viernes, 23 de julio de 2010

Bodas de papel

Hoy hace un año, y no nos lo creemos.
Hace un año que estábamos estrenando anillos, tras firmar un extraño papel. Hace un año que nos cambiamos el adjetivo y que marcamos una casilla diferente cuando hay que rellenar los datos personales.
Ha sido un año feliz. A pesar de todas las pérdidas, de la salud extraña y de que el último trimestre de mi vida haya sido sustituído por un capítulo de House.
Hemos sobrevivido a nuestras bodas de papel, e incluso las hemos ido a celebrar, como nunca lo habíamos hecho.
Dentro de un año, tocan las de algodón. No sé cómo estarán las cosas por esas latitudes, como sea un año tan movido como éste.
Ahora eso sí, una cosa la tengo clara: con semejante nombre, a Amó no le voy a poder regalar otra cosa que unos calzoncillos de corazones. ¿O no?

2 VALIENTES:

Raquel dijo...

Felicidades por el año de bodas de papel!! Y que sean muchísimos más!
El próximo año será mejor, seguro!!

Besos!!

Áncora dijo...

Muchas gracias!!!!