martes, 23 de marzo de 2010

23 de Marzo

La luna con el romero
La aurora con el pinar
El viento con la marea
y el trigo con la enrramá

La noche busca pareja
la fiesta ya va a empezar
Si tú no bailas conmigo
prefiero no bailar

La lluvia con el naranjo
La niebla con el cristal
La albahaca tiene un tomillo
que la espera en el rosal

Yo he visto un cielo estrellado
bailando sobre la mar

Si tú no bailas conmigo
la noche se queda en vilo
Si tú no bailas conmigo
prefiero no bailar

Yo he visto un sol desgreñado
con una nube bailar
Bailaba la mariposa
con un granito de sal

La acacia con el ingenio
La yerba y el matorral
Si tú no bailas conmigo
prefiero no bailar

La yuca con el gengibre
en un pilón de majar
Se almidonaban de besos
apretaditos en vals
y hasta la flor de azucena
ya tiene con quien bailar

Si tú no bailas conmigo
la noche se queda en vilo
Si tú no bailas conmigo
prefiero no bailar

J.L.Guerra
Te quiero, Amó

jueves, 18 de marzo de 2010

Shortcuts: Moore meets Jodorowsky

He estado leyendo From Hell. Había cometido el terrible error de ver primero la peli, y me había gustado. Ahora sé que, la verdad, lo único medio bueno era el Sr. Depp, porque lo que hicieron con el comic fue lo que suelen hacer: restregárselo por el mismísimo ojo del c***.
From Hell es impresionante: inteligente, documentada, muy bien pensada, con muchísima psicología y un enorme análisis del mundo, de las personas, y de la época. El dibujo es oscuro y sombrío para los personajes y preciso y limpísimo para los edificios del Londres victoriano. Una obra sublime, absolutamente recomendable.

Y , mira tú por donde, me encuentro un shortcut. (por si te pierdes: ¿qué es un shortcut?)
Lo que me resultó muy curioso fue que, de alguna manera, el señor Gull, al perpetrar los asesinatos, pretendía hacer algo así como la psicomagia de Jodorowsky. Me explico (con riesgo de spolier)

Según wikipedia:

Jodorowsky fundamenta su metodología en la premisa de que el inconsciente toma los actos simbólicos como si fuesen hechos reales, de manera que un acto mágico-simbólico-sagrado podría modificar el comportamiento del inconsciente, y por consiguiente, si estuviese bien aplicado, curar ciertos traumas psicológicos.
More about From Hell

Y según Moore en From Hell, puesto en palabras de Gull:
El cerebro humano, incluido el tuyo, Netley, está dividido en dos hemisferios: en el izquierdo están la razón, la lógica, la ciencia, nuestros atributos apolíneos. En el derecho, están la magia, el arte y la locura: los atributos dionisíacos; es el hemisferio inconsciente de la mente, simbolizado por la luna.Y ambos están unidos simplemente por una fina hebra de cartílago, que ha evolucionado con el paso de los siglos, ya que en el pasado aún era más fina...
Los mitos son la clave de nuestro hemisferio derecho; el mundo de los dioses que, igual igual que Atlantis, se hundió en las aguas de la Edad de la Razón. A ese reino hundido de la mente; a esos intelectos que se aventuran en lo más profundo, rescatando sus tesoros, los llamamos magos...
Los símbolos gobiernan nuestros pensamientosy actos, y erigen formas enterradas en nuestras mentes conscientes. La magia siempre es simbólica, desde las muñecas de fertilidad hasta el rito del Vaodou...

Si se compara con la rebelión de las diosas ganamos nuestra rebelión masculina hace poco... Por eso, nuestra gran magia simbólica, que encadena de este modo a la femineidad, tiene que reforzarse a menudo, grabarse con más profundida aún en la carne de la historia para durar hasta el final de la tierra...

Ya véis. Quién diría que la historia de Jack el Destripador podría acabar siendo un tratado de psicomagia. Creo que es uno de los shortcuts más sorprendentes y concordantes que me he encontrado. Me encanta cuando la vida me da estas golosinas.

...Y ya puestos a rizar el rizo... ¿no será un shorcut dentro de otro shortcut que vayan dos veces que Jack aparece en mi blog, por el mismo motivo?

jueves, 11 de marzo de 2010

Cría fama...

Ya, ya sé que no parece muy propio de mí, pero voy a hablar de un tema absolutamente snob y refashion: de la alfombra roja de los Oscars.
Sí, voy a hablar del look de Penélope Cruz, y de todo lo que los periodistas (lameculos) han dicho sobre él. Aquí me tenéis, Ancora blogger de moda. Que ya me veo en Cibeles con un pase y un portátil hablando de lo último y lo más.
Pero tened paciencia, igual no he caído tan bajo.
A ver, la cosa es la de siempre, después de que los de la Academia del otro lado del charco se den palmaditas unos a otros en la espalda y den s
us estatuillas comerciales y cantadas de antemano, la gente al final lo que más comenta son los modelitos.
Bueno, el mundo es como es. Y tal.
Y van a los programas supuestos expertos en moda y glamour (más bien e
n petardeo y peloteo) a comentar qué vestiditos de qué marcas y qué colores llevaba cada figurín. De los hombres se habla poco, y de ellas se hacen rankins. Y claro, aquí en España se elogia a Penélope Cruz.
A ver, que vale. Que es el producto nacional que hemos exportado y hay que hacer patria, y que ya que se sabía que el Oscar no se lo iban a dar (h
ubiera sido pa matarlos, por otra parte) pues hay que hablar de ella en algún otro sentido. Y lo que queda son los trapos.


Y oyes cosas como que si un color maravilloso, que si estaba guapísima, que si qué elgancia, que-si, que-si, que-si...
Si en vez de ser
Pé en los Os (digo yo que se acortarán así, ¿no?) fuera una foto mía en una boda y se la pasaran a cualquier periodista, dirían la verdad: que el color es bonito, pero el vestido le hace ancha, y más bajita de lo que es, que tiene un escote más bien raro y tanto pliegue lo hace hortera, que el recogido estaba mal hecho, sin pulir, como el que se hace cualquiera para estar en casa y que la niña no iba vestida por su peor enemigo, pero casi.
A ver, que yo con el talento de esta mujer no me meto, y aunque no me parezca el colmo de la belleza, la he visto brillante en más de un momento. Pero de ahí a que sea perfecta, le quede todo bien y mee colonia... pos no.
Pero claro, se me olvida que vivimos en un país de paletos y lameculos y que una se gana la categoría no por su trabajo sino por a quién supuestamente se haya tirado (y sí, hablo de Tom Cruise).
Oye, pues nada. Intentaré lanzar a Amó al estrellato para que todo el mundo me vea guapa en chandal de táctel y tacones o con la bata de guatiné.
Cosas más raras habrán pasado...


Fotico prestada de
http://www.diariofemenino.com/images/articulos/0000/962/3.jpg