martes, 26 de abril de 2011

Semana SAN-grien-TA vol. 3

Si me hubiera dado por ese ramalazo mío de hacerme una lista de todo lo que quería hacer por vacaciones para ir tachando, habría sido un desastre.
Me habría marcado tres o cuatro páginas de cosas super-urgentes y super-importantes para hacer y habría tachado... ¿una o ninguna?
Teniendo en cuenta que ha habido excursión ceremonial, festejo familiar, incursión gastronómica y batalla estratégica, nos ha quedado poco tiempo libre.
Casi ni hicimos nuestro ritual de ver pelis de serie Z con sangre artificial y colmillo de plástico... Puede que nos haya indigestado un poco tanto capítulo de Masters Of Horror. O sólo nos hacemos mayores. Quién nos ha visto y quién nos ve.
Se nos ha quedado en una. Ni siquiera era de vampiros. Y tampoco puedo decir que Amó la disfrutara mucho. Pero ahí está, nuestra mínima expresión de gore y recogimiento:

Photobucket

Había oído hablar tanto de ella, que no sabía qué esperarme. No se puede decir que la historia sea original, y el rizo del final es, cuando menos, discutible; pero hay que reconocer que está muy bien contada. Su título no podría ser más adecuado. Y sangre... pues sí, tiene una buena ración.
Eso sí, le hemos dedicado su buena tanda de tiempo al descanso, que nos hacía mucha falta.
Listos para el siguiente round.

miércoles, 13 de abril de 2011

Asuntos pendientes

Si quisiera de verdad ponerme al día sobre la mitad de mis cuentas pendientes, ya tenía el año entero ocupado. Pero ahora vienen curvas y toca esmerarse mucho, y no correr, pero avanzar,;y currárselo todo a lo bestia... 
Y, como suele pasar, lo urgente no deja siempre sitio a lo importante.
De momento, como soy de ley, va algo de lo prometido: mi disfraz de Carnaval para todos los  públicos... A ver cuántos frikis saben de qué voy...

viernes, 1 de abril de 2011

Siempe fui loco

Yo, como todos, vivo rodeada de locura y de cordura en distintas proporciones.
La locura mueve mi mundo de una manera especial: vivo con ella, la adoro, la admiro, me hace aprender, me sorprende, me divierte, me relaja y me hace feliz.
Y a la vez intento luchar contra ella, la intento matizar, encerrarla en unos límites, la estudio, la disecciono, me pone trabas, me entristece, me hace sufrir, juega en mi contra, me odia.
Poca gente es capaz de entender cómo se mueven tus días en un caos así. Supongo que simplemente hay que vivirlo.
Para todos los que me preguntan por estas cosas y no son capaces de entender mis contradicciones, para todos los que confunden "loco" con "chiflado". Para todos los que quieran aprender un poco sobre gente maravillosa, solo tengo un consejo.
Teneis que ver "Siempre fui loco". Y cuando conozcis a los colifatos, hablamos.