miércoles, 28 de julio de 2010

Eclipse (o Postcúspulo)

El otro día, despues de tantos meses sin pisar una sala, Amó y yo nos fuimos a ver Eclipse. Salimos los dos con un ánimo bastante diferente. Las únicas chicas que compartían la sala con nosotros se reían de la cara que se nos había quedado.
Amó no ha leído los libros (ni lo hará, ni gana que tiene) y está gratamente sorprendido. Quizás Luna Nueva (o Cúspulo) le resultara un poco más aburrida, pero en general se esperaba una bazofia taaaan grande que las pelis le estan motivando.
Yo sí me he leído los libros. En concreto, Eclipse lo devoré. Fue justo cuando me mudé a mi casa, recuerdo que pillé una gripe Navideña y me lo acabé antes de que se me fuera la fiebre. Para mí es el mejor libro de la saga. Con acción, con movimiento, con triángulo amoroso. Yo lo hubiera dejado ahí.

Photobucket

Con la peli me ha pasado un poco como con Harry Potter 6. Que no entiendo como con una materia prima emocionante hagan un producto tan soso.
La acción en Eclipse es tan breve que si estornudas ya te la has perdido. El resumen de la historia no es malo, pero lo mejor se lo dejan en el tintero. Y me parece una cagada monumental. (Por no hablar de las penosas lentillas de colores radioactivos).
Lo peor de todo es que me huelo que es todo un poco cosa de la censura de Hollywood que pretende proteger las pobres e inocentes almas de los adolescentes. Como si el resto de su valores realmiente valiese algo, cínicos de mierda.
Vale que la historia de la Meyer es un poco mojigata, fruto de sus mormonas alteradas (Amó dixit) pero amojigatarlo más y quitarle la buena parte de las peleas me parece de gilis.
Al final va a ser verdad que están descafeinando a los vampiros más descafeinados. Manda webs.

3 VALIENTES:

Raquel dijo...

Todavía no leí el tercero (voy por el segundo), pero la sensación que describes me pasó con el primero. También me pasó con otro libro y su película (Los hombres que no amaban a las mujeres). Dejan un montón de cosas sin contar que considero relevantes para la historia.
Es el problema de querer meter en 120 minutos una historia que llevaría más tiempo.

Raquel dijo...

Ah! Se me olvidó: Lo mejor el Lobo, sin duda alguna!!

Áncora dijo...

Ains, el lobo, el lobo.....