domingo, 7 de septiembre de 2014

Reflexiones maternales, Vol I

Pues sí, hace un añito que me he estrenado en esto de ser mami, y me ha dado para darle unas cuantas vueltas a la cabeza. Comparto aquí unas cuantas paranoias fraguadas en este tiempo (había escrito una entrada cuando nació Pequeño Cuervo, pero ha desaparecido misteriosa, inexplicable e irrecuperablemente, así que intercalo alguna cosa que puede que alguno hubiera leído ya).

Lo primero es preguntarse, ¿pero cuándo empieza una a ser mamá?. Mucha gente me felicitó por el día de la madre en mayo de 2013, cuando estaba embarazada de cinco meses  y pico. Por aquel entonces yo me sentía más bien una incubadora, o una "futura mami". Mi prima M que es la caña me decía: Piensa un poco: tú nutres, cuidas, proteges y te preocupas... ¿no son funciones de madre?. Desde luego cuando sabes que tienes un garbancín en la tripa  pero nadie lo nota ni lo sabe, (en el primer trimestre solo lo sabíamos Amó y yo) ves tan lejos eso de tener un bebé en brazos (en mi caso, además, con la incertidumbre de si todo podría ir bien) que "mamá" no te sientes. Pero el embarazo es un proceso largo. Yu tuve una gran conexión con mi peque, hablaba mucho con él y nos comunicábamos de alguna manera mientras estaba ahí, dando pataditas (y patadones). Realmente el día que nace tu hijo, solamente se hacen las presentaciones. Y por manido, ñoño, y cliché que suene, verle la cara por primera vez es el momento más impactante de tu vida (al menos para mí lo fue).

Pero sí es cierto que una vez el bebé está fuera y se ha cortado el cordón umbilical, ya eres madre. MADRE. Cinco letras de nada, y qué palabra más grande. Cómo suena. Cómo asusta de mano, qué grande parece que queda. Al principio se te hace raro, como cuando compras unos zapatos nuevos. No tienen por qué apretarte, pero tardan en hacérsete al pie. (Es como cuando me casé, que me pasé unos días diciéndole a Amó: maridomaridomaridomarido hasta que la palabra dejó de picarme en la lengua)
Con esto hay una pequeña concatenación de crisis de apelativos. Pasas de ser el tú de siempre  a ser "una embarazada" (bueno, eso nada, no deja de ser un estado, es pasajero) y luego a ser m-a-d-r-e. Pues... es raro. De mano es muy raro. Sobre todo porque con el carné de madre parece que entras en ese club exclusivo donde todas son iguales y hablan de cosas raras como bugaboos, maxicoxis, arruyos y cosas así. Pero nada, el efecto se pasa pronto. Sobre todo porque los primeros meses apenas tienes tiempo para reflexiones trascendentales. Ya es bastante con tener tiempo para darte una ducha y comer sentada, si es que lo logras. Cuando te das cuenta, ya llevas la etiqueta pegada a la piel. Y a otra cosa.

Aunque suena a perogrullada, embarazos y partos son experiencias únicas. Oyes muchísimas cosas, y lo escuchas todo y tomas nota, porque quieres aprender, pero al final tu cuerpo es el tuyo (o mejor, tu cuerpo eres tú) y todo es muy personal y muy íntimo. Se hace raro de narices pensar que tu cuerpo se abre en dos para dejar salir a otra persona. Eso del parto es algo primario, instintivo, puramente físico (en el sentido de corporal), animal y totalmente alejado de toda tu vida. Un momento aparte. Un oasis extraño. En un libro leí algo que me sorprendió, pero hasta ahora es la mejor explicación que he leído: "es como un orgasmo". Pues sí, en cierto sentido se parece bastante. Al igual que un orgasmo, son sensaciones que no se parecen a ninguna otra cosa que vivas a diario, y no sabes cómo vas a reaccionar. También tiene algo de mágico, la verdad.  Y, sinceramente, la naturaleza es muy sabia y nos puso la tripita por delante y no de mochila, para que no veamos según que cosas. Durante el parto ya tiene una bastante con lo que tiene que hacer como para ver a los médicos manipulando el material.  Solo puedo decir que, para mí, ha merecido la pena la experiencia. A las que queréis ser madres y os da miedo... Se sobrevive, chicas, como se sobrevive a todo. Es un trámite. Solo son unas horitas en una vida. Tomároslo como perder otra virginidad distinta.

Una cosa curiosa que he pensado, es lo simpático que es cómo presentamos a los niños al mundo. ¿Os suena la fórmula esa de "Pequeño Cuervo nació el día 7 de septiembre, a las 13:30, pesó 3,910 kg y midió 54 cm"? Yo la usé, la verdad. Pero, ¿¿cuando más en tu vida vas dando tus medidas por delante, salvo que seas modelo de pasarela??

Una cosa importante es que ser madre no tiene por qué cambiarte. Es solo otra faceta más, como tu vida laboral, o tu vida de pareja. Igual que cuando empecé a trabajar no pasé a ser "una trabajadora" sin más,  o cuando me casé no pasé a ser "una esposa" sin más, tampoco creo que ahora sea " una madre" y ya está. Soy yo, con otro trabajo por hacer. A ver, tu vida sí cambia. Tus rutinas son diferentes. Pero tú eres tú. Si no te gustaban los lazos no tienen por qué empezar a gustarte. Si te gusta el heavy no empiezas a escuchar solo los Cantajuegos. (Cuando me leí "Padres no ñoños", me reí bastante por ver reflejada a gente que conozco, pero, sinceramente, no me abrió los ojos en nada, porque todo eso ya lo había pensado yo solita) Eres la misma persona, con otro rol más. La sociedad intenta engañarte. ¿Os acordáis de cuando éramos adolescentes y comprábamos aquellas horribles revistas que pretendían decirnos cómo teníamos que ser? Con lo de ser mamá pasa igual. Te querrán decir qué ponerte, qué hacer, qué leer, qué escuchar y cómo vivir tu vida. Que les den, puedes seguir siendo tú, aunque con menos horas de sueño. 

Enlazando con lo anterior, no eres parte de un colectivo que tenga que vivir en un ghetto y hacer cosas según la etiqueta (hasta el estigma, diría yo). Ejemplo: lo de las puñeteras "50 sombras de Grey", vendidas como "porno para mamás" me sigue ofendiendo. Pero ojo, que hay cosas que tienen su razón de ser.  Ciertas prendas de ropa son "para mamás" porque te hacen la vida más fácil. (ejemplo impepinable, las camisetas de lactancia, si das el pecho) Pero cada vez que leo "equis-cosa para mamás", huyo.
Hay cosas inexplicables que se convierten sin darte cuenta en tus nuevos complementos: un clásico son el anillo-chupete o el broche-chupetero. El estampado mancha-de-papilla se vuelve recurrente.Y hay cosas que no son compaginables del todo con pelear con bebés. En serio, lo ves sobre la marcha. Yo hay blusas que me encantan que no puedo ponerme para estar con el peque por incómodas, poco funcionales o potencialmente peligrosas. Pero me sigo vistiendo más o menos como me vestía. Me sigo poniendo mis parches, mis rejillas y mis encajes. Y me sigo vistiendo de negro, porque mi hijo sigue teniendo todos los colores del arcoiris para elegir solo con asomarse a la ventana. En serio, no sabéis lo mucho que se  inculca ir de rosa en la ropa premamá, es extenuante. Pero tampoco es tan difícil, ¿eh? Yo he sido premamá negrichunga sin ninguna dificultad (de hecho, la foto de abajo es de mi tripón poco antes de dejar de tenerlo)

 photo 7f29f8f7-6767-49f2-8f8c-09017721b8b2_zps3d9ef138.jpg

Y hablando de ropa, cuando tu hijo te arruina tu camiseta favorita con papilla/leche/cualquier-fluído-corporal... La camiseta te la pela.  Porque sí, algo tan absorvente, tan demandante y tan dependiente de ti te ayuda  a poner en orden prioridades. Te das cuenta de la cantidad de cosas de las que puedes pasar. Y también de las que no. Por ejemplo, a mí me gusta ver la tele, pero yo necesito leer. No he dejado de leer en este primer año. Ni siquiera cuando me tenía que levantar varias veces cada noche y una siesta era una bendición. Aún en esas etapas, le he robado tiempo al sueño por un ratito de lectura. Sí, yo soy esa clase de madre.

Porque ni lo dudes, todo el mundo cataloga, y hay muchas clases de madre. Yo diría que tantas como mujeres que tienen hijos, y lo dejaría ahí. Pero no. Hay clanes, y te intentan reclutar y poner contra los otros clanes. Y todos, por supuesto, hacen las cosas mejor que sus contrarios. A mí me parece tan cansado que ya aburre, pero es lo que hay. Y, tenlo en cuenta: puedes ser digamos... ecléctica, mamá freelance, o outsider, o rebel-mami o como lo queráis llamar vosotros. Pero algunos  no os lo perdonarán. Respecto a esto, yo decidí no tomar posturas radicales. Ir paso a paso, resolver los problemas cuando fueran apareciendo. Aplicar lógica, instinto, conocimientos y ensayo/error según iba viniendo todo. Ya sabéis, yo abandero eso del "yo soy yo". ¿Creéis que me libra de etiquetas? Noooo. Soy "madre rara".

Un tema típico de clanes, por ejemplo, es lo de la lactancia materna. Y mi caso es un ejemplo de que puedes hacer las cosas a la carta, adaptarlas a tu caso y no casarte con nada. Mi lactancia fue dura. Dura de verdad, tengo cicatrices en los pezones perfectamente visibles, como de un centímetro, que no se quitarán nunca. Después de mes y medio de dolores, grietas y demás, fui a un grupo de lactancia a informarme de qué pasaba y qué podía hacer. Me dieron explicaciones y opciones. Yo decidí que mi hijo tomaría toda la leche materna que pudiera darle. Me compré un sacaleches muy bueno (y muy caro) y me pasé cuatro meses y medio ordeñándome. Me encabezoné, me quité horas de sueño y hubo momentos en los que me sentía anulada, denigrada, o degradada a vaca lechera. Pero hice lo que quería. Le di mi leche en biberón lo que aguanté (hasta los seis meses). No volví al grupo, y sé que gente de allí no aprobaría ni de lejos lo que hice. Sé que gente de la que ni se plantea la lactancia me verá como una nazi de la leche. Lo que os digo. Ni de un clan, ni de otro; ninguno me aceptaría. Ninguno me comprende. y... una vez más: ME-LA-PE-LA. 

 Cualquiera que esté minímamente informado sabe que esto de la lactancia materna es una polémica, literalmente, de la leche. Yo sólo quiero apuntar una cosa que veo: Es innegable que la leche materna es la más apta para un recién nacido, la OMS la recomienda encarecidamente. Pero también es muy injusto que una mujer que por lo que sea no pueda dar el pecho (o no quiera, carajo, es que es una opción) tenga que soportar que la hagan sentir inútil, egoísta o mala madre y acabe frustrada y triste. Ya tenemos bastante con las hormonas postparto, coñe.

Por cierto, que no todas pasamos por la depresión postparto. Una revolución hormonal es inevitable, y el estado de ánimo es extraño, si le añades que duermes poco y mal y estás sobrecargada. Pero yo he sido sumamente feliz. Ni lloreras, ni gritos, (salvo los dolores que pasé cuando tenía los pezones en carne viva).Antes de eso, en el embarazo, tampoco me puse gilipollas de más. Y eso lo dice Amó, que vive conmigo, no me lo invento. 

Volviendo al tema de etiquetas, clanes y opiniones... Todo el mundo te va a dar consejos. Frecuentemente, los da con más vehemencia precisamente a quién menos pides, de quien menos quieres o de quién menos deberías fiarte. Oyes cosas que te hacen sangrar los oídos y eres juzgada cruelmente por no llevarlas a cabo. Una que tiene las espaldas muy anchas lo lleva de calle, pero es cargante toda la presión que puede suponer. Sobre todo porque una persona cercana está claro que lo hace con buena intención, con cariño, por ayudar... pero que alguien que no conoces de nada venga a ponerle la capota a tu cochecito porque "el niño está muerto de frío", o que te miren mal o te reprochen porque le cambies el pañal en el suelo (con mantita, cambiador y toda la higiene posible) en un sitio donde tampoco hay otra opción y tu bebé ya no puede esperar más, pues toca los huevos. Sobre todo, porque si yo fuera tan poco educada como esta gente me pasaría el día diciendo: "Señora, métase en sus putos asuntos y déjeme en paz.. so loro". Y,  joer, soy una señora, y no lo hago.

Lo que sí llama la atención es cómo la maternidad te hace setir más en tu propia piel la realidad de ser mujer hoy día. Y, por favor, leedme bien que, ¡OJO!, no lo digo en plan Fachardón, no pienso ni por asomo que una mujer lo sea más cuando es madre. Nononono. Ser madre, a día de hoy es una opción (salvo por la gente que quiera serlo y por desgracia no pueda, o la que se vea obligada a serlo sin quererlo, casos ambos que por cierto están creciendo, tristemente). Al  menos, para mí ha sido una opción personal, y no lo he hecho ni por obligación, ni a la ligera, ni "porque tocaba".
Lo que digo es que la maternidad te hace setir más en tu propia piel la realidad de ser mujer en el sentido más oscuro y triste. Ser madre es lo que más me ha hecho ver la discriminación y el maltrato a las mujeres. Es lo que más te hace ver lo mal que está montado el tinglado, lo desprotegida que estás como trabajadora, como cotizante, como cuidadora informal. Lo que peligra tu trabajo y tu carrera, lo que tienes que dejar atrás para conseguir un sueño, lo muchísimo que se te exige y que se espera de tí y lo imposible que es cumplir las expectativas. Dicho en cristiano: la puta hipocresía.

Y voy a lo más básico: cosas funcionales. Gente en silla de ruedas, por suerte o por desgracia, hay relativamente poca. Pero niños en carrito hay a porrillo. Y por cada crío que lo deja atrás, vienen bebés nuevos. Pues ir con ruedas es una puñetera aventura. Edificios oficiales sin rampas, calles intransitables, cruces peligrosos, parkings sin ascensor, locales y tiendas sin acceso a otras plantas (la palma se la llevan las tiendas de objetos de bebés, y hay varias, en las que si quieres subir una planta te suben en volandas el cochecito las dependientas), amables conductores que tiran el coche de tal modo que no te dejan ver para cruzar... Hay mil cosas. En el siglo XXI. Después de una tradición centenaria de cochecitos con ruedas para bebés.
Diréis que ya saltó la puntillosa, pero me paso el día pensando que si los hombres parieran y se ocuparan preferentemente ellos del cuidado de los hijos, esto no pasaría tanto. Igual que sigo diciendo que si ellos se embarazaran hace años que habría vacuna contra la toxoplasmosis por cara que fuera porque a ver por qué coño iban a pasarse 9 meses sin jamón. Y ya ni hablamos de lo bien investigadas que estarían las analgesias y anestesias para no tener que pasar ni medio dolorcillo antes de que el churumbel asomara la cabeza.

Ya, barreras arquitectónicas aparte, una cosa que a mí personalmente me pone de muy mala leche son los p.. cambiadores. Restaurantes caros, bares buenos, locales modernos que no han pensado un carajo que en algún momento va a venir una madre con su bebé (a.k.a maquinita de hacer caca) y le va a tener que cambiar el pañal. O si lo han pensado, lo han pensado con el ojete. Ejemplo facilón: ponerlo en el baño de mujeres. Asumiendo que solo cambiamos pañales nosotras, claro. Amó ya tiene el culo pelao de entrar a baños femeninos. Que no pasa nada, pero... Joer, la intención pica un poco. La cosa es que nadie piensa en las madres que llevan bebés, salvo las madres cuando los llevamos. Que yo soy la primera que no había pensado en nada de esto hasta ahora que me toca vivirlo. He llegado a oir algo así como: claro, la culpa es nuestra, es que ahora nosotras no nos queremos privar de hacer nada y... Pues no, no nos queremos privar de hacer nada, ¿por qué coño íbamos a privarnos? Ya no vivimos en la época victoriana, no tenemos que pasar "la reclusión". Aunque parece que unos cuantos no han querido enterarse.

Me parece triste el maltrato sistemático que hacemos a colectivos que deberíamos valorar. Hablamos de bebés, del futuro. Deberían ser lo primero. Pero bueno, ya se sabe cómo están hechas las cosas y lo bien que se trata a niños y ancianos en esta sociedad tan maja que tenemos...

Siguiendo con el machismo... Con los bebés es de espatarrar. (Ya antes de dar a luz comentaba cosas sexistas en Bombos, premios de consolación y cilindrines ) Un ejemplo recurrente: el saco del capazo donde iba tapadito y calentín mi nene era naranja y verde. Pues todo dios asumía que era una niña. Como no era azul...
Es casi imposible encontrar un objeto que no venga en azulito o en rosita, aunque luego añadan el blanco, el gris o el marrón... El azul y el rosa nunca faltan. Nunca. Pero hasta cosas que claman al cielo, como una mantita de actividades que se supone que es para estimular sus sentidos con sonidos, texturas y colores. Pues al menos una marca las hace en rosa y en azul (en distintos tonos de la gama). De verdad, es pa mear y no echar gota. Lo mismo te pasa con las p... franquicias. Vas a buscar cualquier objeto y tienes que huir de Bob Esponja, Pepa Pigg, Cars o las Princesas Disney. Ya no os hablo de Hello Kitty o el Capitán América, que son las dos fobias de Amó y servidora respectivamente, y los cabrones proliferan como champiñones.

Dejo para el final lo que creo que puede pareceros más polémico. Y es que no creo que ser madre te haga necesariamente mejor persona. Hay personas cojonudas (tirando a inmejorables)  que no son madres. En serio, yo conozco unas cuántas.Y hay madres que son... bueno... personas con mucho por mejorar. Me parece un poco triste llevar esa actitud de que tú eres madre y con eso ya está todo dicho: tus necesidades van por encima de los demás, sabes más que los demás y eres mucho más mejor. Ya sabéis que odio el giro de melena y el "porque yo lo valgo". Ser madre es algo natural (en el sentido de animal, propio de una especie, biológico) que en principio hemos elegido. Es lo ideal que ya que es un camino que decides recorrer, aprendas de ello cosas que puedan enriquecer el resto de facetas de tu vida. Pero sentirte más que los demás por serlo me parece infantil, pretencioso y prepotente. No me gusta la gente que va juzgando a quien decide no ser madre, o va con la puta coletilla de "ya te llegará la hora". Todas las opciones son válidas, porque tú con tu vida puedes hacer un pandero. Del mismo modo, tampoco me gusta la actitud de la gente que ha decidido no ser madre y te trata como si fueras imbécil por decidir serlo tú, como si tiraras tu vida por la borda por una "mera convención social", como si querer ser madre fuera descabellado. ¿No podemos vivir y dejar vivir, también en este tema, sin andar mirándonos por encima del puto hombro?

En mi caso he decidido tomar este camino que para mí no tiene nada de fácil, que me pone a prueba cada día y que me sorprende en cada curva. Creo que estoy aprendiendo mucho (no siempre por las buenas, y tampoco siempre cosas buenas) sobre mí misma y sobre el mundo que me rodea. Estoy encantada, feliz, pletórica con mi familia. Con mi niño, que es lo mejor que he hecho. Con mi marido, sin quien no podría hacerlo, y que no podría ser mejor compañero de viaje. Solo le deseo a los demás que, estén en el camino en el que estén, se sientan contentos con su ruta, y que tengan feliz trayecto. 

Seguramente he pensado muchas más cosas en todo un año, pero ahora mismo no se me ocurre más, y creo que tampoco ha estado mal como primer tostón. Solo me queda decir...

FELIZ CUMPLEAÑOS, PEQUEÑO CUERVO.

domingo, 13 de julio de 2014

13 de julio...

Hay fechas que no se olvidan nunca...

Talidomida

Oh media luna:
semicerebro, luminosidad:
negro enmascarado de blanco,
tus oscuras
amputaciones reptan y asustan:
arácneo, peligroso.
Qué guante
qué correosidad
me protegió
de esta sombra:
los botones indelebles,
nudillos en los omoplatos, los
rostros que
arremeten hacia la vida, arrastrando la trunca
amnios sanguínea de ausencias.
Toda la noche carpinteo
sitio para lo que me es dado
un amor
de dos ojos húmedos y un grito.
¡Gargajo blanco
de indiferencia!
Los frutos mates giran y caen.
El cristal se resquebraja entero,
la imagen
huye y aborta cual mercurio derramado.

 
Sylvia Plath
Trad. de Jesús Pardo.

viernes, 11 de julio de 2014

50 de más de 50... (III)

Los 10 primeros de más de 50 (y de qué va esto)

Seguimos...

David Morrisey

 photo DavidMorrisseyWalkingDead10thAnniversary7anj88w1MAYl_zps16518696.jpg
 
En dos palabras: me pone. Me pone de buenazo y de cabronazo, de Coronel Brandon y de Gobernador. Me pone hasta cuando lleva parche y se le cruzan los cables, y pone cara de loco y la arma.  Nacido en junio del 64.

James Purefoy

 photo JamesPurefoyFollowingWorldPremiere3QwBXcvBSKyl_zpscd0381e7.jpg

Otro que lo mismo de buenazo que de psicópata tiene ese puntito que... Y también acaba de cumplir los 50. Nacido en junio del 64.

Kevin Bacon

 photo 7091KevinBacon5_575_zpsaffafcc4.jpg

A ver, yo guapo, lo que se dice guapo, no lo he visto nunca, pero... El puñetero sabe sonreír. Y teniendo en cuenta que ha nacido en el 58, yo creo que le damos el pase...

Johnny Depp

 photo Johnny-Depp-2013_zpseef1bd92.jpg

 Otro de los que no los aparenta ni de coña.  No acaba de cumplir 50, no, sino 51. Y... ya véis, hecho un chaval. Y tan, tan, tan sexy, lo pongan como lo pongan... Nacido en el 53.


Doug Savant

 photo 8287628762e4ca523fcac928883d766c_zpsc57d7499.jpg

¿Qué os decía yo de Melrose Place? ¿Y de Mujeres Desesperadas?  Pues en las dos está, y no pasa un año por él. Igual que Morrisey y Purefoy, de Junio del 64. (Qué año, madredelamorhermoso, qué año)

Hugh Grant

 photo s1reutersmedianet_zps2f0c2106.jpeg

Igual es por hacer de aquel alterego de George Wickham en Bridget Jones, o por el encanto inocente de Edward en Sentido y Sensibilidad... Pero no es cosa solo de Jean Austen. Escándalos sexuales aparte, este hombre rebosa encanto y ha nacido... en el 60. 

Chris Isaak

 photo Bluesfest-2013-Thursday-Chris-Isaak_zpsbcc368a2.jpg

Ese aire melancólico, esa voz tan bonita, esas manos... hasta la nariz de boxeador. Llevo adorando a este hombre desde que era una niña, y cuando cumpla los 80 lo seguiré adorando. Nacido, ojito, en el 56. 

Isaiah Washington

 photo 1379096273_isaiah-washington-lg_zps99d7b4d3.jpg

 Por lo que se oye por ahí debe ser un gilip... de tomo y lomo. Pero yo voy a lo que voy. Está cañón. Pero mucho. Y nació en el 63. 

Anthony Head

 photo Anthony-Head-anthony-stewart-head-27306982-446-700_zps4f774142.jpg

 Voy metiéndome en terrenos farragosos. Reconozco que no es un maromazo al uso. Es más cosa de ese aire elegante de baronet, de ese toque inglés... Parece todo un caballero y lo veo superatractivo. Sobre todo teniendo en cuenta que ha nacido en el 54. Así que... tenemos otro sesentón. (¿Qué? ¿Os pensábais que mi afán de asaltar asilos tenía límite?)

Pierce Brosnan 

 photo 2010-02-12-1039PierceBrosnan_IMG_x900_zps780ab8ee.jpg

 Pues siguiendo por los mismos derroteros... Gentleman, ojos preciosos, elegancia y... Más de sesenta. (Y, como bonus, una de las cosas que más me gusta de él... ¡le van las mujeres grandes!) Nacido en el 63.

Ya van más de la mitad, y aún me quedan ases en la manga...


domingo, 22 de junio de 2014

Solo los amantes sobreviven

Por segunda vez en esta "nueva etapa" conseguí arrastrar a Amó al cine. Ya más o menos me temía que la cosa iba a ser un poco infructuosa para él, pero... yo he salido encantada. 

Hacía tiempo que no veía unos vampiros con personalidad, con presencia y carisma, con sentimientos, reales, palpables, familiares hasta el punto de sentir por ellos una empática ternura. Cansados, sorprendidos por el mundo que les rodea, amantes de la belleza, coleccionistas de retazos del pasado, lectores incansables, amantes de la música... 

Adam e Eve nos hacen sonreir, nos fascinan, contagian de una sorprendente ola de ganas de vivir. Sin apenas sangre, sin violencia, con elegancia, unos vampiros del siglo XXI con la sutileza de los clásicos.

La banda sonora es impresionante, la estética está cuidadísima, el reparto inmejorable (me he enamorado de Tom Hiddleston, ahora entiendo por qué tanto revuelo con él en la red) la atmósfera te envuelve como el humo azul de un buen cigarrillo...

Al final, ya se sabe, solo los amantes sobreviven...
 photo Solo_los_amantes_sobreviven-874000962-large_zps2a87253c.jpg

miércoles, 11 de junio de 2014

Remake, please

La industria del cine tiene estas cosas: en doce años van cinco pelis de Spiderman pero no se les ocurre hacer nuevas versiones de algunas pelis míticas que, las pobres, han envejecido mal. Y mira que ha habido remakes los últimos años, algunos de ellos despropósitos con todas las letras.
Pensando esto, un día de cháchara con Amó, empecé a buscar candidatos de pelis que querría volver a ver. Aquí van unas cuantas.

Rebecca

 photo 2080_zps5c5bc151.jpg
A ver, que sí, Que Hitchcock es mucho Hitchcock y que la peli es un peliculón bestial, fiel a la novela y perfectamente narrado. Pero no me digáis que no estaría bien una nueva versión, con actores elegantes y solventes. No sé, algo como un Clooney de Max de Winter. Más difícil sería dar con la protagonista, pero sería un reto interesante. Con buenas localizaciones, buen vestuario y una historia tan buena... ¿por qué no?

Orgullo y Prejuicio

 photo PrideandPrejudiceCH3detail_zps73f097b3.jpg

Es pura matemática. En el 95 la versión con Colin Firth. En 2005 la de Mathew Mcfaydden. Pues tendría que tocar otra en 2015, ¿no? Otra gran reto para el casting, porque... ¿quién a día de hoy tiene esa elegancia y ese carisma del señor Darcy?  Ya sé que es cosa de una Austenadicta, pero nunca habrá suficientes versiones de las obras de esta mujer. Nunca.

El señor de las Bestias

 photo 9875_zps0ba8ee57.jpg

Con lo que me gustaba de pequeña y la penita que da ahora ver los estilismos, los pelos cardados, los diálogos infantiloides... Será que no hay cachas hoy día, y niñas monas, y animales amaestrados, y buenos efectos especiales... Es que hasta era una candidata buena buena para el 3D...

La historia interminable 

 photo 3170320961_bdd3e499a5_o_zps0c86de80.jpg
Los que leímos el libro con toda la ilusión del mundo en los 80 no nos podíamos creer el bodrio que nos quisieron colar para la peli. ¡Lo único que valía para algo era la cancioncilla de la banda sonora! Si se ha hecho la pedazo adaptación de El Señor de los Anillos, ¿cómo no iba a ser posible ver una adaptación decente de este clásico, con todos los avatares de Atreyu y Bastián y con una Xayide que nos dejara impresionado?

Drácula

 photo dracula_zps6c0c4a06.jpg
Sí, sí, sé que es un personaje ya muy versionado, pero solo pido una versión buena. Fiel a la novela, por favor. Y si alguien vuelve a decirme algo de Coppola le dejo de hablar. Menuda castaña. Hoy día se podría hacer algo interesante, con buen vestuario, un reparto decente y un argumento ajustado, sin pasteladas de reencarnaciones y océanos de tiempo. En serio, por favor.

El club de los cinco

 photo CLUB_zps4391a0a0.jpg

Cogemos a cinco actores jóvenes con carisma (absteniéndonos de la cantera de Diseny y Justin Bievers y Milleys Cyrus varias) y adaptamos unos diálogos que eran cojonudos al día de hoy. Pero bien, con coco y decencia, coherentes y sin moralinas. Sería un puntazo. 

Se me ocurren otras pelis con encanto de mi infancia que a día de hoy se ven tan trasnochadas, como Mi amigo Mac, El vuelo del navegante o Nuestros maravillosos aliados... Toda esa ciencia-ficción tan naif  podría incluso mejorarse hoy día... 

Pero ya sabéis, la industria es la industria. Tenemos remakes de Desafío Total, Robocop, Psicosis o Karate Kid... 

Brrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr





viernes, 6 de junio de 2014

Los muertos

En la Senana Negra de 2011 acudí a una presentación cruzada, de Mujer abrazada a un cuervo, de Ismael Martínez Biurrún de y Los muertos, de Jorge Carrión.
Iba yo ya con la idea de que me firmaran el primero, pero después de oir la charla, a Amó y a mí nos entró una curiosidad enorme y decidimos comprar el segundo, también.
Ahora los dos ya están, leídos y firmados, en mi colección de pequeños tesoros.

 photo losmuertos_zps867752fa.jpg

Tengo que decir que Los muertos me ha impresionado mucho.Quise esperar tiempo y tiempo a leerla porque en la presentación se contaban cosas sobre los saltos del argumento y no quería acordarme mucho (según el autor - mientras firmaba con mi boli del curro, porque él no traía, cosas de la vida - eran todo pistas falsas y no había problema, pero yo no acababa de fiarme).
Lo que sí es cierto es que es un ejercicio de volteretas, que te mantiene todo el rato dándole vueltas al engranaje, clic-clac-clic-clac, a ver por dónde te va a salir.
Se te mete dentro, te hace seguir dándole vueltas, y preguntándote cosas, deseando qu h ubiera sido más largo, o tener a mano al autor para acribillarlo con esas dudas que en el fondo sabes que no deberían despejarse nunca. P
refiero no hablaros del argumento porque seguro que me iba a pasar, no es fácil atreverse a comentar nada. Mejor lo leéis.
Pero sobre todo me flipa lo actual que es, tan visual, tan de tele y de internet y de red social, tan de mi generación, de mí misma. Puede que sea lo menos atemporal que he leído en mi vida (salvo un periódico) y aún así debería convertirse en un clásico.
Y es otra de esas novelas que te hace ver que hay gente que tiene ideas brillantes, como creadas por un cerebro que tú nunca podrías tener...

La recomiendo cien por cien.

martes, 3 de junio de 2014

50 de más de 50... (II)

El mes pasado os hablaba de mi pequeña historia con los hombres mayores que yo, y os presentaba mis primeros 10 de más de 50. Aquí va otra remesa: 


Tom Cruise

 photo Tom_Cruise_zps8ff3e7dc.jpg

Menos mal que mi madre no se prodiga por aquí porque si ve esto me deshereda. Es que no lo puede ver. No sé que le habrá hecho... Yo tengo claro que como persona no iba precisamente a gustarme, pero como cincuentón de foto... Está el chaval mu resalao. Es más, solo hay que revisitar algunas pelis para ver que incluso ha ganado bastante con los años (ya no os cuento cómo me iban a mí sus canitas en Collateral, fetiche modo on) Nacido en el 62.

Grant Show

 photo GrantShowFeatured_zpsc646fb3d.jpg

¿Os acordáis de Melrose Place? Era un culebrón infumable, pero salía cada tío... Pues aquí tenéis a uno. Nacido en el 62, también.

Ralph Fiennes

 photo ralph-fiennes-546266518_zps95e20883.jpg

Va a ser que el 62 ha sido un año mágico... Porque este tipo también es de la quinta. Vale, diréis que es por mi vena friki y mi complejo de Bellatrix,  por lo del Señor Oscuro... Pero a mí ya me gustaba bastante antes de darle todo su glamour a un mago con  nariz de serpiente... No, no es guapo, pero tiene muuucho estilo. Y un puntazo.

David Gahan

 photo dm_davegahan_wide-c067bf404bfec811babbf7f12f08cd19ffd439a4-s6-c30_zpsd3634da3.jpg

Que sí, que sí, que el 62 fue un gran año. No sólo dio actorazos, también una de las voces más bonitas de la música. Hubo un tiempo en que este hombre era mi banda sonora. Y además... es que solo hay que mirarlo, ¿no?

Viggo Mortensen

 photo OB-QQ278_viggo1_EV_20111118082423_zpsd74fd04b.jpg

En este yo creo que estará de acuerdo medio planeta... Y tampoco me gusta por haber sido Aragorn, que yo a este hombre le llevo siguiendo la pista (Mi eterno secundario, lo llamaba yo), desde el 95 en Marea Roja. Y, oye, que le gustan las españolas, igual tenemos alguna oportunidad en un futuro... Nacido (atención) en el 58.

Dylan McDermott

 photo DylanMcDermott2013SummerTCATourDay6PXiuJFgvKd7l_zps157281ad.jpg

De lo poquito que saqué en claro de Ally McBeal. Y por dios, no me lo confundáis con MI Dermott Mulroney. Este ni tiene cicatriz, ni ese pelo tan bonito, ni esos dedos ni... Aún así, como le encanta enseñarlo sabemos que tiene un culo estupendo. Y atractivo no le falta. Nacido en el 61.

John Stamos

 photo John-Stamos-2013-john-stamos-34464034-426-640_zpsf3e56443.jpg

Anda que no me vi de veces a las gemelas Olsen de chiquitinas solo por cuando salía el tío Jessie... Parece que no pase un año por él, este tío está cañón... Nacido en el 63.

Lenny Kravitz


Acaba de cumplirlos. Medio siglo, y sigue siendo pura dinamita. Nacido en mayo del 64.

Denzel Washington

 photo denzel1_2453645b_zps2610eae1.jpg

Llega el momento de la verdad. No es un cincuentón, no.... Ha nacido en el 54. Vamos, que a finales de este añito ya entra... ¡en los sesenta! Y aún así... Es que este hombre tiene una sonrisa que no envejece...

Richard Burgi

 photo Richard-Burgi_zps6a235807.jpg

Termino con los diez de este mes con una perversión muy muy personal. Soy consciente, es de frente despejada y tiene cara de canalla. Pero tiene una sonrisa impresionante y está muy muy bien para haber nacido... ¡en el 58! Y qué queréis, ya os dije que había estado revisitando Mujeres Desesperadas...

Y... van 20. 20 de más de cincuenta, que, o bien no los aparentan, o bien los están llevando bastante bien...
¿Que no os creéis que pueda sacar 30 más? 

Pues... seguiremos cincuenteando.

jueves, 15 de mayo de 2014

Cromos repes

Una de las cosas que sabía yo que iba a traer lo de tener un niño es la irremediable vuelta a la infancia. (Cosa, que por cierto, uno desea como agua de mayo, eso de pedir ciertas cosas a los Reyes, por si caen, o tener una excusa para volver a los columpios, los toboganes y poder entrar -ya queda menos- en una piscina de bolas)
Lo que hemos hecho Amó y yo muy muy prontito, (antes de lo que esperábamos) es lo de coleccionar cromos. 
Una conocida cadena de supermercados regala cromos por cierta cantidad de compra, y aprovechando, Amó y yo nos hemos animado a hacer el primer álbum de Pequeño Cuervo.
La verdad es que la primera idea era ir llenando hasta donde nos diera tiempo, y ya. 
Pero luego me dio por buscar, pensando eso de... "Seguro que en internet hay webs de intercambio de cromos"

Et voilá: Cromos repes

 photo nintildeacromos_zps20641b85.jpg

 Me registré, introduje mi lista de cromos...Y ya tengo el album casi, casi lleno. De hecho, me ha dado por rescatar viejos albumes que tenía por ahí perdidos, por si con la cosa de la paciencia los consigo completar... 
Por el momento llevo siete cambios de cromos por correo, y es una experiancia enriquecedora. Tiene un algo de vuelta a mi época, lo de recibir cartas, ir a comprar sellos y enviarlas tú... Tiene su encanto. 
Aunque por otra parte me hace comerme la cabeza sobre las futuras generaciones... Ya no tienen que ir a la biblioteca para documentarse para un trabajo, tienen wikipedia. Ya no tienen que esperar a que un amigo de lejos les escriba una carta, tienen wasap. Y ya no van a tener que cambiar cromos en el cole... tienen la web. 
No sé yo... tantas facilidades... ¿no nos harán un poco más comodones, menos tolerantes a la frustración, menos ocurrentes?
En fin... ver, veremos...

jueves, 8 de mayo de 2014

Un dibujo

Es increíble la cantidad de cosas que pasan en los trenes...
Fue hace ya varios años. Me había dado por ponerme flequillo, error que suelo cometer cada ciertos años. (Digo error, no porque me quede mal, que sí me favorece, sino porque me canso al poco y tardo meses y meses en conseguir que desaparezca... Aún así, seguro que volveré a caer...).
Recuerdo que volvía hacia casa, tengo la sensación de que ya era tarde. También sé que el tren iba bastante lleno, pero el resto lo tengo difuso.
La cosa es que me senté, como siempre, en un hueco que había, a leer. (Ahora es la primera etapa de mi vida en que no llevo siempre un libro en el bolso; y es algo temporal, sólo porque en lugar de bolso llevo la bolsa de los pañales. Y aunque no tengo ocasión de leer, lo echo de menos mortalmente) No sé qué libro era, ni si me estaba gustando, pero sé que en mi visión periférica capté algo.
Por el rabillo del ojo podía ver a un chico. Estaba más o menos en frente de mí, y llevaba un bloc de dibujo. Con cara de fastidio por los traquetreos desaforados que aparecen de cuando en cuando, y por los empellones de la gente, estaba dibujando algo. De vez en cuando me miraba. Y dibujaba. Me miraba. y dibujaba... Me miraba y dibujaba.
Y yo seguía leyendo muy digna, preguntándome qué vería digno de dibujar...

 photo how-to-draw-chibi-peeta-hunger-games-step-2_zps7f723f8f.jpg

Hubo un movimiento de gente, y acabamos sentados uno junto al otro. (Creo que fue él el que se cambió de sitio, aunque quizás fui yo... Igual me pudieron las ganas de cotillear, una es débil).
En un momento fugaz pude ver su obra. Y ahí estaba yo, mis ojos mirando hacia abajo, la montura de mis gafas, mi flequillo... Sé que intentó seguir en ello, tapando el bloc para que yo no lo viera, pero se le hacía cuesta arriba y lo dejó correr.
No recuerdo cómo era. Quizás lo he visto miles de veces después y no le he reconocido. Quizás si me viera ahora mismo (ya sin flequillo, y con más paréntesis que La Princesa Prometida) él tampoco me reconocería...
Pero muchas veces me pregunto qué habría visto, por qué me había elegido a mí entre tanta gente. Qué habrá sido del dibujo... ¿Convertido en cenizas, tras ser desechado a una papelera y terminar en la basura? ¿Guardado aún sin acabar en aquel bloc? ¿Terminado y presentado para agún trabajo? ¿Convertido en alguna obra de algún tipo?
De la misma manera, me gusta pensar que no se ha perdido del todo, y que alguna vez, aunque sea cada mucho tiempo, alguien lo mira y se pregunta quién era esa chica... Siempre es bonito que alguien piense en una. 

sábado, 3 de mayo de 2014

50 de más de 50... (I)

Siempre me han gustado los hombres más mayores que yo. Siempre, siempre.
En el cole me gustaban los del instituto. En primero de BUP, los de COU. En COU, los universitarios. Y en la universidad... bueno... digamos que tuve un par de citas con treintañeros. Hubieran sido más, pero lo de salir con un hombre con hijos no lo acababa de ver claro aún...
En el último año de carrera conocí a Amó (tres añitos más que yo) y ya no seguí por el camino de las citas. Seguramente si hubiera llegado a los veintitantos soltera habrían llegado sin problema las citas con hombres de cuarenta. Supongo que me habría acostrumbrado a lo de los hijos, qué remedio.
Ahora que la treintañera soy yo, me privan los tíos de cincuenta. En serio, me privan. No todos, no por sistema, pero hay muchos maduritos interesantes pos ahí... Tantos, que os voy a presentar 50. Y ni me va a costar...

¿Que no? ¿Que no lo véis? Pérate, que os digo unos cuantos en un pis-pás...

George Clooney

 photo GEORGE-CLOONEYrsquoS-SPRING-CHARTS-300x300_zpscfe389fe.jpg

En cualquier lista de hombres atractivos, es el primero. (Y si me obligan a hacer lista solo de uno, sería el único) Desde que me quedaba hasta las tantas de la noche por verlo en Urgencias y llegaba al instituto con ojeras, llevo soñando con este caballero. No es un hombre guapo, pero no le hace falta. Es lo más sexy y encantador del mundo. Nacido en el 61. Buena cosecha, sin duda.

Jon Bon Jovi 

 photo JonBonJoviBAFTALosAngeles2013AwardsHs0hGV-QxsTl_zps1d5e4cff.jpg

Ha sido el primer hombre en hacerme gritar hasta quedar afónica. (ains, que conciertazo). Aunque musicalmente me he ido alejando un poco de su estilo, como hombre sigue pareciéndome un tipo muy interesante, hasta con el pelo corto. Nacido en el 62.

Colin Firth

 photo colin-firth-013112_zps1af4b1b8.jpg

Por todos mis allegados es bien sabido que para mí es la imágen de buena persona por excelencia. Me parece una monada, con esa carita... Que dan ganas de sentarlo al lado de tu chimenea y servirle un cuenquito de sopa... Para mí, está como un pan. Y nació en el 60.


Dermot Mulroney


Una de mis debilidades. Tiene el pelo entrecano, unas manos preciosas, la voz grave y esa cicatriz tan sexy... Son demasiados fetiches juntos para resistirse. Y además nació en Halloween. En el 63, para ser exactos.

John Corbett

 photo la-et-st-john-corbett-to-star-in-cbs-potential-001_zps70707ce8.jpeg

Otro con cara de buenazo. Además, canta country. Desde aquel papelazo que hacía en Doctor en Alaska llevo siguiéndole la pista. Como Clooney, nació en el 61.


James Denton

 photo 20130124__130125ae-jamesdenton_zpsb7aa6d64.jpg

Así por el nombre igual no os suena, pero es que es... ¡Mike Delfino! No hace tanto que por circusntancias personales estuve revisitando unas cuantas temporadas de Mujeres Desesperadas y era una gozada recrearse la vista con él. Nacido en el 63.

Matt Dillon

 photo 2-Matt_Dillon_zps73f8bf38.jpg

Cuando era adolescente y hacía de rebelde me tenía loquita. Me sigue encantando, sobre todo la boca.  Tiene los cincuenta recientes, nació en el 64. 

James Masters

 photo 100723james-marsters1_zpse565943b.jpg

 Mientras todas en Buffy miraban para Ángel (bueno, yo también tengo ojos, ¿eh?) a mí como personaje me encantaba Spike. Y mírate tú qué bien conservado está el chaval. Nacido en el 62.

Brad Pitt

 photo brad-pitt-hairstyles-2013_zps734d2e8a.jpg


Conste que no es mi tipo.Siempre he dicho que tiene cara de niña y que de guapo aburre. Pero, leches, para haber nacido en el 63 está como un queso el chaval. Eso sí, hasta que no se divorcie y de desparasite, yo ni tocarlo.


David Cantero

 photo 942_zpsd7e821d9.jpg

Venga, que ya me faltaba un español. Pues este hombre anda que no me ha alegrado telediarios. También tiene canitas y vozarrón... Nacido en el 61. ¡Menudo año!


¡Ea! Ya tenéis diez... ¡y qué diez! Diréis que todavía me faltan 40... Ya veréis qué prontito vienen.


Nota: he intentado utilizar fotos recientes, 
que ya se sabe que en la Primera Comunión estábamos todos guapos...

lunes, 28 de abril de 2014

La fórmula...

Hace ya un mes que leí esta noticia 

Si no queréis entreteneros demasiado, la idea es que Msn encargó a unos matemáticos que investigaran una fórmula para averiguar la duración de una relación. Y es esta:

L = 8 + .5Y - .2P + .9Hm + .3Mf + J - .3G - .5(Sm - Sf)2 + I + 1.5C

(donde: 
L: Duración prevista de la relación, en años.
Y: Número de años que llevan conociéndose los dos miembros de la pareja antes de iniciar una relación seria.
P: Número de parejas anteriores que suman las dos personas.
Hm: Importancia que el hombre atribuye a la honestidad en la relación.
Mf: Importancia que la mujer atribuye al dinero en la relación.
J: Importancia que ambos atribuyen al sentido del humor (en suma).
G: Importancia que ambos atribuyen a la apariencia física (en suma).
Sm y Sf: Importancia que el hombre (m) y la mujer (f) atribuyen al sexo.
I: Importancia atribuida a tener buenas relaciones con los familiares (en suma).
C: Importancia que se atribuye a tener niños (en suma).

Nota: Todas las medidas de 'importancia' se califican en una escala Likert de 1 a 5, donde 1 significa 'no es importante en absoluto' y 5 'es muy importante')


En fin, supongo que sobra decir que estas cosas me la pelan bastante. Sea como sea, resulta flipante que a los hombres les midan la importancia de la relación y a las mujeres al dinero. Ejem ejem ejem ejem.
Por no hablar de que, al parecer, no existen parejas homosexuales...

En cualquier caso, Amó y yo nos echamos unas risas aplicando la formulita de marras. Y nos dio 38,4.

Total, que en los próximos 27 años podemos vivir del cuento, pasar de todo y ni mirarnos... Tampoco vamos a llegar a terminar de pagar la hipoteca... 

¿Alguien se anima?

jueves, 24 de abril de 2014

Reflexiones tangueras, volumen III

Echo de menos el tango.
Echo de menos la música, el acordeón, las cadencias, los quiebros, los silencios. El sonido de las suelas de serraje arrastrándose por el suelo. La señal sonora para entrar a ejecutar. Los tiempos, los compases, los medio tiempos, el "dos y..." Las letras tan tristes, las voces graves y templadas. Los reproches al mundo, las historias con mal final, las pérdidas, los cambalaches, los desengaños...
Echo de menos la cercanía, el bailar sin mirarse. Porque no hace falta, porque podrías cerrar los ojos y seguir hablando con tus pies, con los giros, con los ochos, con las mordidas, con los pasos. El dejarse mecer, el abandonarte en los brazos de un extraño, a la música, al baile, al sentimiento, como se abandona una ante un buen beso. El confiar, el dejar que hablen tus piernas y conseguir entenderse, casi de forma espontánea, aunque no te lo esperabas, aunque parecía imposible.
Echo de menos  la sensación de desafío, de debate, de esa lucha que siempre queda en tregua, la provocación, las respuestas... Echo de menos las respiraciones, el acompasar tu latido al movimiento, el coger aire para soltarlo despacio, subir para bajar lantamente.

 photo VladKhodoskiSteps1_zpsfac4fdb9.jpg

Echo de menos el vivir en tu burbuja, el aislarte del mundo, el cerrarte en tu momento, el recordar un instante que hay un exterior, mirar con el rabillo del ojo y descubrir la belleza de la armonía. 
Echo de menos la postura. Caminar en demi plié, moverte como un gato (o intentarlo, y cambiar la "g" por una "p"). Los cambios de peso, la tensión del torso, los hombros alzados, la cabeza erguida, el abdominal tenso en cremallera. Echo de menos la punta de los pies recta y tensa, dibujando en el suelo volutas y más volutas.
Echo de menos el creer que no llegas, el estirar el tiempo como algo mágico, el resolver a última hora, el ligar los movimientos, el hacer fácil lo difícili y acercarte de puntillas a lo imposible.
Echo de menos el reto, el desafío, lo que siempre queda por hacer, ese horizonte que se sigue alejando cuando te acercas.
Echo de menos el salir airoso y triunfante el creer que ya lo tienes, el lograr un hito y marcharte satisfecho con tu trabajo bien hecho, para volver el día siguiente y descubrir que te queda todo por aprender y que vacilar es perderse, que nada se puede dar por hecho y que el triunfo está en perseverar y no confiarse. (Se parece tanto el tango a la vida... )

Echo de menos el tango.
Echo tanto, tanto de menos el tango, que a veces hasta duele.

lunes, 21 de abril de 2014

Semana SAN-grien-TA, 2014

Ya es una tradición familiar: en lugar de ver gore religioso, nos dedicamos a ver pelis infames de "miedo". Este año nos hemos lucido pero bien

Blácula  (Drácula Negro)

 photo Blacula-poster-art_zps1bf4f3b0.jpg

La versión negra-setentera de Drácula. La banda sonora es para no perdérsela, amén de los estilismo afro-espacial-psicodélicos. La trama es la estupidez de siempre, con vampiro enamorado y reencarnación de la chica (lo mismo Coppola se basó en ésta, casi se parece más que a la novela). Los efectos especiales son lo que más miedo da. Como comedia también es floja. Amos, un desastre total, pero con mucho encanto.

El último hombre sobre la tierra
 photo iacutendiceprice_zps78aa3bc2.jpeg

Empezamos por el principio. La primera versión de la novela de Matheson. La verdad es que Vincent Price está bastante sosainas y tristón aquí. El ritmo es regulero. Las alusiones vampíricas son más claras que en ninguna versión, mola el tipo solitario en su coche fúnebre clavando estacas. La estética, a pesar del tufillo sesentero de los peinados femeninos, me parece conseguida. Aclaro que hemos visto la versión coloreada y tampoco desdice mucho.

El último hombre... vivo (Omega Man)

 photo theomegapost5lj_zps48ddf60a.jpg

Más de lo mismo. Curiosamente envejece peor que su predecesora. Esta vez es Charlton Heston, en un futuro postapocalíptico donde ni existe, al parecer, la depilación masculina ni un dentista decente que consiga que sus piños no acojonen. La plaga no deja vampiros, sino una secta pseudo-religiosa de albinos con fotofobia. La banda sonora a raticos se parece a la de Blácula, amén de los estilismos de la compañera de reparto, pelín sobreactuada, la pobre.

Soy Leyenda

 photo soy_leyenda_zpsd92beff8.jpg

La versión más reciente. La verdad que merece la pena solo por ver a Will Smith haciendo un poco de ejercicio. Aquí los resultados de la mutación son más parecidos a los zombies de House of the Dead. De hecho, hay un tufazo increíble a muñeco de ordenador. La compañera de reparto es la mejor con creces (pastor alemán 1 - chicas 0). Me gustan las ideas de la ambientación post-apocalíptica, detalles como calles llenas de matojos o fieras fugadas del zoo. Es la más alejada de la idea orginal, pero tiene su puntillo.


... Y hasta aquí ha dado la sangre...
...Hasta el año que viene.

miércoles, 16 de abril de 2014

La prueba de Marc Anthony (7)

Para empezar, si no sabes de qué va esto pincha AQUI.
 AQUÍ está la segunda entrega, AQUÍ la tercera, la cuarta AQUI , AQUI la quinta y AQUÍ la sexta..

Hace ya mucho, mucho, mucho tiempo (¡¡dos añejos!!) que no ponía una entrada de esta, digamos... "saga". Y es que la cosa ya se me iba de las manos. Llegué a un punto que no podía ponerme a ver la tele sin una libretita al lado para ir apuntando feos, y la gente empezó a confundirse, y a decir que yo estaba enamorada de Marc Anthony...

Y no.

Yo solo digo que como compositor y cantante me parece un hombre con mucho talento (y tampoco es precisamente mi estilo musical...). Es alguien bueno en lo que hace. Y que con eso le basta. Hay gente que se supone que es guapa por profesión y para mí no lo es. Este hombre no necesita ser guapo para cantar bien y algo debe tener para haber conquistado a las pedazo hembras que lo acompañan.

Pero que quede claro, YO NO PIENSO QUE SEA GUAPO.

Sólo relativizo. Lo mío es hacer comparaciones. Por ejemplo, si comparamos...

... Pue eso. Y van 170.

Como extra os puedo decir que R prefiere a Marc a...  Ryan Gosling. (que yo sigo diciendo que no sé qué le veis, habiendo como hay otros Ryan, pero... claro no lo tengo).

Como vídeo-prueba hoy os pongo a Marc cantando con Natalia, de la Quinta Estación, para que  veáis como la muchacha se le pega y repega...(aunque con esos taconazos si lo pisa se lo carga... parece un muñequín...)


AY,AY,AY... AY,AY,AY...
PERO QUÉ GUAPO ES MARC ANTHONY

Ningún Marc Anthony ha sido maltratado durante la escritura de este post.

sábado, 12 de abril de 2014

El tío del tren

Fue hace ya bastante tiempo, en una de esas temporadas que me tocaba coger el tren para ir a trabajar.

Le vi dos veces.

La primera iba sentada cerca de una puerta, era un día bonito de sol. Entró, se sentó frente a mí, esperó dos paradas y se fue. Parecía impaciente, quizás llevara prisa o estaba preocupado.
Joven, en torno a los 30. Traje gris, buena combinación de camisa y corbata. Sin maletín. Zapatos limpios y lustrados. Uñas impolutas, corte de pelo correcto, buen afeitado, todo muy mirado y cuidado. No recuerdo su perfume, si lo llegué a percibir, pero tenía que oler muy bien. Toda su imagen era muy limpia.
Pelo castaño, ojos color miel. Tez sin bronceado excesivo, suave. Rasgos angulosos, sin estridencias. Nariz recta, mentón suave. Buena sonrisa. Tenía ese tipo de mirada que parece irreal, como si llevara un equipo con focos a su alrededor dándole siempre la mejor luz, para que sus ojos tuvieran reflejos increíbles, como propios, como desde dentro.
No sé si lo estaré transmitiendo bien: era condenadamente guapo. De esto que te fijas. "Uy que tío más guapo". Y ya. Se baja del tren y tú sigues hacia tu destino, a tu trabajo, a tu vida.
Te quedas con la sensación de que hay hombres guapos y bien vestidos en la vida real, no solo en la tele. Que viven su vida, que curran, que cogen el tren. Que son gente normal.
Y ahí acaba todo.

 photo 444712589_zpse322d808.png

Ojalá.

Pero no.

Lo vi una segunda vez.

Yo iba sentada de espaldas a la marcha. Le vi entrar y colocarse detrás de mi. Otro traje, esta vez más oscuro. De nuevo esa imagen impoluta y esa mirada iridiscente. 
Esta vez no iba solo. Iba con una chica, charlando. Ella también iba bien vestida. Era una chica normalita. Le miraba desde abajo y pestañeaba un poco en exceso, como cualquier mujer heterosexual sin demasiadas dioptrías mira a un chico así. Él le hablaba desde el Olimpo sin coquetear, pero con la pretensión de saber que te están pestañeando un poquito de más. Deduje, no sé si por la conversación o qué, que era una compañera de trabajo.
Le oi hablar todo el trayecto, que de nuevo fueron solo un par de paradas. Se me hizo eterno.
Tenía una voz atiplada, no es que fuera fea, pero no era grave. Tampoco lo hubiera esperado, no le iba con la cara. Pero no era ése el problema. Tenía ese tono un poco afectado, con las consonantes altas en el paladar y las vocales alargadas y nasales... Lo que es el acento pijo, de toda la vida. O sea. (y de hecho, sí, decía "o sea"). 
Contaba su fin de semana, que había conocido a una chica guapísima, que se la había presentado una amiga común, que otra amiga de ellas más fea le había dado conversación y que él solo miraba a la guapa. Que luego la amiga común le había dicho que su amiga guapa también lo miraba a él, que le había parecido que estaba muy bien, que iban a quedar, que a la otra fea también le había caído en gracia, pero qué horror...

Y ahí me quedé yo, qué horror. Otro guapo tonto más pa la colección. Fachada y solo fachada. Guapo por obligación, porque tiene que tener alguna cualidad, por selección natural, porque si no, se extinguiría...  Pa que luego digan de las rubias...

jueves, 10 de abril de 2014

Las Sombras de Longbourn

Ahora que tengo poquito tiempo para leer, es un lujo poder dedicarle mis ratos a novelas como esta.
Otra vuelta más a Orgullo y Prejuicio. La historia de los criados mientras transcurre la novela.
No so engañéis, no es una versión nueva de la historia vista desde otros ojos, es una historia paralela.
Es la historia de los sirvientes, de otro tipo de personas que vivían en la misma época y en la misma casa, pero en un mundo muy diferente.

 photo las-sombras-de-longbourn_zps7feb89d1.jpg

Sabemos en todo momento en qué capítulo de la novela original estamos, pero no siempre nos enteramos de lo que está pasando. Y a veces ni nos tiene por qué importar.
Se nota lo mimado que está el detalle, se ve mucha investigación de cómo era la vida en esa época. Pero también a veces se ve demasiado que está escrito desde otro momento, visto desde nuestro tiempo. Así, a veces la crítica es un poco obvia, y algunas situaciones poco creíbles.
A mí el pasaje del pasado de James se me hace un poco pesadito y largo de más pero...
Es que me da igual. A pesar de los fallos que encuentro, un poco más de Lizzy, Darcy y Whickam siempre es bueno, siempre se agradece. Incluso ofrece alguna perspectiva nueva, pequeños detalles de la vida de casada de la señora Darcy, o triquiñuelas del malvado oficial.
Una lectura bonita, amable, que deja buen sabor de boca. Os la recomiendo.


lunes, 7 de abril de 2014

30 tv - Día 30 - Muerte más triste.

Igual me cogió mal momento, porque había perdido recientemente a dos seres queridos. Igual fueron las formas, o lo bonito que lo contaron en aquel capítulo... Solo sé que recuerdo con gran tristeza la muerte de

Mark Green 

 photo Mark_Greene_zpsc9d21ff4.jpg


De Urgencias, por si hay algún despistao...

.......

... Y ya está, reto superado. He seguido algunas normas que me he autoimpuesto, las de usar solo series, no dibujos animados ni programas, y la de no repetirme. Seguramente sin esos requisitos el resultado habría sido bastante diferente... 

La cosa es que me ha servido para escurrirme un poco el coco, recordar buenos momentos delante de la caja tonta y comentarlo con gente...

Además, he conseguido organizarme para ir escribiendo y programando cada entrada sin mayor problema (bueno, han sido muy cortitas, pero poco a poco) 

Os animo a hacer vuestro propio 30 tv y si os animáis, porfi, enlazad. ¡Me encantará leeros!