miércoles, 28 de diciembre de 2011

18 comidas

18 comidas es una peli sencilla. La típica concatenación de historias cortas, a veces entrelazadas (un shorcut a la gallega). A veces un poco lenta, como casi todas las pelis que pretenden ser naturales y contar historias cotidianas. Tiene buenos personajes, y sobre todo buen reparto. Pero lo mejor, es cómo empieza:

 En una ciudad pequeña, como Santiago de Compostela, se cocinan cada día medio millón de comidas. Unas grandes, otras pequeñas. Fuertes, ligeras, de plato o de picoteo. Para disfrutar entre amigos o para comer con uno mismo. En algunas, el tiempo pasa sin más, y de la comida sólo queda el plato vacío. En otras, da un giro inesperado y el mundo cambia su sabor para siempre. Agrio, dulce. O los dos, que es lo más habitual. Y es que comer no es sólo comer. Alrededor de una mesa se abre el apetito, pero también el alma. Por eso en esta ciudad se cocinan cada día medio millón de ocasiones para cambiar el sabor de la vida.

COMENTA, HABLA, DI ALGO, PONME VERDE