lunes, 11 de enero de 2016

Respira

Tal vez sea hora de que pongas en práctica lo que llevabas tanto tiempo predicando (Eso está muy bien, P, pero ¿y si lo hacemos de una manera más constructiva?
Así que decídete. Sal. Son solo unos pasos. 
No le hagas caso a la tormenta, aún está lejos. Deja que la oscuridad se vaya cercando, evita los círculos de luz. Solo ve siguiendo al silencio, hasta que se espese. 
Olvídate del viento, los mechones azotando como látigos, el silbido en los oídos, el crepitar de las ropas.  No dejes que te distraiga el frío que se desliza por tus mejillas, déjalo que baile contigo. Te hace más consciente, eso nunca es malo.
Coge toda esa mierda que te hace daño y deshazte de ella, de un tirón, sin dudarlo, en la primera papelera. Siéntete más libre por un instante (Everything that kills me makes me feel alive). 
Y ahora, párate. Es sólo un momento. 

 photo 20121005-152533_zps4fh08flb.jpg

Y... respira. Sabes cómo hacerlo, aunque a veces lo lleves rezagado. 
Respira. Coge todo ese aire, aunque al principio parezca que tanto oxígeno te marea. Que no te engañe, es una broma pasajera. 
Respira. Bien. Respetando los pausas y los tiempos. Buscando el ritmo y el lugar. 
Respira. Pensando y contando, dedicándole energía, con conciencia. 
Respira. Juega con el aire frío, aunque acuchille los pulmones.  Eso, eso también es bueno.
Respira. Respira de verdad. Una y otra vez, hasta que deje de doler, hasta que tenga pulso propio el oleaje. 
Respira. Sigue repirando, mientras vuelves de camino a tu vida. 
Rspira. Si lo has hecho bien, con un poco de suerte, quizás vuelvas a reconocerte cuando te veas en un espejo.

2 VALIENTES:

Dr. Emmett Brown dijo...

Respirar.... Tan obvio parece, tan automático se hace. Cuando algo funciona y cumple su cometido, no se aprecia, pasa desapercibido. Hasta que deja de funcionar no nos damos cuenta que siempre está ahi.

Pero no es solo la respiración, sabemos. Se trata de ti, se trata de tener tu tiempo. Hay amigos que son celosos de su tiempo. El tiempo propio, es propio, y que aunque oído de primera mano podríamos tacharlos de egoístas, cuando te falta el tiempo, tu tiempo, se nota. Se nota en el humor, se nota en la paciencia, se nota en la bruma de malestar que te rodea.

Solo hace falta 5 minutos, 10 minutos. ¿Qué son 30 minutos en 1440 si fuera todo el día, y en 720? Tómate un 5% del tiempo para estar bien, el otro 95%.

Áncora dijo...

Ahí, ahí, Doc!
Le has dao!
Aplicando el Principio de Pareto como un pofesioná!!!

Diría Jorge Bucay que... "hay que afilar el hacha".