lunes, 30 de mayo de 2011

Más que indignados

Sí, hasta el Viernes me consideraba una Indignada. Ya sabéis, una perroflauta, okupa, ni-ni, antisistema... Según algunos.
Ya de buena mañana volvía la condescendencia de los tertulianos de la tele con la inminente muerte del movimiento 15M, con que había sido una pataleta que no servía para nada, con que hacía falta un líder...
Y al poco, empezó. Vi en directo parte de la carga. Vi la violencia gratuita, el ensañamiento, la brutalidad  contra gente que simplemente estaba sentada. Incluso de espaldas.
Desde el trabajo intenté seguirlo todo. Y tenía tal carga emocional que no sábía ni cómo llamarlo: ¿rabia?¿vergüenza?¿asco?
Los responsables, se han coronado. No han dado buenas razones, no han sabido hacerlo bien y han negado la realidad.
La indignación se ha quedado corta. Ahoras estamos Más que Indignados. Y este movimiento sigue creciendo, sin apagarse.
Yo no estoy acampada. No voy todos los días a las asambles de mi ciudad. Pero intento participar lo más posible. Y cualquier pequeño gesto, cualquier cosita pequeña, es algo, si todos lo secundamos.
Hoy sólo puedo dejaros esto. Si estás de acuerdo, firma, Ya estarás haciendo algo.  

Photobucket

COMENTA, HABLA, DI ALGO, PONME VERDE