martes, 31 de julio de 2012

Tesoro veraniego

Ya han  pasado unos días y no quiero volver a ponerme aquí a desvariar sobre la incompetencia de cierta clase política y los problemas de la cultura en este país. 
Al final (voy a ponerme resultadista) hubo Semana Negra y hubo Celsius 232. Tuve mis citas culturales, aunque a pequeña escala y accidentadas por todos lados. Conseguí mi pequeño botín. 
Conformémonos. Y a esperar al año que viene. 

Aquí os lo enseño. 

Para empezar, conseguí que el genial Kim Newman me firmara mi edición de "El Año de Drácula" (aquí ya os había hablado de él). Si ya lo tenía como oro en paño, no os imagináis lo que vale ahora para mí. 

Photobucket

Y después, conseguimos las firmas de el Señor Dios George R. R Martin. Para todos lo que farfullaban que hacía un garabato y lo ponían verde por no hacer dedicatoria y no pararse con la gente, os dejo la foto de uno de los libros de este año y de uno de los que nos firmó hace años. Como veís, la firma es LA MISMA. El hombre quiso que todos tuviéramos tiempo de ver firmados nuestros ejemplares. Y aún así, conmigo todavía intercambió un par de frases y fue superamable. Es que ahora con el boom nos ponemos exigentes, pero la verdad, no sé qué más quiere la gente. Si los hubo que llegaron a por la firma a las tantas... ains...

Photobucket

Respecto a lo de Canal 10 (qué manía de decírmelo todo en persona, con lo poco que os costaba comentarlo en el blog, que lo tengo hecho el Sahara... :P :P :P), no se me ocurrió preguntarle a los periodistas en qué espacio iba a salir, o a qué hora. Sabiendo como son estas cosas, probablemente al final ni lo emitieron, o me cortaron a una sola frase, a saber... Sea como sea, tampoco es que estuviera para lucirme. Hacía mucho que no hablaba con prensa y la cámara impone un huevo. Les contesté porque casi nadie quería y eran muy majos, ni por salir en la tele ni por ir de superfan, así que tampoco pasa de la anécdota.

Eso sí, tengo una fotico impagable en el Trono de Hierro, pero la cámara de mi móvil es un asco, así que ya la colgaré cuando le pase un pelín de Photoshop para que se vea algo... 

... Por el momento, eso es todo.


martes, 17 de julio de 2012

Últimamente la gente me ha preguntado por qué no me paso por aquí. Se ve que he agotado el tiempo que cualquiera da por supuesto que es "una racha ocupada".
La verdad es que no, no he estado de vacaciones como alguien me preguntó , pero precisamente por eso he tenido que escoger prioridades.
Uno no puede hacer malabares con más pelotas de las que lleva su habilidad, y, a la hora de soltar alguna, una de las mías ha sido esta.
Claro que siempre tengo ganas de escribir, y de contar cosas, pero todo lo que no pude ir escribiendo se me quedó medio reseco en el tintero y ahora no parece tener mucho sentido. También hay cosas que no tengo ganas de escribir, como siempre.
Ahora ha pasado "lo más gordo" (mierda, ya he dicho la frase maldita, ahora aparecerá un marrón del tamaño del Eulogio) y tengo ganas de volver por aquí.
Tengo que hacer un poco de limpieza, de tanto polvo y telarañas acumuladas y hacer esto de nuevo un lugar donde apetezca quedarse.
De momento, os revelo una de las pequeñas cosas que me han limitado mi tiempo bloguero. Estas dos preciosidades me han robado el mes de mayo. Estuve preparándolas para regalárselas a dos comunioneras que de verdad se las merecen. Por si alguien lo duda, eran dos Barbies normales. Sufrieron maquillaje y peluquería, cirugía y mi modesto sentido de la moda. Y ahora son como son. Aquí las tenéis.

Photobucket Photobucket Photobucket
Photobucket Photobucket Photobucket
Las fotos me las ha pasado muy amablemente la madre de las agasajadas.