viernes, 25 de febrero de 2011

Carné de baile

El Sábado estuvimos de Cena de Baile. Eso no es nsda extraordinario, una vez cada mes o como mucho dos meses, se organiza alguna. 
Pero ésta ha sido muy diferente. Estrenábamos un lugar nuevo, precioso y bien acomodado, con buen menú y una pista de baile que se nos podría quedar pequeña; no por falta de espacio, sino por exceso de ganas de bailar.
Además, nos propusieron un juego: el del carné de baile. Yo que había leído tanto sobre el tema en todas esas novelas de vestidos de muselina y guantes de terciopelo que tanto me gustan, me emocioné en seguida.
Hubo que adaptarse un poco a la época: no creo que en los salones se bailase fox-trot, y el carné de baile era algo exclusivo de damas jóvenes, solteras y de buena posición, y el aceptar o no los bailes venía marcado por los posibles del caballero y por los mandatos de las madres y acompañantes de las debutantes.

Photobucket

Aún así, fue un experiencia de lo más interesante. Teniendo en cuenta lo cortadillos que estuvieron los hombres a la hora de solicitarnos el honor, yo pude llenar la mitad del carné, lo cual no estuvo nada mal. Además, sirvió para reirse con los típicos contratiempos (el que se equivoca y tiene comprometido un baile con dos señoritas o el que no encuentra a la suya y escoge a otra de última hora) y para aprender, aprender mucho; porque a bailar se aprende, precisamente, bailando.
Yo tuve la suerte de bailar un tango con un caballero a quien no conocía,  que no sabía qué pasos conocía yo y cuáles no, y aún así conseguimos un entendimiento y una compenetración que nos hizo una ilusión tremenda. 
Una experiencia para repetir.
Coronel, ¿ha visto usted la tiara 
con perlas de Lady Wellington?

lunes, 14 de febrero de 2011

Más maltrato

Me quejaba hace nada aquí. Pues seguimos igual. Hace tres semanas que esperamos un programa nuevo y repiten algunos antiguos. Ni una explicación en la página web, ni contestación a los comentarios que dejamos los seguidores. Así nos va...
Eso sí, el fútbol que no falte...
La tele me da asco
Photobucket

jueves, 10 de febrero de 2011

Algo ¿nuevo?

A veces soy muy corta. Pero mucho. 
Llevo a saber cuántos años viendo que, cuando buscas una peli en google, te salen entre las cinco primeras entradas, la ficha en filmaffinity (sí, además de la de wikipedia y la de imdb). Y nunca me había parado a mirar la página más que de refilón. 
Cuando empecé a navegar por aNobii, y a disfrutar de todas sus posibilidades, alguna vez pensé... "Molaría una página así, pero para pelis..."  
Ya véis qué lerda. La he tenido siempre delante y nunca lo había pensado.
Pero por suerte, nunca es tarde. Me he abierto un perfil en Filmaffinity para puntuar y criticar pelis, explorar recomendaciones, y conocer otra gente con gustos como el mío...
Os mantendré informados.

lunes, 7 de febrero de 2011

Enredados

Amó y yo nos fuimos ayer al cine. Al que se parece al de nuestra infancia, con una sola sala y palomitas sin sabor a plástico, donde se oye reírse a los críos y la gente aplaude al final de la película. Y para algo así, sólo cabe ver a Disney.
En general la sensación ha sido muy buena. Es entretenida, divertida, hace reír, tiene personajes con carisma y trae su cierta moraleja. 
Sí que reconozco que me gustan más las pelis de Disney que son de verdadero dibujo animado y que no tienen ordenador (ramalazo de mi infancia) pero esta no es futurista, ni muy artificiosa, y eso le da bastante encanto.

Photobucket


La protagonista es rubia pero no tonta, tiene una cierta personalidad que suele faltar a las heroínas de la factoría. El prota es divertido como el sólo, y hay un montón de pequeños personajes con muchísima magia, como Pascal el camaleón, Maximus el caballo o el viejo de la taberna. 
Echo de menos, eso sí, más carisma en la mala, que lo único que hace es recordar a Cher y no tiene ni una voz, ni un vestuario, ni siquiera una buena canción, como casi todos los malos a los que estamos acostumbrados. 
El final tiene un punto bastante modernillo y gratificante para la gente con mis intereses (hasta ahí puedo leer antes del spoiler)
Eso sí, se echa de menos alguna voz conocida (famosa, mejor dicho) en el doblaje, aunque la canción la interpreten Busta y Marta Sánchez. Al fin y al cabo, en la versión original teníamos doblanco a Mandy Moore y a Chuck.
Sea como sea, muy, muy recomendable. 

martes, 1 de febrero de 2011

Ya ves

Alguno se quedará con cara de circunstancias. Otros dirán que me pega más bien poco. Y más de uno pensará que he vuelto (¿otra vez?) a la adolescencia. Me da igual. 
Mi nuevo vicio es este: