eclipse, ni llegas a conocer a Bree lo suficiente como para que te caiga bien, ni aprendes nada. No aporta.
Puedo decir que el libro es lo que esperaba: un chasco.
Le deseo de todo corazón a la autora de la saga de
Precúspulo (para mí está claro: Precúspulo, Cúscpulo, Postcúspulo, Epicúspulo y ahora... Metacúspulo) que tenga más suerte.
Y a todos vosotros, amantes de la literatura juvenil, que os calcéis la saga de la Academia Spence, de Libba Bray, que le da mil patadas.

sábado, 5 de junio de 2010

Er finá

Acabo de verlo colgado en Asi (no) se hizo y no he podido parar de reír.


jueves, 3 de junio de 2010

Cosa guapa


El corazón es de uno, los ojos de todos.


Es una frase lapidaria que suelo usar. Yo quiero a Amó (el propio nombre lo dice). Es con quien comparto todo: días y noches, alegrías y tristezas, síndromes de Carla Bruni y vacaciones. Es mi vida. Es mi amor.
Ahora, yo tengo derecho a mirar. Y si veo alguien guapo, no pasa nada. Y lo digo abiertamente, y no me importa. Una persona puede ser como una pequeña obra de arte, y de la misma manera se la puede mirar.
Hoy he visto una belleza de veras inquietante. Perfecto, bellísimo, de revista. De esta gente que no esperas ver en la calle (o donde sea) porque están en otra realidad, hecha de celuloide o de papel, o de muchos unos y ceros.
El pelo, los ojos, la piel, los rasgos, la altura y hasta el atuendo: he visto al hombre más guapo del mundo. Me quedé callada viéndole pasar y luego solté algo entre dientes, un "oh" o un "hala".
No le voy a dar vueltas a si será majo o no, si será o no buena persona, a si se lo tendrá o no creído o a si se habrá dado cuenta de que le miraba. Me la pela.
Pero he visto una belleza suprema y eso es un hito en la vida. No lo olvidaré nunca. De la misma manera que no olvidaré recriminarme por qué, ya puestos, no saqué el móvil y le hice una foto para compartir semejante monumento con todas vosotras, mujeres que os merecéis alegraros los ojos.
En fin... buscadlo, que por algún lado aparecerá.

domingo, 30 de mayo de 2010

He dicho



Acabo de ir al váter para limpiarme el culo con el final de PERDIDOS.

Y hasta aquí puedo leer.

viernes, 28 de mayo de 2010

Invasión

Hay un nuevo habitante en la casa. Es pequeño y tierno y guapísimo.
Al principio ha sido una preocupación constante, ahora es sobre todo una compañía.
Se esconde en cualquier parte, juega con cualquier cosa, busca cualquier momento para subírsete encima y reclamar atención.
Se deja cuidar con paciencia, se deja estrujar con resignación y te mira con esa cara de serenidad y sabiduría que sólo tienen los felinos, aunque tengan dos meses.
Se limpia con esa calma adorable, y aprende rápidamente lo que está bien y lo que no. Es increíble la fuente de alegría, de cariño, de vida que puede ser una mascota en una casa.
Ya lo decía Tanya Huff

Porque no hay nada como un gato

miércoles, 26 de mayo de 2010

4.000

Con todo el ajetreo personal que he tenido en el último mes y medio, se me han acumulado aquí las 4.000 visitas, y yo sin celebrarlo.
Bueno pues para que no digáis que siempre critico a las modas, lo voy a hacer al estilo actual Z

jueves, 29 de abril de 2010

Yo soy yo

Nunca me ha gustado que me encasillen, y por eso, desde que iba al instituto, me ha tocado el endometrio que me quisieran adscribir a una tribu urbana.
Me miraban, con mi corte de pelo y mis botas, con mi preferencia de colores y mis carpetas personalizadas y me preguntaban : "¿Qué eres?"
Y yo siempre respondía lo único válido. "Yo soy yo".
Ahora que ya no soy tan joven, la gente parece que ha aprendido a aceptarme más o menos como soy, y ahora les ha dado por preguntarme. "¿Por qué eres tan... así?"
El "así" lo podéis sustituir por siniestra, funesta, gótica, gore, oscura, tenebrosa, lúgubre, melancólica o tétrica.
...Que tampoco es precisamente mi carácter, pero mis gustos son los que son.
Y, mira, a los por qué igual sí les puedo dar unas cuantas respuestas.
Por ejemplo, yo no fui a la guardería, me quedaba en casa con mi familia. Y mi abuela me cantaba esto (y me llamaba Rascayú)



Me mandaban a la cama con esta canción:



Por las tardes merendaba con esto:



Y los Sábados por la mañana veía esto:



¿Qué queréis que os diga?
Yo no soy gótica... es que me han dibujado así