sábado, 10 de diciembre de 2011

Una de muñecas

Lo leí el otro día en el periódico y me pareció de lo mejor...

Abrázame fuerte, Draculaura


Las «Monster High», el juguete más buscado por los padres asturianos


-¿Qué te dije, eh? ¡Divina de la muerte!
-Meca.
-A mí siempre me tiraron las vampiresas, Duardo.
-Ya, pero…
-¿Nun t’acuerdes cuando alternábamos tú y yo por La Pola?
-Sí ho. Pero… ¡Esta ye una muñeca, Demetrio!
-Nun ye como las demás. No hai que inflar ni desinflar…
-¿Y desde cuando lleváis saliendo?
-El día después de les elecciones.
-¿Entós?
-Na, tuve de interventor en una mesa y sufrí la transformación.
-¿La qué ho?
-¡Vienen tiempos sombríos, terroríficos! Fui a mirame al espejo y
-¿Qué ho?
-¿Qué socialdemócrata ni qué mi madre? ¡Lo que soy ye un zombi, vilo clarísimo!
-No fastidies, Demetrio. ¿Y date por los monstruos?
-La mi ex era una momia, así que ya toi curau d’espantos.
-Y esta, ¿nun te da miedo?
-¡Jobar, ni que fuera la Merkel!
-Pero… No se sabe si ta viva o muerta.
-Bueno, como la política regional.
-¿Qué ho?
-¡Ta  too parao o a puntu de cerrar! ¡Lo que se lleva ye el rollu espectral!
-Tú antes no eras así, Deme.
-¡Siempre fui más góticu que les fies de Zapatero!


Photobucket

-Tas mui jodiu, Demetrio.
-¿Ya empezamos? ¡Voi encerrame con Draculaura en casa y nun salir más!
-¿Ni siquiera pal Carmín?
-Na. Saldré en Jalogüin únicamente porque ella muévese en esi ambiente.
-¿Ah sí?
-Sí. Pero una horina namás, lo que ye truco, trato, Bacardí cola ¡y pa casa!
-¡Vaya ho! ¿Y tien buena dormida?
-Tuve que apartar el sofá cama y meter un ataúd matrimonial.
-¡Chiflaste, Demetrio! Entre el divorcio y la mayoría abso…
-¡Chissst! ¿Nun me digas que no ye riquina?
-Oye, ¿Quiés creer que me paez cara conocida?
-Ye nieta de Drácula.
-Ah. Será de coincidir con el güelu.
-¿Y viste qué elegante? puse-y ropa de la epoca victoriana pa recordar…
-¿Victoriana?
-Sí, ya sabes: ¡Abre la muralla, cierra la muralla, mírala, mírala, la Puerta de Alcalá…!
-Tas mui jodíu, Demetrio, dígotelo en serio. ¿Y la tu fía qué diz?
-Nun sabe na la probe, piensa que soi más de los Gormiti.
-Y pa Reyes, ¿Qué y-vas a comprar?
-No sé. Nun quiero andar viendo escaparates porque soi tan enamoradizu…
-Probe guaja…
-¡Qué tiempos tan horrorosos!
-Pasarán ho, qué vamos facer…
-Tú no sé. Yo toi en buenes manos. Mmmmm…
-No andar magreando, Demetrio, que vos echan del chigre.
-Draculaura, abrázame fuerte, Draculauraaaaa.

De Parando en Villalpando, de Maxi Rodríguez, publicado en La Nueva España el 5 de Diciembre de 2011. 

COMENTA, HABLA, DI ALGO, PONME VERDE