lunes, 15 de octubre de 2012

Pupe

De pequeña me encantaban las muñecas recortables. En mi casa siempre  las llamamos "Mariquitas". Me pasaba las tardes poniéndoles y quitándoles vestidos. Algunas eran auténticos tesoros: con imanes, de buen papel, o las de Candy Candy, que venían con un armarito de cartón para que las guardaras.

Ahora que ya soy mayorcita me entretengo con unas muñequitas en internet:


poupeegirl fashion brand community

Como pronto llega Halloween, son de lo más divertido con vestiditos de brujas, vampiros y hombres lobo...
Sí, ya veis, nunca he perdido del todo el contacto con mi niña interior... Dejaré mi muñequita en la barra de la derecha para que vayáis viendo los trapos... :P

2 VALIENTES:

Raquel dijo...

Yo también jugaba con las mariquitas!
No conocía las pupe, les echaré un vistazo.

Besos!!

Áncora dijo...

Eso sí, aviso: son un vicio!!!