martes, 23 de abril de 2013

Cupckaes, con Sandra

Yo para la repostería soy muy de sota, caballo y rey. Lo que sé que me sale bien lo repito y pruebo cosas nuevas muy de cuando en cuando. 
Lo de los cupcakes lo veía yo demasiado complicado y de demasiada paciencia, y lo tenía un poco aparcado, como mucho de lo mío, para... "algún día".
Ese día llegó, y estoy contentísima. 
Sandra, de bysandracupackes nos brindó la oportunidad de asistir a un taller con ella, y hemos hecho unos cupcakes... ¡espectaculares!
Os dejo unas fotos que hizo la profe de nuestros cupcakes, los míos, los de mis dos compañeras y una bandeja extra que decoramos entre las tres.

 photo 525410_10200930427371804_441650579_n_zpsb3c1f397.jpg  photo 431815_10200930414251476_1561373958_n_zpsd399e43c.jpg
 photo 479020_10200930422371679_178159749_o_zpsc9244697.jpg

 photo 476464_10200930426891792_1396382038_o_zpsa68dede8.jpg

El taller fue de lo más ameno, primero aprendimos a hacer unos cupcakes de vainilla (ojalá pudiera pegar aquí el olorcillo), y  dos tipos de frosting que nos dejaron sin palabras.
Después estuvimos un rato aprendiendo a hacer decoración con fondant: florecillas, hojas, a usar distintos tipos de moldes...
Hicimos un pequeño descanso en el que nos paramos a merendar. Nos pusimos las botas con unas deliciosas galletas (no quedó ni una, sobre todo porque no nos resistimos a llevarnos las que sobraban), minicupcakes de chocolate, sandwiches... y una buena charla de lo más distendida. 
Y luego... ¡al lío! Nos pusimos a decorar nuestros cupcakes disfrutando como enanas.
Ha sido una experiencia estupenda, sobre todo por el cuidado y el mimo de la profe en todos los detalles: buenas explicaciones, trucos, alternativas a distintas recetas, los recetarios preparados para llevarnos a casa... Hasta nos regaló unas capsulillas preciosas para que practiquemos en casa.

 photo 100_1960_zps3f08eb1c.jpg

Y por supuesto, una mención especial a mis compis. Al ser un grupo pequeño pudimos trabajar muy bien, hicimos buen equipo y sobre todo nos divertimos un montón. 
¿La pega? Que a pesar de pasarnos allí la tarde, se nos pasó en un suspiro y que creo que hablo en nombre de todas al decir que nos quedamos con ganas de más.

Olé!

miércoles, 3 de abril de 2013

Cuando me da la fiebre...

Ya sabéis cómo se lleva ahora lo del DIY, hazlo tú mismo, saca tu versión, recicla, apaña... Como siempre me ha ido ese rollo y gracias a la sabiduría infinita que podemos encontrar en la red, está más que nunca al alcance de la mano, estoy encantada.
Esta vez me emperré en buscar una alternativa a los vinilos para cristales. En la habitación desde donde estoy escribiendo (lo llamamos "el estudio") tenemos casetón, con un ventanal bastante grande. Los vecinos utilizan cortinas o vinilos para los cristales inferiores, y a mí  no me convencía ninguna de las dos opciones. 
Después de mucho preguntar y de freir a las pobres chicas de Manualidades Malley, al final conseguí lo que quería: una "vidriera" de corte naïf - fantasía. 
La verdad es que a pesar de que las pinturas especiales no son de las más baratas, el resultado es mucho más económico que los vinilos por metros. Eso sí, las horillas que hay que echarle tampoco te las paga nadie...
Os dejo unas fotillos del resultado. 


 photo 100_1943_zps8828a553-1_zpsba784518.jpg

Aquí se ve un poco mejor, aunque cambia mucho según la luz exterior


 photo 100_1942_zpsa33cc11f.jpg

¿Os gusta?

lunes, 1 de abril de 2013

Semana SAN-grien-TA 2013

Hay tradiciones que no se pueden perder, y una que tenemos Amó y yo muy arraigada es la de cambiar los pasos de Semana Santa y las pelis bíblicas por otro tipo de combinación de sangre y sufrimiento: las pelis de miedo.

Este año hemos visto unas cuantas, aunque de calidad, como suele pasar con estas cosas, bastante inconstante

Amanecer (parte 1 y 2)


 photo La-saga-crepusculo-Amanecer-cartelera-cines-florida-guridi-vitoria-gasteiz_zps4e22cd8c.jpg  photo la-saga-crepusculo-amanecer-2_24911_zpse595e234.jpg  

La fórmula más increíble de como estirar lo inestirable. Planos y más planos largos (más en la primera parte que en la segunda) para rellenar el tiempo y hacer dos pelis sí o sí. Increíble el eterno paseo de Bella al altar y la manera tan caótica de querer darle glamour el polvo más soso del mundo. Destacable, eso sí, la pinta de Bella embarazada.
En la segunda parte, sobre todo decir el mal rollito que da la cara de la niña, que no sé por qué se empeñaron en hacer por ordenador y el aspecto cada vez más radiactivo de los vampiros. Bella está muy guapetona, eso sí.
 El intento de meter acción fue un detalle, pero lo vi un poco frustrado. Triste el desperdicio del gran personaje que es Jacob. Me hizo ilusión, eso sí, ver a Lee Pace, que me impresionó tanto en "El sueño de Alexandria". Y como resumen: pastelada, pastelada y más pastelada. Desde luego que el libro, no era el mejor, pero la peli se ha hecho un tano cansina.


 photo Cartel-Morgana_zpsbf25d549.jpg

Una historia de fantasmas descafeinada y previsible. No la salva ni la estéticas victoriana de casa y fantasma. Personajes vacíos y diálogos chorras. Más bien de pena. 



 photo milo_zps10cf6a14.gif 
Otra sarta de clichés: un niño malo que se convierte en un asesino sanguinario... aunque no es un niño normal. Típica historia de chica que regresa a su pueblo a superar trumas de la infancia con sustos que se ven venir a leguas... Malilla. 


 photo no-tengas-miedo-a-la-oscuridad-cartel_zps030c818e.jpg 
Una atmósfera muy conseguida, currada visualmente y con un ritmo muy bueno. No es que sea de una originalidad pasmosa, pero tampoco es la típica de siempre. Se deja ver bien con la tensión justa y buena atmósfera.Quizás me sobra un poco Katie Holmes. Aún así, muy recomendable.


 photo 1287-lacasadecera-_zps6bcf1b19.jpg 
 Típico remake de peli americana con adolescentes wenorros. Al final nos gustó, aunque todo más o menos se veía venir. Tenía el sentido justo de lo macabro sin ser demasiado desagradable, el ritmo era bueno y huía bastante del sustillo fácil. Paris Hilton no llega casi ni a molestar. Bastante aceptable.

Y... para eso hemos dado. El año que viene... más sangre.