jueves, 15 de mayo de 2014

Cromos repes

Una de las cosas que sabía yo que iba a traer lo de tener un niño es la irremediable vuelta a la infancia. (Cosa, que por cierto, uno desea como agua de mayo, eso de pedir ciertas cosas a los Reyes, por si caen, o tener una excusa para volver a los columpios, los toboganes y poder entrar -ya queda menos- en una piscina de bolas)
Lo que hemos hecho Amó y yo muy muy prontito, (antes de lo que esperábamos) es lo de coleccionar cromos. 
Una conocida cadena de supermercados regala cromos por cierta cantidad de compra, y aprovechando, Amó y yo nos hemos animado a hacer el primer álbum de Pequeño Cuervo.
La verdad es que la primera idea era ir llenando hasta donde nos diera tiempo, y ya. 
Pero luego me dio por buscar, pensando eso de... "Seguro que en internet hay webs de intercambio de cromos"

Et voilá: Cromos repes

 photo nintildeacromos_zps20641b85.jpg

 Me registré, introduje mi lista de cromos...Y ya tengo el album casi, casi lleno. De hecho, me ha dado por rescatar viejos albumes que tenía por ahí perdidos, por si con la cosa de la paciencia los consigo completar... 
Por el momento llevo siete cambios de cromos por correo, y es una experiancia enriquecedora. Tiene un algo de vuelta a mi época, lo de recibir cartas, ir a comprar sellos y enviarlas tú... Tiene su encanto. 
Aunque por otra parte me hace comerme la cabeza sobre las futuras generaciones... Ya no tienen que ir a la biblioteca para documentarse para un trabajo, tienen wikipedia. Ya no tienen que esperar a que un amigo de lejos les escriba una carta, tienen wasap. Y ya no van a tener que cambiar cromos en el cole... tienen la web. 
No sé yo... tantas facilidades... ¿no nos harán un poco más comodones, menos tolerantes a la frustración, menos ocurrentes?
En fin... ver, veremos...

COMENTA, HABLA, DI ALGO, PONME VERDE