miércoles, 30 de marzo de 2011

El Circo

Oíamos truenos antes de entrar, pero no les dimos importancia. Una vez dentro, le sonreí al Hobre Lobo, pero me miró tan fijamente que se me borró el gesto. El cuchillo de la Enfermera Sangrienta me pasó cerca, y un dedo tocó la cabeza de Amó y susurró "Córtalo", antes de que sonara una motosierra. La Monja se me quedó mirando con su lento caminar, antes de que pasaran la Novia y la Viuda, y la  Niña con su vestido y sus guantes, tan decimonónica, que parecía un fantasma. La Niña del Pozo no se nos acercó de milagro, y nos alegramos mucho por ello. 
Después se apagó la luz y vino todo: el Demonio, el Payaso Grimoso, La Momia, Nosferatu, los Zombies, las Niñas del Exorcista, la Ejecución, La Caza, La Vampira, el Coco Miguel, El Paseo en Coche...
La puesta en escena es impresionante. Los números son espectaculares. Y sobre, todo es divertidísimo de verdad.No paramos de reírnos.
Tenéis que ir al Circo de los Horrores
Es para morirse... de risa

COMENTA, HABLA, DI ALGO, PONME VERDE